Los guatemaltecos vivirán su segunda Navidad aún con el COVID-19 afectando a la población. Foto La Hora/José Orozco

Han transcurrido al menos 993 días desde que se reportó el primer caso de COVID-19 en el país, un virus que impactó en diferentes ámbitos a todo el mundo y que en Guatemala provocó hasta la fecha más de 19 mil muertes.

A casi tres años de la pandemia que cambió la historia de la humanidad, en diferentes aspectos se empieza a vivir en “la nueva normalidad” y en el país no es la excepción.

Mientras que en diferentes países se ha reportado un aumento de casos como resultado de “un sublinaje del linaje BQ.5, que es una variante de ómicron”. La población retomará durante las fiestas de fin de año diferentes actividades, entre ellas reuniones, sin obligación de utilizar las mascarillas y el distanciamiento social.

 

Aunque el virus sigue afectando a la humanidad, las actividades sociales se pueden mantener con prevención, como el autoaislamiento al presentar síntomas, vacunación, uso de mascarilla para no afectar a los vulnerables, entre otros, para controlar los contagios y garantizar unas festividades en compañía de amigos y familia.

Expertos consultados por La Hora explicaron el panorama que se vivirá por los eventos masivos y recuerdan a la población que el COVID-19 no se ha ido, sin embargo, comparten algunas recomendaciones para disfrutar de estas fiestas de una manera “responsable”.

El COVID-19 sigue teniendo incidencia en la población. Foto La Hora/AFP

NUEVA CEPA: UN SUBLINAJE DEL LINAJE BQ.5, QUE ES UNA VARIANTE DE OMICRON

Este 17 de noviembre, el Laboratorio Nacional de Salud (LNS) del Ministerio Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), informó sobre la presencia en el país del nuevo sublinaje BQ.1, el cual pertenece al linaje BA.5, cuya prevalencia es mayor en el territorio guatemalteco.

Este linaje pertenece a la variante ómicron que coloquialmente se conoce como “Perro del Infierno”.

El LNS confirmó en su informe la presencia de 13 casos del sublinaje BQ.1, el cual se ha detectado en 64 países.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que estos sublinajes pueden representar un mayor riesgo de reinfección, aunque hasta ahora, no hay datos epidemiológicos que sugieren un aumento en la gravedad de la enfermedad, según el MSPAS.

La cartera de Salud recomienda mantener las medidas de bioseguridad como el uso de la mascarilla, distanciamiento y desinfectar manos con agua y jabón o alcohol en gel.

 

LAS PERSONAS VACUNADAS

El MSPAS señaló que hasta el 29 de noviembre se han vacunado a:

-8,853,143 personas con primera dosis

-7,022,949 con segunda dosis

-3, 582,661 con dosis de refuerzo

-486,589 con segunda dosis de refuerzo

-19,945,242 dosis en total se han administrado

 

Desde el 13 de marzo a la fecha se han acumulado varios casos de COVID-19 en diferentes puntos del país, actualmente se conoce de estas cifras:

-1,155,277 casos acumulados registrados

-1,131,350 casos recuperados estimados

-19,950 fallecidos

-3,977 casos activos

-6,852.9 incidencia acumulada

CUIDADO TAMBIÉN POR LA INFLUENZA

El MSPAS emitió el 7 de noviembre una alerta epidemiológica preventiva por la influenza, con el objetivo de prevenir el aumento de casos en el territorio guatemalteco.

La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa la cual afecta principalmente la nariz, garganta, los bronquios y en algunos casos, los pulmones. El virus se transmite con facilidad de una persona a otra.

Los síntomas que las personas pueden presentar son: fiebre, tos, molestia en la garganta, dolor al tragar los alimentos, salida de fluidos por la nariz o secreción nasal, sensación de nariz tapada o congestión nasal.

Afecta principalmente a niños menores de 5 años, adultos mayores, mujeres embarazadas y trabajadores de los servicios de salud.

Los síntomas de la influenza suelen aparecer repentinamente y pueden ser fiebre, tos, dolor de garganta, secreción nasal, dolores musculares, dolor de cabeza, cansancio, y en algunos niños pueden presentar vómitos y diarrea.

En caso de presentar síntomas de infección respiratoria acuda a su servicio de salud más cercano.

 

IGSS: HAN INCREMENTADO LOS CASOS

El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) de acuerdo al monitoreo de las infecciones respiratorias para el año 2022, señala que ha incrementado la presencia de esta enfermedad desde el mes de agosto con una incidencia de aproximadamente el 15 % sin embargo, el mes de noviembre, se elevó al 40%.

El IGSS señala que la investigación de «los virus causantes de estas infecciones ha dado como resultado que aproximadamente el 20% de las muestras procesadas en el laboratorio han dado positivas para el virus sincicial respiratorio, un 15% de positividad para influenza A, un 12% para el virus parainfluenza.

MELGAR: TENEMOS MEJORES ARMAS PARA DEFENDERNOS

Mario Melgar, Infectólogo pediatra en el Hospital Roosevelt señala que aún no se espera que el COVID-19 desaparezca, “creo que teníamos la esperanza al principio que eventualmente iba a desaparecer, estos virus tienden a mantenerse en algún lugar. Hemos visto un cambio de la enfermedad, hemos visto que gracias en buena parte a la vacunación, tiende a ser menos grave”.

Reiteró que la enfermedad no ha desaparecido, “es cierto también que se ha comportado menos grave como al principio y lo que sí también es que tenemos mejores armas para defendernos como lo es la vacunación”, concretó.

El infectólogo asegura que tenemos la sensación que todo ya pasó y que no hay nada que preocuparnos y no es tan cierto, “vemos menos hospitalización y menos gravedad, lo que esperaríamos ahora es que haya más casos porque hay nuevas variantes, habrá más contacto social”, señala.

Uno de los elementos claves es la vacunación contra el COVID-10. Foto La Hora/AFP

Afirma que: “Cuando hay más contacto social estos virus tienden a transmitirse más y también en época de frío tienden a transmitirse más porque usualmente estamos más encerrados… en época fría se encierra la gente y es más fácil que el virus se contagie”.

Por ello, advirtió que cuando hay más, interacción social también menos precaución, más casos y que también se espera que eso pase.

El especialista asegura que, “la pandemia se ha visto menos grave principalmente por la vacunación, eso es algo que no hemos logrado terminar de tomar en cuenta, la vacuna ha demostrado reducir riesgos especialmente de una enfermedad grave o por muerte, no tuvimos la suerte que la vacuna nos proteja contra la transmisión del virus”, enfatizó.

 

¿LA VACUNACIÓN ES SUFICIENTE?

Melgar señala que todos tenemos claro que, aunque estamos vacunados nos puede dar COVID-19 “nos hubiera encantada que nos protegiera contra el virus, lo que sí se dio es que con la vacuna no vamos a ir al hospital y el virus es menos grave”, destaca.

Sin embargo, el especialista, afirma que “las personas que no se han vacunado siguen totalmente vulnerables a enfermar de mayor gravedad comparado a tener ya su dosis”, además, asegura que la vacuna en Guatemala es uno de los países del mundo con menor planta de vacunación, es decir que la población en el país se ha vacunado relativamente poco”.

CAZALI LEAL: ESPERAMOS REPUNTE DE POSITIVIDAD, DESEARÍA QUE NO HAYA GRAVEDAD

Iris Lorena Cazali Leal, jefa de Unidad de enfermedades infecciosas y de prevención y control de infecciones del Hospital Roosevelt prevé un repunte de casos, ya que asegura que la pandemia no ha terminado. “Pese a que el virus y nosotros hemos evolucionado, siempre hay más variantes”, señala.

La especialista destaca que siempre hay más variantes, “la delta fue más agresiva, estos tienen características como que son más transmisibles, dan más reinfecciones, también se asocia a lo que es post COVID-19”, destaca.

La doctora asegura que hemos cambiado los seres humanos con la vacuna, “se habla ya de un refuerzo, tener vacuna contra ómicron y esto se está haciendo en otros países”, asegura.

 

Asimismo, destaca que existe mucha diferencia entre cómo se manejó la pandemia entre los países del norte y países del sur.

“En el hemisferio norte hubo mayor mortalidad y la hospitalización fue mayor comparado con el sur… Nosotros como países del hemisferio sur hemos dejado de hacer el tamizaje, la promoción y el refuerzo de vacunarnos, además de quitar las medidas y mascarilla”, destaca.

La entrevistada destacó que, aunque se esperaría que haya repunte de positividad de COVID-19, “desearía que no haya gravedad en hospitalizaciones”.

Además, asegura que: “nuestros picos generalmente estarán en diciembre y enero, vamos con dos meses atrás de los otros países”.

La infectóloga señala que: “Cuando el COVID-19 se quedé con nosotros van a declarar como endemia, por eso es que OMS no lo había declarado fin de la pandemia, por estos picos que se tienen… vamos a continuar con el virus probablemente toda la vida”, señaló.

Iris Lorena Cazali Leal, jefa del Departamento de Infectología. Foto La Hora

RETOMAR MEDIDAS CUANDO SEA NECESARIO

“Tenemos que aprender a surfear las olas, ahora tenemos un pico, debemos de retomar medidas de bioseguridad, evitar aglomeración, encierros, tal como lo han hecho otros países que están más avanzados con la vacunación”, detalló.

“Como que se nos ha olvidado que el virus existe… debemos encontrar un equilibrio entre ellos y nosotros, si no tenemos mucho tamizaje va a ser complicado saberlo, pero estemos alertas a la situación que nos rodea”, enfatiza.

La especialista recomienda: “Si vamos a asistir a los lugares, usar siempre la mascarilla, evitar hasta donde sea posible donde asisten muchas personas, lavarse constantemente las manos, mantener la distancia… En cuanto a las vacunas, asegura que es necesario el refuerzo.

 

CALGUA: EL COVID-19 ESTÁ CONJUNTO A OTRAS INFECCIONES

Erwin Calgua, epidemiólogo del Hospital San Juan de Dios y Coordinador de centro biomédicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), señala que el nuevo coronavirus forma parte del conjunto de infecciones respiratorias.

“El tema de COVID-19 ha evolucionado en el año 2022… con una dinámica diferente, primero porque las medidas de mitigación, fueron eliminadas para la población en general. Por otro lado, tenemos el aspecto que la pandemia continúa, la población está experimentando una fatiga”, señala.

“En este momento, epidemiológicamente hablando no lo vemos aislado, lo vemos junto con otras infecciones estacionales que se esperan en la época de frío, tanto a nivel global como en Guatemala. En época de frío la gente debe estar consciente que existen otros virus que son los que provocan los resfriados comunes y uno en especial que es la influenza”, detalló.

“No se está manejando en contexto aislado, sino en conjunto con otras enfermedades”, dijo Calgua.

Además, asegura que: “Estamos esperando naturalmente un aumento de casos de infecciones respiratorias que incluyen COVID-19, en diciembre y la primera semana de enero, lo que conlleva a que las personas deben continuar con las medidas y estar atentos a los sistemas de alerta indique”, puntualizó.

“En un momento que se eleven los casos, se van a tener que aumentar las medidas para proteger a las personas de la transmisión… ya se está viendo un aumento de casos, muchas personas viajan al extranjero y en muchos lugares no están teniendo cuidados”, puntualizó.

El epidemiólogo Erwin Calgua explicó la evolución que podría tener el virus. Foto La Hora

LAS MEDIDAS SIGUEN SIENDO RECOMENDABLES

Calgua detalla que, “por el momento a nivel mundial sigue siendo una pandemia y en cualquier momento se puede elevar los números de casos… aunque el uso de la mascarilla ya no es obligatorio sigue siendo recomendable”.

“La primera recomendación es tener claro que hay infecciones, que hay persona que están infectadas, en este momento de las actividades, la mejor recomendación es el auto cuidado porque si están sintomáticos, no asistan, o si es necesario que vayan, que utilicen mascarilla”, añade.

“Si he estado cerca de alguien positivo, mejor me hago una prueba, recordemos que las vacunas también disminuyen su capacidad de protección con el tiempo… llegará el momento donde esté controlado, pero aún no”, informó.

 

Asegura que “estas prevenciones aplican para COVID-19 y otros tipos de virus que son altamente transmisibles. Si hay transmisión y hay que tomar en cuenta que puede que contagiemos a alguien que no le vaya tan bien”, resaltó.

“La gente mira el COVID-19 como normal, pero para nosotros no es normal que exista este virus, el virus no le interesa matar, le interesa estar en la persona porque por medio de eso persiste”, informó.

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), aún insta a protegerse contra la enfermedad. Foto: La Hora/Archivo

RECOMENDACIONES DE LOS ESPECIALISTAS

La primera recomendación de los especialistas es que la población se vacune o continúe con sus dosis de refuerzo.

Asimismo, recomiendan que se debe continuar con las medidas de bioseguridad, porque hay más virus, no solo COVID-19.

Aseguran que la influenza también representa un riesgo para las personas.

Recomiendan que cuando se realice un evento se continúe con las medidas como constante lavado de mano, uso de mascarilla y de preferencia que sea en lugares abiertos.

Los expertos coinciden en buscar un balance de lo que razonablemente podemos hacer para evitar la infección y lo que se debe hacer como seres sociales.

“Tenemos que poner en la balanza que pesa más, si una persona padece alguna enfermedad, es mejor evitar, sin embargo, si no se puede contrarrestar los riesgos y reunirse en lugares abiertos”, señaló Melgar.

Además, resaltan que se debe vivir con el virus, ya que afirman que no se va a ir, y permanecerá por mucho tiempo, pero recalcan que la prevención debe ser la misma que tomaba antes para también evitar otras infecciones respiratorias.

Los médicos señalan que la autoconciencia también es importante para evitar contagiar a las demás personas.

 

¿QUÉ HACER SI ESTÁ ENFERMO?

Los Centros de para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), recomiendan identificar los síntomas de COVID-19, estos varían desde aquellos que presentan molestias leves hasta quienes se enferman gravemente:

PRUEBAS COVID-19, LA CLAVE

Hágase una prueba, recuerde hacerla en el momento correcto. Si estuvo expuesto al COVID-19 y no tiene síntomas, deje pasar al menos 5 días completos después de su exposición para hacerse la prueba.

Si está enfermo quédese en casa y manténgase alejado de las demás personas.

¿CUÁNDO Y CÓMO DEBE AISLARSE?

Mejore la ventilación (la circulación de aire) en su casa para evitar propagar el COVID-19 a otras personas.

Use una mascarilla o un respirador de buena calidad cuando esté cerca de otras personas.

Implemente prácticas de higiene y limpieza a diario; evite compartir artículos del hogar de uso personal.

 

LA VACUNA AYUDA A GENERAR PROTECCIÓN CONTRA EL VIRUS

Los CDC subrayan que las vacunas contra el COVID-19 ayudan a su organismo a generar protección contra el virus.

Aunque las personas vacunadas a veces son infectadas por el virus que causa el COVID-19, mantenerse al día con los inmunizadores reduce significativamente el riesgo de enfermarse gravemente, ser hospitalizado o morir de la enfermedad.

Los CDC recomiendan que todas las personas elegibles reciban una dosis de refuerzo y mantengan sus vacunas contra el COVID-19 al día, en especial quienes tengan el sistema inmunitario debilitado.

Artículo anteriorTras cierre de caso, acuerdos VAMOS – UNE cobran más fuerza
Artículo siguientePresentan app para registro de firmas electrónicas avanzadas