fbpx
  • Jueves, 20 de Enero 2022
  • 24.9 C
    Guatemala
  • Secciones
×
Conecta con La Hora
Inicio Marco Tulio Trejo

Marco Tulio Trejo

Marco TrejoLa peor vacuna es la que no se tiene y cualquiera de las seis vacunas que hay en el mercado no son la cura, pero si apoyan a los países para que no colapsen los sistemas de salud, tenemos que pasar la bola, para que la mayoría de personas sepan que tenemos que vacunarnos, es una decisión muy personal y mucha gente ha recibido información errónea que le hace pensar dos veces ir a los puestos de vacunación.Cómo en todas las sociedades hay muchas personas a favor y otro montón en contra, pero lo que tenemos que hacer es analizar qué es lo que pasa en el mundo y tomar una decisión. Para empezar hay más de 188 millones de personas que se han infectado en todo el mundo, de las cuales 4 millones 200 mil han fallecido, según datos actualizados de la Organización Mundial de la Salud (OMS).En Guatemala, a pesar de que tenemos muchos subregistros, hay oficialmente más de 325 mil casos positivos, 285 mil recuperados y han fallecido 9 mil 798 guatemaltecos, datos recabados en la página oficial del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS).Entonces estos son los datos registrados a nivel global, pero si pensamos en los casos que no son reportados, que por cierto conozco muchos, las cifras pueden duplicarse y se de muchas familias enteras que han logrado salir del contagio, quienes ahora dicen que son sobrevivientes de una enfermedad que aún no se conoce a ciencia cierta.En los pasados 15 días que se han vivido situaciones muy difíciles en la red hospitalaria, nacional y privada, con la escalada de contagios que han llegado a más de 3 mil diariamente y aun así muchas personas no toman conciencia de que la manera más efectiva de detener la propagación del covid-19 es el uso de la mascarilla, la desinfección de manos y el distanciamiento físico. Es increíble ver todavía como personas caminan, por las aceras, con el tapabocas de gargantilla y otros a menos de un metro de distancia mientras hacen fila para ingresar al supermercado, al mercado o haciendo alguna diligencia personal.En la mayoría de países alrededor del mundo, las sociedades han tomado medidas de contingencia para protegerse y proteger a sus familias, especialmente a los adultos mayores y los enfermos crónicos. Es muy lamentable que se comparta información que no es la correcta en las redes sociales, pero más aún lo es la desinformación y sobre todo la información oficial que ha provocado una crisis de salud pública y ha generado otro tipo de propagación como la paranoia, el miedo y el estigma que deja como resultado personas desconfiadas por todos lados, especialmente cuando tienen un gobierno desacreditado que no ha encontrado la fórmula mediática de contrarrestar los ataques, que han sufrido, de grupos interesados en crear zozobra y que no se dan cuenta que no afectan a un gobernante, sino que a toda una nación.La desinformación también ha causado un brote epidémico, pero de personas preocupadas, temerosas, desoladas y nerviosas. Por lo que es el momento para que todos unamos esfuerzos para crear conciencia, ser solidarios y ser amables con los demás, para sacar adelante una gran nación que necesita de la participación de todos.Nos urge reactivar la economía, levantar el turismo, reabrir nuestros comercios, restaurantes, negocios y que nuestros hijos regresen a las aulas, tenemos que reconstruir los procesos de vacunación de otras enfermedades que nos aquejan, para que continúen esos procesos que hacen sociedades más sanas y desarrolladas.Por eso es que tenemos que presionar, en este momento, al Ministerio de Salud Pública (MSPAS), para que realicen jornadas masivas de vacunación, especialmente en los departamentos donde la personas están necesitadas de la cobertura estatal y que por años, han estado olvidadas, por los intereses mezquinos de politiqueros, quienes solamente han llegado a puestos públicos a llenarse los bolsillos, para convertirse en los nuevos ricos de este país.

¡Pasemos la bola, es necesario que nos vacunemos!

Marco TrejoUn desgaste mediático innecesario ha sufrido estos 17 meses el gobierno de Alejandro Giammattei, el cual no ha sido visto, ni por el mandatario, mucho menos por sus asesores, incluso se ha ganado el rechazo de la comunidad internacional, que lo ve como el segundo presidente, peor prospectado en Latinoamérica, según una encuesta realizada por la empresa CID-Gallup en mayo de 2021.Esta mala imagen no solamente le afecta al Presidente de la República, le afecta a toda una nación que necesita tener un gobierno mejor prospectado, un gobierno que ofrezca una mejor perspectiva de vida, aplicándole una vacuna que puede evitar que muera de una “GRIPONA”, pero que al final de cuentas si ha matado a más de 9 mil personas que se han infectado de Covid-19.El famoso contrato por la compra de las vacunas rusas Sputnik V le ha creado, tantos anticuerpos, a don Alejandro Giammattei, que un 90 por ciento de la población, no cree nada de lo que dice el mandatario, quien ha perdido casi totalmente la credibilidad que tuvo al inicio de su mandato. Sólo un “milagro” le puede salvar como gato panza arriba, para no ser catalogado como un político hijo de p… tal como él no quería ser visto y lo anunciaba a los cuatro vientos durante la campaña electoral.No tengo la menor idea del porqué esperaron tanto para dar información fidedigna sobre la compra de las vacunas, para que al final de cuentas se diera a conocer el famoso documento, pero mientras tanto crecieron los rumores y las famosas frases: ¿Dónde está el dinero?, ¿Dónde están las vacunas?, las cuales se han convertido en las palabras preferidas de la población, que pone en entredicho la reputación de este gobierno, pero especialmente la del desgastado gobernante.El Gobierno se hubiera ahorrado tanta crítica hacia su gestión, tantos insultos y sobre todo tanto desgaste público, que lo deja desarmado, ante una oposición, que utilizará esta “cantaleta” para minarlo en lo que resta de gobierno, no pararán estas críticas para su administración, la cual tuvo la oportunidad de mejorar la calidad de vida de una sociedad que necesita sobrellevar problemas de salud, desnutrición crónica, falta de empleo, alfabetismo, entre otros males, pero que ni por asomo se ve que vayan a tener, en dos años y medio, una solución.Pero lo que nadie menciona, ni siquiera la sociedad civil, es que lo que más necesitamos, en este momento, es cambiar las reglas del juego de cara a las próximas Elecciones Generales, para cambiar varias leyes como: Ley de Compras y Contrataciones del Estado, Ley de Partidos Políticos y la Ley de Servicio Civil, entre otras. Estos cambios nos permitiría tener, un mejor Estado para gobernar, y no como está en este momento que, cada cuatro años, lo único que surgen son los nuevos ricos, porque no tenemos tecnócratas para gobernar.Y si a todo esto le sumamos que existe una división social, que ve micos aparejados bajo la perspectiva de la izquierda o la derecha o una la lucha de politiqueros, que solo persiguen intereses personales y no colectivos, estamos en la calle de la amargura, porque nada cambia y los índices de desarrollo social siguen siendo nefastos, por la falta de inversión estatal, que solamente ve la forma de sustraer dinero para los bolsillos de los funcionarios públicos, familias y amigos, sin ponerse a pensar que están dejando, un país sin oportunidades, cuyos habitantes únicamente ven en la inmigración ilegal, como la única solución de sus problemas, porque en este país no existe la posibilidad de tener una vida digna.Esto es lo que se debe cambiar, se deben combatir los flagelos sociales y atender las necesidades de los guatemaltecos, muchas familias no tienen ni para comer y otras tienen que migrar a la ciudad, para encontrar el sustento diario para sus familias, provocando en la urbe otro tipo de problemas como el hacinamiento, congestionamiento vehicular y delincuencia común.En Guatemala los Ministros de Estado valoran lo que no tiene valor, incluso hay unos que prefieren invertir los impuestos, en la celebración de los 200 Años de Independencia, cuando las necesidades sociales son otras, dinero que podría ser aportado para apoyar, una reactivación económica que tanto necesitamos, porque cada día podemos ver como más personas se apostan en los semáforos a pedir dinero y lo peor de todo es ver decenas de niños haciendo lo mismo.El Gobierno tiene la obligación de priorizar los recursos con los que cuenta y no podemos seguir viendo la arrogancia de los gobernantes, quienes se han cegado por la adulación de sus colaboradores y amigos que les dicen y les hacen creer que todo está bien, porque lo que únicamente les interesa, es mantener un sistema fallido donde, en un país de ciegos, el tuerto es el rey.

¡Este gobierno se ha desgastado innecesariamente!

Marco TrejoA pesar de que mensualmente ocurren más de 14 accidentes de tránsito por la utilización de barras de luces led y neblineras, el Congreso de la República mantiene engavetada, desde 2016, una iniciativa de Ley que modifique el Reglamento de Tránsito para que sea prohibido el uso de este tipo de iluminación en las diferentes carreteras.La barra de luces led y neblineras afectan la visibilidad de los conductores que viajan en vía contraria o bien en la misma dirección, ya que los pilotos han colocado estas luces como les viene en gana, por lo que en la ciudad capital se extienden más de 25 multas mensualmente por esta causa, especialmente a buses extraurbanos y vehículos pesados.El Reglamento de Tránsito no contempla la prohibición de este tipo de accesorios que son colocadas en la parte frontal y en la parte trasera de los vehículos, para afectar la visión de los demás conductores, cuando deberían ser utilizadas para mejorar la circulación en lugares donde el clima afecta la visibilidad.Esto demuestra la falta de educación que muestran los “choferes” que deberían de ser ejemplo en este sentido, porque para manejar una camioneta o un tráiler se necesita la portación de licencias tipo A o sea para profesionales del volante, lo cual no se refleja en las carreteras porque son los más irrespetuosos en muchos sentidos y las diferentes PMT se encuentran atadas de manos, por no tener una ley que evite el uso de estas luces que se han vuelto un peligro latente.En el 2016, en el Congreso de la República, específicamente la Comisión de Gobernación presentó una iniciativa de ley que ordenaba a la Policía Nacional Civil (PNC) o Policía Municipal de Tránsito (PMT), velar por retirar las barras de luces led y neblineras de los vehículo y multar con Q2 mil a los conductores que hacen mal uso de las mencionadas herramientas luminosas y obligarlos a retirar estos accesorios, en caso contrario decomisar el vehículo.Pero lamentablemente la iniciativa quedó engavetada en el parlamento guatemalteco, porque no genera interés entre los congresistas, para poner orden vial y que podrían evitar pérdidas materiales y humanas en las distintas carreteras del país. Por eso se hace necesario que se siga con la aprobación de esta iniciativa que puede permitir la intervención de las diferentes policías de tránsito que velan por la seguridad en las vías de circulación vehicular. Además, se hace necesario que se obligue a los pilotos a revisar las luces traseras y pidevías, porque podemos ver que un 80 por ciento del transporte pesado y de pasajeros viaja sin estos accesorios encendidos, lo cual también pone en peligro la vida de cientos de personas que circulan en las diferentes carreteras.Es totalmente contradictorio que las diferentes cámaras y asociaciones, que aglutinan al transporte pesado y de pasajeros, no pongan atención en este tipo de situaciones, porque sus agremiados son responsables de respetar la Ley de Tránsito, lo cual no sucede en este momento y demuestra la falta de sensibilidad por la integridad física de los guatemaltecos.No es posible que se preocupen por iluminar los vehículos con barras de luces y neblineras, cuando se pone en peligro a los demás por la falta de responsabilidad de revisar todos los accesorios luminosos que deben estar en buen estado. Las entidades empresariales tienen la obligación moral y legal de velar por el buen funcionamiento de los automotores que pertenecen a sus gremios y dejan mucho que desear en este aspecto.

Se debe legislar para evitar accidentes por uso de luces led

Marco TrejoEl reciente caso que fue dado a conocer a la opinión pública por parte del matutino elPeriódico de Guatemala, donde se exponen las artimañas (acción hábil, disimulada y generalmente malintencionada, para conseguir algo), que supuestamente utilizaron dos magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), para lograr llenar los requisitos que le permitieron postularse, a tan dignos cargos, nos demuestra la “pobredumbre” que han caído nuestros funcionarios.Es muy indignante ver que, dos altos funcionarios públicos, tengan que presentar certificados falsos de su acto de graduación para optar a los cargos que actualmente ostentan y que de ribete salgan desmintiendo, dichas aseveraciones, que días después el rector de la Universidad Da Vinci corrobora en favor de la nota periodística.Ahora cabe hacerse unas preguntas: ¿Qué no harán o estarán dispuestos hacer estos dos magistrados en el Tribunal Supremo Electoral? ¿Será que estas dos personas son de fiar en el ejercicio de cargos?... creo que se ha abierto una duda y han perdido toda la reputación, que pudieron haber tenido algún día, con este hecho que los deja al descubierto y que ahora tienen que solventar ante las instancias jurídicas respectivas.El magistrado presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Ranulfo Rafael Rojas Cetina, así como el magistrado suplente Marco Antonio Cornejo Marroquín, tienen que demostrar que las afirmaciones, de las altas autoridades de la Universidad Da Vinci, son falsas y que no tienen sustento legal, lo cual los ha dejado muy mal parados ante la sociedad guatemalteca.Lo lamentable de este hecho es que su trabajo y posición en el TSE es de vital importancia, para que se tenga credibilidad, en un ente que es el encargado de velar por la transparencia de las próximas elecciones generales, pero con este tipo de señalamientos no tenemos la certeza de que eso sea así, por lo que se hace necesario que diluciden su situación jurídica.Por medio de un comunicado en la red social tuiter el Consejo Directivo de la mencionada casa de estudios, informa que desde el pasado 10 de junio, se constituyeron como agraviados en el expediente que ha iniciado el Ministerio Público (MP), donde, los dos magistrados del TSE, tendrán que analizar qué tipo de acciones van emprender en este caso. La Universidad Da Vinci han solicitado que el expediente sea trasladado a la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), al considerar que es la unidad más apropiada para la pesquisa de este caso y aseguran que “la emisión de estos certificados no estaba entre las facultades legales de quien las habría firmado, y que tampoco corresponden a la fecha que aparece en la documentación (los entonces alumnos a los que los certificados se refiere aún no se encontraban titulados por esta casa de estudios), ni constan en los expedientes de la Universidad”, resalta el comunicado emitido. El pasado 2 de junio, Rojas Cetina, aseguró que si cursó su doctorado y que existen registros en la Universidad Da Vinci, pero no se esperaba que ahora sus autoridades se hayan constituido como agraviados. En su presentación pública el ahora Presidente del Tribunal Supremo Electoral ha afirmado: “Sí cursé ese doctorado -en Derecho Constitucional- en la Universidad Da Vinci, existen allí los registros académicos; yo me he preparado para poder tener los conocimientos suficientes y poder prestar un servicio a la institución pública de una manera técnica y profesional y de esa cuenta dice que se ha preparado en el ámbito constitucional”. Ahora lo que nos queda esperar es que la FECI haga su trabajo pesquisidor y determine qué responsabilidad jurídica tienen, estos dos magistrados, en este hecho, que involucra a una entidad como el Tribunal Supremo Electoral y se espera que no existan dudas del trabajo y de la honorabilidad que realizan sus funcionarios.

¿Hasta dónde han caído nuestros funcionarios?

Marco TrejoEsta semana circuló en redes sociales un video de un policía municipal de la Municipalidad de Carchá, Alta Verapaz, que lo conocen como “El Pollo”, quien de una manera, poco humana, le aplastó la cabeza a un cachorro de perro y se autodefinía como un pinche asesino, quien está matando a un animal. Pero Alfredo Caal, ex empleado municipal porque fue despedido por su brutalidad, no solamente mostró indiferencia por la vida, de un pequeño perro indefenso, sino que tal acción la realizó frente a dos niños, pienso que pueden ser sus hijos, ya que se escuchaba la voz de dos pequeños que gritaban felices, por la escena, que les mostraba su señor padre.Pude leer la indignación de muchas personas que lo trataban de lo peor, algo que sin lugar a dudas se merece, porque el ejemplo que ha dado deja mucho que desear como persona, porque mostró la indiferencia que se puede tener por el respeto de la vida de un ser. Caal ahora tendrá que solventar, su situación legal, porque incurrió en delitos por maltrato animal y debe de ser acusado por el Ministerio Público por actos impropios frente a menores de edad.Este hecho nos muestra la decadencia humana que tenemos como sociedad y para evitar eso, es que está vigente, el Decreto 05-2017 del Congreso de la República, Ley de Protección y Bienestar Animal, que estipula multas y sanciones penales contra las personas que maltraten a los animales.Pero es muy importante que se haga cumplir esta ley, que ha sido promulgada para proteger de maltrato a los animales, el cual no es solo que sea agredido, sino que también evitar que sea abandonado, en la calle a su destino, cuando son seres vivos que no pueden generar su alimento.Para esto la mencionada ley, estipula que el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), es la entidad directamente responsable de la creación de la Unidad de Bienestar Animal, para la eficacia del cumplimiento de lo que la Ley de Protección y Bienestar Animal establece. Pero como es de esperarse con nuestros políticos, el Ministro, encargado de la cartera, no le da el apoyo necesario a esta dependencia, la cual trabaja con lo mínimo, lo cual no es suficiente para velar por la protección animal.El decreto mencionado estipula las clases de infracciones que se encuentran contempladas, las cuales se clasifican en graves, muy graves y gravísimas. Entre las infracciones graves está permitir que el animal de compañía deambule solo por las calles, lo cual le corresponde a los Alcaldes velar por ese cumplimiento y en la realidad eso no se da y vemos en los diferentes municipios que en sus calles y avenidas caminan perros solos y en muchos casos con signos de desnutrición avanzada.En estos casos la Unidad de Bienestar Animal debe conminar a los jefes edilicios a cumplir con lo que tienen estipulado y no permitir que se hagan de la vista gorda, como decimos en buen chapín, ante la situación que viven los animales y debería de castigar a los dueños que los dejan tirados en las calles, lo cual es un mandato que la ley estipula.Pero creo que muchos de los señores alcaldes, no han visto la magnitud del problema que tienen en sus localidades y tampoco están sensibilizados para, ejercer esa protección, porque tienen la responsabilidad de velar por la protección animal y evitar que sigan siendo vistos como basura. Es necesario que las corporaciones municipales empiecen hacer conciencia de este problema y que dejemos de ver decenas de perros callejeros, que únicamente demuestra que hasta en eso estamos atrasados como sociedad civilizada.

¡ Basta de permitir la brutalidad animal !

Marco TrejoEn este hermoso y bello país ser periodista, se ha convertido en ser señalado de “delincuente”, pero no por ser mañosos o mafiosos, sino que por sacarle los trapos al sol, a los que se aprovechan, de sus puestos públicos para convertirse en los nuevos ricos de esta sociedad.A nuestros gobernantes no les gusta que se les digan las verdades de frente en los medios de comunicación, les gusta que los adulen y que se fije la mirada para el otro lado donde se cocinan los grandes negocios y los grandes saqueos del erario nacional. Esto no lo digo yo, estamos en puestos alarmantes en el ranking de más corrupción en América Latina.Lo preocupante es que ahora se utilice a los administradores de justicia para que inventen, fabriquen e implanten evidencia falsa para acallar a la prensa, pero eso no va suceder, los periodistas estamos de pie y estamos convencidos de que la verdad debe prevalecer en este país, estamos dispuestos a cualquier tipo de consecuencia porque nuestra labor es revelar los inmundicias de los que están en el poder.El miércoles 9 de junio se revivieron épocas oscuras donde las “autoridades” inventaban delitos y perseguían a quienes les decían sus verdades con nombre y apellido propio, eso no les gusta a los que andan en malos pasos. Hoy en pleno Siglo XXI se vuelven a revivir esos tiempos de represión, de autoritarismo y que muchas ocasiones se ha dicho: ¡Nunca Más!El juez de primera instancia penal, Geisler Smaille Pérez Domínguez firmó una orden de allanamiento, sin una investigación seria y sustento legal, no firmó la carta de Santa Claus, firmó un documento para atemorizar una familia que no tiene nada que ver con el crimen organizado.Ahora es evidente que este juez, quien es señalado por la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), en el expediente de investigación del caso de Comisiones Paralelas, se congratuló, con algún sector interesado, en provocar temor para acallar a la prensa. Es bien importante señalar que si el juez Pérez Domínguez se atrevió avalar esta aberración legal, de que no será capaz de hacer por mantener el cargo que ostenta y que debería llevar con dignidad y orgullo.Este juez rubrico una orden judicial, sin fundamento legal, contra el editor de elPeriódico de Guatemala, Juan José Corado, quien su único delito es ser periodista, pero que su acoso lleva un mensaje subliminal contra toda la prensa en general.Corado al comunicarme, vía telefónica, para solidarizarme con él me comentó, que la fiscal que dirigía el operativo, le había asegurado que todos sus bienes estaban en orden y que no encontraron ningún ilícito en su residencia, por lo que decidieron retirarse y únicamente le dejaron un papel que únicamente contenía datos sobre el procedimiento realizado.Pero lo más interesante de este hecho, es que antes de que llegara hacer el cateo, Corado ya había sido alertado del hecho y no era ajeno al mismo, lo cual demuestra que no tenía nada que esconder y se quedó a esperar el contingente que llego a su residencia.Posteriormente, el periodista se enteró en los medios de comunicación que la diligencia había sido porque, investigan una banda de robacarros internacional, lo cual es totalmente irrisorio, porque no tenían un fundamento legal, que lo involucre en este tipo de hechos que son evidentes, cuando alguien se dedica a este tipo de actividades ilícitas.Vamos a ver qué pasa y que medidas tomará la fiscal General, Consuelo Porras, quien siempre ha asegurado que todas sus acciones son basadas en ley y que es muy respetuosa de las mismas, por lo que tendremos que esperar, si esta “vigilante” o hace lo que le corresponde, en este caso iniciar acciones legales y administrativas contra los responsables de haber llevado a cabo este allanamiento que no tiene evidencias para haberlo ejecutado.No podemos permitir que este tipo de casos sigan sucediendo, todos estamos a expensas de que nos pueda suceder un caso similar, ser acusados de hechos infundados e inventados, lo cual pone en riesgo la justicia en Guatemala, porque no tenemos la certeza de que nuestros administradores de justicia estén al servicio de la verdad.

¡Soy Periodista, no soy delincuente!

Marco TrejoEl principal enemigo de los gobiernos, es la falta de credibilidad que tiene ante su sociedad, nadie cree en lo que dicen, hacen y/o planifican, la gente se vuelve en contra de todo el quehacer público, debido a la mala reputación de los gobernantes. Y Guatemala tiene mucho de esto y de estos.A los políticos no les importa deteriorar con sus acciones la imagen institucional del Estado, todos los días vemos denuncias ciudadanas que socavan la credibilidad de las entidades de la cosa pública. Esto lo que ha provocado es que nadie respete al Presidente de la República, muchos menos a los diputados y magistrados del Organismo Judicial y para comprobarla solo basta leer las redes sociales.Esta situación se acrecenta cada cuatro años, porque cada gobierno pone su grano de arena y le tira tierra a Guatemala, por camionadas, lo cual nos mantiene en una crisis que se vuelve insostenible y que puede parar en desórdenes sociales, como las que se viven en Colombia, Venezuela, Puerto Rico, Brasil y Nicaragua, donde la gente ha salido a las calles a manifestar contra el gobernante de turno.Guatemala tuvo la oportunidad de cambiar esa historia en 2015, pero no se tuvo los arrestos, para lograr cambios en el sistema político-social y se quedó en el limbo la gesta que permitió la salida del poder del Partido Patriota. Lo que necesitamos como primera acción es cambiar tres leyes: la Ley de Partidos Políticos, la Ley de Servicio Civil y la Ley de Compras y Contrataciones, pero no como se hizo, opacamente, muy recientemente.Mientras esto no suceda, la sociedad civil va a seguir rasgándose las vestiduras en las calles, vamos a seguir viendo una y otra vez la misma historia y vamos a seguir viendo los mismos personajes en puestos claves de poder. Pero todo esto podría tener una causa, la cual fue analizada por unos psicólogos estadounidenses que revelaron un estudio muy interesante y que se aplica a cualquier sociedad, donde tenemos funcionarios que creen saber todo, pero que al final no saben nada.En 1999, antes de que terminará esa década, en Nueva York fue estudiado un fenómeno que se desarrolla en las sociedades (políticos, peritos, economistas, líderes comunitarios, funcionarios públicos, periodistas, etcétera), por Justin Krugger y David Dunning, psicólogos de la Universidad de Cornell, Estados Unidos, quienes publicaron un trabajo que se llama: “The Journal of Personality and Social Psychology (La revista de la personalidad y psicología social).Este estudio fue dirigido a conocer lo que provoca la relación del poder con el ego (la estupidez y la vanidad) y el resultado se conoció cómo el efecto Dunning-Kruger: “en el cual las personas con escaso nivel intelectual y cultural tienden sistemáticamente a pensar que saben más de lo que saben y a considerarse más inteligentes de lo que realmente son”.Antes de que estos estudiosos lo evidenciaran científicamente, el científico Charles Darwin (1809-1882) ya había promulgado: “La ignorancia engendra más confianza que el conocimiento, y los que tenemos la manía de reflexionar, que es lo mismo que mirarse al espejo, ya sospechábamos que la mayoría tendemos a valorarnos a nosotros mismos por encima de la media, cosa que, lógicamente, es estadísticamente imposible”.Pero lo que realmente hicieron estos dos psicólogos fue demostrar lo que había dicho Darwin, por lo que midieron las habilidades intelectuales y sociales de un grupo de personas que tuvieron que autoevaluarse. Los resultados fueron sorprendentes y reveladores: “Los más brillantes estimaban que estaban por debajo de la media; los mediocres se consideraban por encima de la media, y los menos dotados y más inútiles estaban convencidos de estar entre los mejores”, según revela el estudio mencionado.Estas observaciones, además de curiosas me parecen preocupantes, pues según los encuestados, los más incompetentes no sólo tienden a llegar a conclusiones erróneas y tomar decisiones desafortunadas, sino que su incompetencia les impide darse cuenta de que están mal y lo hacen mal.Pero al final y al cabo es la cruda realidad que vivimos con la mayoría de políticos que tenemos, sin aludir a nadie, quienes creen que son la última maravilla del mundo, pero en realidad lo que han logrado es hundir al país en niveles altos de subdesarrollo, todo por su obstinación, ansia de poder y lo peor de todo es que podría ser que no saben que padecen el “Síndrome de Dunning-Kruger”, el cual únicamente les permite convertirse en los nuevos ricos, pero de una manera deleznable, porque lo logran llenándose los bolsillos de los impuestos y por eso es que anteponen el ego antes de la racionalidad.

¡Los políticos y el síndrome de Dunning-Kruger!

Marco TrejoSí bien es cierto que las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs.), son importantes para el trabajo de desarrollo en una sociedad, es importante tener bien claro, que las mismas han sido utilizadas, hasta para fines políticos, lo cual ha desvirtuado, en muchos casos, la función social de las mismas, porque estas entidades son creadas para servir a terceros y promover la interacción con la ciudadanía organizada que busca un desarrollo social.Hace algunos años, en el Congreso de la República, se tuvo evidencia, de que varios diputados, de la octava legislatura, crearon ONGs., para cometer actos de corrupción, poniéndolas como entidades para recetarse proyectos de desarrollo, que al final de cuentas eran para beneficio familiar y personal. De allí es donde nació la necesidad de fiscalizarlas y tener control de las mismas.El problema que ocurre ahora es que otra vez, los políticos, metieron sus sucias manos y han tratado de torcer la ley en mención y por eso no es posible que se deje, en manos de un político, la decisión discrecional, de que es conveniente y que no, este punto es el que ha creado discrepancias sobre el tema del Decreto Ley 4-2020, porque varios artículos son inconstitucionales.Muchas personas hablan de que la nueva Corte de Constitucionalidad (CC), ha emitido una resolución con intereses políticos, pero no se han puesto a pensar que el uso del amparo es el problema en este caso, porque no era la vía para oponerse a varios artículos del mencionado decreto.Para este caso, según ex constitucionalistas, la mejor opción era la impugnación de los artículos, para que la nueva CC, pueda entrar a analizar si los mismos violan o no derechos constitucionales.El abuso del amparo, es el que ha provocado que dichos recursos sean rechazados en definitiva, incluso la mayoría de los magistrados, José Francisco de Matta Vela y María Cristina Fernández emitieron votos concurrentes, lo cual desvirtúa que la resolución tenga tintes políticos. La corte en pleno coincidió en esta decisión.Los dos magistrados mencionados, quienes están manteniendo la peña de los que no han tomado posesión, coincidieron con los otros tres magistrados: Dina Ochoa, Leyla Lemus y Roberto Molina Barreto para denegar las acciones emprendidas que evitaban que entrará en vigor el Decreto 4-2020.Lo que si es cierto, en este caso, es que la decisión de la máxima Corte Constitucional, le deja abierto el camino al presidente de la República, Alejandro Giammattei para que mande a promulgar la mencionada Ley, que permitirá la fiscalización de las organizaciones no gubernamentales, lo cual es bueno y se ha hecho en otros países centroamericanos.Lo que no debe permitirse, es que en ese proceso de fiscalización, se permita la discrecionalidad de un personaje, que puede tener intereses ideológicos, sea de derecha o de izquierda, aunque al final no importa a quien represente, sino que lo que preocupa es que hará lo que sea para afectar o beneficiar a alguien.La ciudadanía tiene varias herramientas para ejercer acciones sobre la política pública y eso es lo que hacen las ONGs, unas son de beneficencia, otras sociales y otras ven temas de salud y seguridad alimentaria, pero lo que realmente le molesta, a la clase politiquera, es que las organizaciones levanten la mano, para mostrar la realidad nacional, en las diferentes ramas en las que trabajan y los pongan en evidencia.Incluso varios funcionarios del gobierno estadounidense se han manifestado preocupados, por la luz verde que tomado este decreto, pero su real preocupación es que se deje en manos de un político la decisión de cancelar la personería jurídica de una entidad que no le conviene a sus intereses politiqueros. Lo cual es muy valedero y coincido en lo mismo.Algunos expertos, aseguran que de entrar en vigencia la ley, impondría un régimen que excede las potestades del Estado. Además, violaría las libertades de expresión y de asociación, limitaría el espacio cívico y el derecho a defender los derechos humanos, también generaría un ambiente hostil para la participación de la ciudadanía en asuntos de interés público.Pero en contraposición otros analistas lo ven con buenos ojos, porque se evita que algunas organizaciones no violen derechos constitucionales, como la libre locomoción, tal es el caso de grupos de ex militares y otros de campesinos que únicamente buscar llenar los bolsillos de los dirigentes. Por esta razón, es que se hace necesario que se busque la legitimidad de las ONGs., y que se deje por un lado los intereses de los que las dirigen y que no se dediquen a cosas que no son las actividades para lo cual fueron creadas.

¡El problema de la ley de fiscalización de las ONGs, es...

Marco TrejoLos expertos en epidemiología han asegurado que los países, que dispongan de una vacuna, para mitigar la propagación del Covid-19, es la única estrategia para evitar que no se paralice la economía de esas naciones, especialmente de los menos desarrollados que se han visto más golpeados, por las disposiciones sanitarias, que se han implementado para evitar la transmisión de un virus que afecta la salud y colapsa los sistemas de salud.Las organizaciones mundiales de la salud apelan a los líderes políticos, para que comprendan la importancia de acelerar el desarrollo de las vacunas, ya que la misma es la única manera de dejar atrás los problemas económicos que nos afectan al cerrar los negocios, poner aforos de atención de personas y la limitación de horarios de centros de abastecimiento. Solo inmunizados vamos a dejar atrás las secuelas de una sindemia (dos enfermedades que actúan contra un sistema inmunológico).Muchos negocios han tenido que cerrar sus puertas y otros han tenido que buscar nuevos emprendimientos, algo que es importante porque se encuentran nuevos mercados, nuevos servicios y el que gana al final en toda esta crisis, es el consumidor, quien ahora tiene un mejor e innovado producto.Esta semana se ha conocido que México le ha pedido colaboración a Guatemala para que juntos desarrollen una vacuna contra el coronavirus, la cual ha sido denominada “La Patria”, y que permitirá que se tenga, muy cerca, un producto que nos de la inmunización de los pobladores de la región centroamericana y porque no también de Sudamérica.Lo que se debe promulgar e impulsar es que los gobernantes piensen como uno solo, es necesarios que en poco tiempo tengamos más de siete mil millones de dosis, con lo cual se cubra de manera eficiente la mayoría de las personas que habitan la tierra. En estos momentos que se viven, muchos países ya están terminando de vacunar a sus personas, otros, como el caso de Guatemala, estamos empezando a ver una luz al final del túnel.Pero lo importante es que ahora como guatemaltecos nos unamos para exigir que se haga un trabajo eficiente y que el Estado le dé a sus pobladores una expectativa de vida, ya que muchos han perdido la confianza en un sistema que no da certeza de hacer bien las cosas.El gobierno del presidente, Alejandro Giammattei tiene la oportunidad de demostrar que no todo es malo, su equipo de trabajo tiene que buscar soluciones a los problemas sociales que afronta Guatemala, especialmente en el tema de salud, educación, trabajo, infraestructura, migración y seguridad alimentaria.Es importante que nuestros gobernantes vean al lado. Si ven para el Norte tenemos un México que tiene sus problemas internos, pero siempre tiene un pueblo nacionalista, pero si volteamos a ver hacia el Sur, tenemos un estado salvadoreño pujante, con muchas ganas de salir adelante, y quiere tomar la batuta que ofrece el mercado regional.Este es el momento en que un Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), tiene que demostrar de qué está hecho, tratar de hacer su mejor trabajo para que todos tengamos acceso a la vacuna, hay mucha gente que no cree en la inmunización y prefieren quedarse sin buscar el beneficio de la misma. Pero eso es una decisión muy personal.Creo que es importante que cada quién ponga a funcionar su lógica, que cada quién tome la decisión de inocularse, no podemos presionar a nadie, pero si tenemos la obligación de decir los beneficios que se tienen al aceptar ser vacunado.Los médicos dicen que todas las vacunas tienen muchos beneficios, sea cual sea la marca y lo que se trata es que los sistemas de salud no colapsen, con una gran cantidad de personas, que pudieran necesitar ingreso a los intensivos y se note la carencia de personal médico y de aparatos de atención.Se menciona que en los Centros de Vacunación se atienden entre 500 y 800 personas diariamente y que cada persona tarda, entre 40 y 45 minutos, para recibir la dosis y eso es insignificante para el beneficio que la misma ofrece. Leamos y preguntemos, no hay como estar seguro de lo que uno quiere hacer.

¡La inmunización la única estrategia para mejorar la economía!

Marco TrejoLa vacuna contra el Covid-19 no es la cura, pero si es la solución para evitar que colapse el sistema de salud, porque las personas que se contagien van a tener síntomas más leves, no importa cuál sea la procedencia o la casa que la produzca, todas las vacunas son eficientes y todas ayudan a que no tengamos colapsos hospitalarios.Lo que si es cierto es que todas las vacunas tienen una reacción, para el cuerpo humano, que la recibe y no podemos dejar de vacunarnos, tenemos que evitar que muera mucha gente, en estado grave, en la emergencia de algún nosocomio, ya sea privado como público.La información que recibimos diariamente en las redes sociales, nos deja más interrogantes que respuestas, pero lo que sí es bien importante conocer es que tenemos que preocupemos por obtenerla y que nos sea puesta, porque vamos a obtener protección en el organismo, todas las vacunas generan anticuerpos y disminuyen la fuerza con la que ataca, en este caso, el SarCov-2 (Covid-19).Los productores informan que su vacuna tiene un porcentaje alto de eficiencia y otras un poco menos, pero lo importante es que nos protejamos para evitar que se siga propagando, como hasta ahora, el Covid-19, el cual ha infectado a más de 144 millones de personas en todo el mundo, de las cuales 3 millones 700 mil han fallecido, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).En Guatemala, a pesar de que tenemos muchos sub registros, hay oficialmente más de 221 mil 698 casos positivos, 17 mil 631, recuperados 196 mil 657 personas y han fallecido 7 mil 410 guatemaltecos, datos recabados en la página oficial del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS). Las ventajas que vamos a obtener al vacunarnos son, entre otras cosas, un alto índice de inmunidad, que no vamos a tener pacientes graves y que no se interne masivamente la gente.Los estudios realizados, hasta este momento, nos revelan que los pacientes que se vacunan, no se mueren por causas relacionadas al virus y lo que se evita es el colapso del sistema de salud y lo único que logramos, con esta baja tasa de enfermos graves, es que se pueda atender, de una mejor manera, a los pacientes que realmente necesiten apoyo médico, pero ya con una reducción, de este tipo de pacientes, se podrá dar una atención de calidad a los más delicados y esa es la finalidad que tiene la puesta de las vacunas.Cualquier vacuna es mejor que ninguna y sobre todo para los pacientes de alto riesgo y con alta posibilidad de morir, por padecer otra enfermedad crónica, que todos sabemos que les va peor al adquirir el virus. Muchos profesionales de la medicina han empezado a decir que lo que vivimos no es una pandemia, sino que una sindemia (dos enfermedades actuando contra un mismo organismo).Lo importante es que no nos debemos dejar llevar por números de eficacia, nadie va hablar mal de su casa, porque en este momento no tenemos estudios que revelen datos exactos, sobre un tema desconocido y complejo, porque es un tema muy nuevo dentro del gremio médico.Ni los mejores médicos del mundo, entienden a cabalidad como tratar la enfermedad y todos están en una fase de aprendizaje, porque deberán pasar años de años, para saber a ciencia cierta, cómo es la forma en que ataca y como es el tratamiento más adecuado para combatirlo. Por el momento eso ha empezado a conocerse.Se han dado experimentos y algunos de ellos han comprobado, que la vacuna de la gripe, nos puede dar una protección al organismo, por eso también es importante que se siga suministrando porque pueden permitir menos vulnerabilidad para los pacientes expuestos o que necesitan alguna protección porque padecen de alguna otra enfermedad.Este es el momento en que todos como sociedad debemos presionar, al Ministerio de Salud Pública (MSPAS), para que traigan las dosis que han ofrecido y que en el menor tiempo posible nos vacunemos todos y así colaboremos con la reactivación de la golpeada economía guatemalteca, que tiene en problemas a millones de personas en el mundo. Mientras menos contagios se tengan, menos restricciones sanitarias tendremos.

¡La vacuna no es la cura, pero evita colapso del sistema...

Me gusta La Hora

#LHLoMásReciente

TWITTER LH

Edictos y publicaciones legales

La Hora 19-01-2022