• Sabado, 04 de Diciembre 2021
  • 16.9 C
    Guatemala
  • Secciones
×
Conecta con La Hora
Sarita vive con su hermana Bea en un barrio popular de la ciudad de Guatemala. Una noche, después de una fiesta, Bea desaparece. Convencida de que Andrés, el peligroso exnovio de su hermana tiene algo que ver, Sarita se convierte en su amiga y se infiltra en su pandilla. Lo anterior es una pequeña síntesis de la película “Cadejo Blanco”, del director guatemalteco Justin Lerner y que inaugurará este año la 24 edición de Ícaro, el festival internacional de cine en Centroamérica que se ha posicionado en los últimos años como un referente de las mejores producciones regionales del año. Un abanico de más de 100 propuestas que ofrece el festival este año para todos los gustos. [caption id="attachment_462309" align="alignnone" width="696"] Foto: Cortesía[/caption] La proyección de películas seleccionadas será del 4 al 11 de diciembre, en formato presencial y online gratuito. Es organizado por Casa Comal Arte y Cultura, bajo la dirección de Elías Jiménez. Las propuestas muestran una selección de obras divididas en dos grandes categorías: centroamericanas y las internacionales. De las centroamericanas se presentarán: largometrajes documentales y de ficción; y cortometrajes de ficción, documentales, experimental y de animación. En la categoría internacional se presentaron obras participantes de hasta 75 países con largometrajes de ficción y documentales; así como cortometrajes en las mismas cuatro categorías.   Estos son los títulos centroamericanos seleccionados en la categoría de largometrajes: Largometraje documental • Cillnobyl: de Pablo Rojas Castillo | Guatemala&Rusia • Cintas en desarrollo, Pablo Zúñiga, Honduras • Fly so far, de Celina Escher, El Salvador • La vida de Ivanna, Renato Borrayo Serrano | Guatemala/Rusia • No somos leyenda (El arte también salva) de Pamela Robin, El Salvador • Objetos rebeldes, de Carolina Arias Ortiz, Costa Rica • Y gritando voy a morir, de Luis Bruzón Delgado, Honduras Categoría largometraje de ficción: • La condesa, dirigida por Mario Ramos, Honduras • El suspiro del silencio de Alfonso Quijada, El Salvador • El ojo y el muro de Javier del Cid, Guatemala • Cadejo blanco, de Justin Lerner, Guatemala • 90 minutos, de Aeden O’Connor, Honduras • Río sucio, de Gustavo Fallas, Costa Rica [caption id="attachment_462310" align="alignnone" width="696"] Foto: Cotesía[/caption] DE GUATEMALA AL MUNDO El Festival Ícaro nació en Guatemala en 1998. Un proyecto que se ha extendido al mundo, convirtiéndolo en un espacio indispensable para el reconocimiento cultural y una ventana mundial para el cine y el audiovisual centroamericano. Este festival es un proyecto centroamericano concebido, creado y producido por la asociación civil Casa Comal Arte y Cultura, con el acompañamiento financiero y organizativo del Ministerio de Cultura y Deportes, la Red Internacional de Festivales Ícaro y el Congreso de la República. Tráiler Cadejo Blanco, película inaugural https://festivalicaro.com/home/pelicula-inaugural https://twitter.com/festivalicaro/status/1454237130197245956?s=20 https://twitter.com/festivalicaro/status/1454237139181449217?s=20

Más de 100 películas participan en Ícaro, el Festival Internacional de...

Un autorretrato de Frida Kahlo con lágrimas en los ojos y el rostro de Diego Rivera pintado en la frente se vendió por casi 35 millones de dólares en una subasta en Nueva York, superando por más del triple el récord para la pintora mexicana y para una obra de arte latinoamericano. "Diego y yo" (1949), el último autorretrato de "busto" completado por Kahlo antes de su muerte en 1954, fue adquirido por 34,9 millones de dólares por la Colección Eduardo F. Costantini, un coleccionista de renombre comprometido a apoyar el arte latinoamericano y fundador del Malba, el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, confirmó Sotheby's a The Associated Press poco después de la venta. La marca anterior de Kahlo en subasta era de 8 millones de dólares y se estableció en 2016 con "Dos desnudos en el bosque (la tierra misma)". La de una obra latinoamericana en subasta la ostentaba "Los rivales" de Rivera, que se vendió en 2019 por 9,8 millones. La de una artista mujer en subasta es de 44,4 millones de dólares y alcanzó en 2014 con "Jimson Weed/White Flower No. 1" de Georgia O'Keeffe. "Diego y yo" apareció en el mercado por primera vez en más de 30 años. El vendedor era anónimo y la obra no se encontraba en México, dijo Sotheby's a la AP en septiembre. El cuadro, de apenas 30 por 22,4 centímetros (11⅝ por 8¾ pulgadas), simboliza la tempestuosa relación entre Kahlo y Rivera, quienes estuvieron casados casi 25 años en un matrimonio apasionado y turbulento por igual. La imagen del muralista lleva un tercer ojo en la frente para simbolizar el grado que éste ocupaba en la conciencia de la pintora, explicó Sotheby's en un comunicado. Se trata de una de dos pinturas en las que Kahlo exploró el tema del doble retrato, pero según la rematadora ésta es la más vulnerable y conmovedora. "Aquí, su cabello suelto (generalmente con trenzas apretadas) casi parece estrangularla; tiene las mejillas enrojecidas y una mirada intensa y llorosa", señaló Sotheby's. "La pintura captura una inquietud y angustia interna, reflejada conmovedoramente en tres lágrimas que brotan de sus ojos evocando a Nuestra Señora de los Dolores, una imagen icónica en la historia del arte occidental". Antes de la subasta en Nueva York, "Diego y yo" se exhibió al público en octubre en Hong Kong y luego en Londres.

«Diego y yo» de Frida se vende por récord de $34,9...

Las expectativas estaban al máximo este martes por el estreno del trailer final de la película de Marvel Studios y Sony Pictures, Spiderman No Way Home que deberá estrenarse en cines el 17 de diciembre. El adelantó pareciera disipar las teorías de los fanáticos del aracnido que esperaban ver en está entrega a los Spiderman que han intepretado dos actores en sagas diferentes. Durante todo el día el haghstag #SpidermanNoWayHome fue tendencia en la red social Twitter, mientras acrecentaban las afirmaciones de que está película permitiría ver el multiverso en la pantalla grande con los actores Tobey Maguire y Andrew Garfield interpretando a diferentes versiones del superheroé junto a Tom Holland.   Sin embargo, no sucedió. Lo que sí confirmó el avance es la participación del Doctor Octopus interpretado por Alfred Molina, el Duende Verde, aunque no se observa si lo personifica William Dafoe. Ambos de la trilogía de San Raimi y Maguire. También aparece Electro, interpretado por Jamie Fox y el Arenero. Así como el Hombre Lagarto.   REACCIONES Para bien o mal el avance generó varias reacciones el usuario Lucas Nahuel expresó: "Queda clarisimo que estos villanos no son las versiones de las películas anteriores y la verdad que me da un cagazo tremendo que hagan lo mismo con Andrew y Tobey. #SpiderManNoWayHome" Mientras que el usuario Fran explicó: "ptmm el nuevo trailer no confirmó pero tampoco descartó el spider verse!! seguirá la ilusión y ansiedad hasta que salga la película #SpiderManNoWayHome". Sebastian Verde agregó: "No sé si sean Tobey y Andrew, pero definitivamente hay más de un #Spiderman en #SpiderManNoWayHome. Ojo a este plano y hacia donde saltan Lizard y Sandman. Acuérdense de cómo ocultaron a Spiderman en Civil War 👀 Ya quiero verla". ¿Qué le pareció el avance?  

Espera termina y trailer final de Spiderman No Way Home disipa...

Harry, Ron y Hermione vuelven para celebrar el 20 aniversario de 'Harry Potter'. Dicho de otro modo, Daniel Radcliffe, Rupert Grint y Emma Watson se reencontrarán en el especial 'Harry Potter 20th Anniversary: Return to Hogwarts', que llegará a HBO Max el 1 de enero, y en el que habrá entrevistas y confesiones del trío protagonistas para recordar cómo dos decenios atrás, la historia del niño que sobrevivió hechizó a toda una generación. Pero los tres protagonistas no serán los únicos en aparecer en este especial, pues varios miembros del reparto de las ocho películas que tuvo la saga entre 2001 y 2011 se unirán a la celebración, entre ellos Helena Bonham Carter, Robbie Coltrane, Ralph Fiennes, Jason Isaacs, Gary Oldman, Imelda Staunton, Tom Felton, James y Oliver Phelps, Mark Williams, Bonnie Wright, Alfred Enoch, Matthew Lewis, Evanna Lynch, Ian Hart, Chris Columbus y muchos más. "Ha sido un viaje increíble desde el inicio con la película de 'Harry Potter y la piedra filosofal'. Ser testigo de cómo ha evolucionado hacia este destacado universo interconectado ha sido mágico, por no decir menos", declaró Tom Ascheim, presidente de Warner Bros, a Deadline. "Esta retrospectiva es un homenaje a todos aquellos que sintieron este fenómeno cultural, desde el gran reparto y equipo que se entregaron en cuerpo y alma a la producción de esta extraordinaria franquicia cinematográfica hasta aquellos fans apasionados que continúan manteniendo vivo el espíritu del Mundo Mágico 20 años después", continuó. Este especial aniversario, debido a la manera en la que estará ejecutado, recuerda mucho a otras reuniones especiales que se hicieron en HBO Max como con el reparto de 'El príncipe de Bel Air' o con los protagonistas de la icónica sitcom 'Friends'. Una manera mágica de entrar en el 2022.

Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint se reunirán para celebrar...

Por: Giovany Emanuel Coxolcá Tohom El 20 de noviembre de 1910 se recuerda la Revolución mexicana. Movimiento que comenzó Francisco I. Madero para disolver el gobierno de Porfirio Díaz y así establecer elecciones libres en México. De esta etapa en la vida mexicana resalta el nombre de Francisco Villa que junto a Pascual Orozco tomaron la Ciudad de Juárez en 1911. A 111 años de la Revolución mexicana un texto sobre el libro: México insurgente, de John Reed. Escuché el nombre de Pancho Villa, por primera vez, cuando aún no cumplía 11 años, no por ser un apasionado de los libros desde temprana edad sino en una tienda que se convertía en cantina los fines de semana. Los trabajadores, después de la jornada, pasaban a tomarse un par de tragos. Varias veces estuve entre ellos. A lo lejos me llega el sonido destartalado del aparato que reproducía rancheras y corridos, y hacía todo lo posible para no apagarse bajo las noches sin energía eléctrica. A la fecha, no recuerdo el nombre de los cantantes. Después, ya en plena exploración libresca, volví a tener noticias de él. Debo agregar que también lo encontré en esas raras películas de vaqueros que los gringos se inventaron para presentar al mexicano (y por extensión al latinoamericano) como alguien cruel, grasiento y bruto. Ahora, Hollywood presenta a los latinoamericanos como delincuentes o narcotraficantes sanguinarios. Aunque lo que un coronel revolucionario le dice a Reed (si no me creen, vayan al segundo párrafo de la página 272), podría decirlo cualquier migrante hispano: “Tuve un hermano que alguna vez trabajó en los ferrocarriles cerca de Cansas City y me contó cosas maravillosas. Pero un día alguien le llamó “grasiento” y le disparó sin que mi hermano le haya hecho nada. ¿Por qué tu gente no quiere a los mexicanos?” Las 356 páginas de México Insurgente, de John Reed, publicado por el Fondo de Cultura Económica, en el 2020, han sido un viaje que tenía pendiente hacia los años de tribulaciones que se vivieron a principios del siglo pasado en el vecino país. No haré una descripción del libro, pero les adelanto que no se trata únicamente de la historia de Pancho Villa. No se arrepentirán de la lectura. En las 16 páginas de fluida prosa que Paco Ignacio Taibo II escribe para presentar esta edición, quienes sientan interés en conocer y explorar los acontecimientos que, en su totalidad, constituyen la Revolución mexicana, tendrán idea de la importancia de los escritos de John Reed, oriundo del país que ha sido la maldición del siglo XX. John Reed no es el único que toma nota de estos acontecimientos de importancia planetaria, pero nos permite aproximarnos a ellos sin las parcialidades incómodas e inevitables de las historias oficiales. La terquedad de adueñarse de los hechos para presentar una versión única y autorizada no es defecto exclusivo de las voces hegemónicas guatemaltecas. Pasa en todos lados. Tampoco es un defecto exclusivo de nuestro tiempo. Ya, desde Heródoto o desde los tiempos de Confucio (el lejano oriente para los europeos), han existido versiones oficiales de los sucesos que han determinado el destino y el rumbo de las grandes civilizaciones. De manera que lo único definitivo, cuando del pasado se trata, es que toda historia puede ser reescrita. Las descripciones de John Reed, pese a que estamos frente a una traducción, son de una calidad literaria extraordinaria. Vemos a los campesinos alzados en armas, como fantasmas que levantan el polvo de los caminos, las casas con apenas lo rudimentario para cobijar a familias. Los adelantos de principios del siglo XX son remotos. Quienes lean con atención, podrán notar que los desamparados de la tierra que se alzaron en el norte de México se encuentran diseminados a lo largo del continente. “Somos tan pobres ahora —dijo—. Tenemos un poco de agua, algunos frijoles, tortillas. Eso es todo lo que comemos en esta casa. ¿Leche? No hay. ¿Huevos? No. ¿Carne? Tampoco. ¿Café? ¡Válgame, Dios, no!”. Las voces podrían provenir del corredor seco o de las áreas de extrema pobreza en el altiplano de la Guatemala del siglo XXI; sin embargo, pertenecen a las personas que salieron al paso de John Reed, hace más de cien años. John Reed dice: “Por mucho tiempo Villa había deseado apasionadamente recibir educación. No desperdició el tiempo en lamentaciones o intrigas políticas. Dedicó todas sus energías a aprender a leer y escribir” (pág. 146). Y, trece páginas después, agrega: “La gran pasión de Villa eran las escuelas. Creía que las tierras para el pueblo y las escuelas solucionarían todos los problemas de la civilización” (p. 159). ¿Acaso no es este el sentir de muchos campesinos? ¿Acaso no es la educación la única vía para transformar las sociedades? Esta lectura nos recuerda que las exigencias de los movimientos populares, de las voces campesinas, de no ser atendidas, pueden (y deben) volverse una tormenta para los opresores. Recuerde que esta y otras novedades puede adquirirlas consultando en www.fceguatemalaenlinea.com y a través de WhatsApp: 5017-3130 o por mensaje directo en redes sociales: FCE Guatemala. El envío es gratis en compras mayores de Q200, dentro del perímetro de la Ciudad de Guatemala y Q300 en los departamentos. Aplican restricciones. Puede visitarnos en 11 calle 6-50 zona 1, de la Ciudad de Guatemala. [gallery columns="2" td_select_gallery_slide="slide" ids="461938,461936,461935,461934"] Sumario del recuerdo, de Margarita Carrera La autora, primera mujer académica de número de la Academia Guatemalteca de la Lengua, suma a su encuentro con Jorge Luis Borges otros instantes de su memoria: la primera vez que acarició un libro a los 10 años, el sereno consuelo que todavía encuentra en el lago de Atitlán, su infinita pasión por Freud, el insomnio y la tentación del suicidio. Sin concesiones para nadie, ni para la propia autora, este es un libro insumiso, distinto y liberador. Viaje a Ixtlán, de Carlos Castaneda En el tercer libro sobre su iniciación como “hombre de conocimiento”, Carlos Castaneda desanda camino hasta los primeros tratos con su maestro, el brujo yaqui don Juan, y añade al recuento de prodigios las arduas labores de disciplina física y mental que desde un principio lo preparaban para un acto decisivo de poder. La historia se cierra con el relato del viaje al que alude el título, intimación de la soledad y la áspera belleza de tal vida. Concierto No. 7 para violín y brujas, de Joel Franz Rosell Un príncipe mago y ambicioso, un violín encantado que guarda un terrible secreto, una historia de amor violentamente interrumpida y la venganza de un linaje de brujas planeada durante siglos son los componentes de esta historia llena de magia y misterio. Joel Franz Rosell. [Cuba]. Escritor, crítico e ilustrador cubano de literatura infantil. Autor una treintena de libros publicados en Argentina, Colombia, Cuba, México, Brasil, España y Francia.

La gran pasión de Pancho Villa eran las escuelas, epígrafe de...

video
Algunas familias guatemaltecas recuerdan cuando, antes de la pandemia del Covid-19, solían caminar en el parque Mundo Petapa del Instituto de Recreación de los Trabajadores de la Empresa Privada (IRTRA) mientras esperaban entrar al Teatro Fantasía para disfrutar de una obra musical acompañada de poporopos o una manzana acaramelada. Estos recuerdos finalmente podrán ser revividos, pues el telón volverá a abrirse con nuevas sorpresas en la Tierra del Sí Se Puede. Piratas, criaturas místicas, colores vivos y melodías emocionantes podrán ser apreciados desde las butacas del Teatro Fantasía en el Mundo Petapa del IRTRA. Sus tres funciones estarán disponibles los sábados y domingos a las 14:00, 15:00 y 16:00 horas. Este espectáculo multisensorial podrá ser presenciado por cualquier afiliado del IRTRA de manera gratuita.   UN VIAJE A TRAVÉS DE LA MÚSICA Y EL ARTE “La magia no existe”, dirían algunas personas escépticas, o bien, que los sueños no pueden convertirse en realidades. Entrar al Teatro Fantasía es una experiencia que transporta a los visitantes desde sus asientos hacia una realidad sin preocupaciones, donde personajes coloridos y carismáticos ambientan la atmósfera con positividad y energía. Jóvenes y adultos pueden disfrutar de un espacio donde la diversión no es únicamente propia de la niñez. La nueva obra musical, titulada “La Tierra del Sí Se Puede” busca demostrar que la vida puede ser extraordinaria y dar la milla extra finalmente brinda resultados. Además, en esta obra se estrenará la Canción del Sí Se Puede, con la cual se espera crear un vínculo con los espectadores y motivarlos. [caption id="attachment_458865" align="alignnone" width="696"] Foto: La Hora[/caption] ARTISTAS SE REINTEGRAN AL ESCENARIO Aunque el Mundo Petapa reinició sus operaciones el año pasado, los artistas del teatro se mantenían a la espera de pisar una vez más el Teatro Fantasía. Gracias al cumplimiento de protocolos sanitarios las actrices, bailarines y cantantes podrán impactar con su arte a una gran comunidad. “Desde hace tiempo buscamos la manera de contagiar de felicidar a nuestro elenco teatral y hemos logrado compartir y forjar nuestra relación desde que reiniciamos nuestras labores en todos los parques, ya que ellos también forman parte de nuestra familia IRTRA”, comenta Ricardo Castillo Sinibaldi, presidente del IRTRA. La institución describe la obra La Tierra del Sí Se Puede como una pieza musical que, a través de su ejecución, contagia el coraje, la fuerza y la cultura con la que fue fundado el IRTRA. “Sí Se Pueden hacer las cosas bien; Sí Se Puede hacer de nuestro país un lugar mejor, por medio del esfuerzo, dedicación y compromiso”, asegura la institución. [caption id="attachment_458866" align="alignnone" width="696"] Foto: La Hora[/caption]

El Teatro Fantasía vuelve e ilumina su escenario para la gente

Maná tendrá una residencia de conciertos en The Forum de Los Angeles, ciudad a la que consideran su segundo hogar y en la que han roto récords de audiencia. Para la agrupación mexicana de rock pop, el verdadero reto será creativo para lograr shows únicos en cada presentación, y promete que no dejará de programar fechas si el público pide más. "Estamos muy emocionados y muy contentos de estar de regreso, son más de dos años desde que tocamos nuestro último show", destacó el baterista Alex González en una entrevista por videollamada desde la sede de la agrupación, Guadalajara, México. La residencia anunciada el lunes comenzará el próximo año con las primeras fechas programadas para el 18 y 19 de marzo y el 22 y 23 de abril. Los boletos saldrán a la venta el viernes en Ticketmaster. Maná tratará de que sea diferente en todos los sentidos, empezando porque no la hicieron en Las Vegas como muchos otros artistas. "Los Angeles es como nuestra segunda casa después de Guadalajara y ahí es básicamente donde empezó nuestra carrera, donde despegó todo el movimiento de rock en español", dijo González. "Nuestro primer show fue en el Hollywood Palladium en 1993 cuando estábamos de gira con '¿Dónde jugarán los niños?' y de ahí explotó y despegó en el resto del país, en Estados Unidos", dijo González. El amor de Los Angeles por la banda, galardonada con cuatro Grammy y siete Latin Grammy y nombrada Persona del Año de la Academia Latina de la Grabación en 2018, tampoco ha parado desde entonces. En 2019, Maná rompió un récord en The Forum con su séptimo concierto en un año superando a Kanye West y The Eagles. "Será divertido, emocionante y emotivo porque no sabemos cuál será el resultado. No estamos pensando en romper récords, estamos pensando en 'vamos a tocar y tocar hasta que la gente quiera vernos ahí'", enfatizó González. La residencia funcionará con dos conciertos mensuales a los que se irán sumando fechas. "Estamos planeando muchas cosas diferentes, la lista de canciones, estamos planeando tener artistas invitados", detalló González, quien agregó que la producción será totalmente distinta a la de su gira anterior "Rayando el Sol Tour". "Queríamos darle a los fans una experiencia muy, muy increíble y queremos que sea algo que recuerden y atesoren... Es algo que no volveremos a hacer, es una experiencia única en la vida", añadió. Desde el surgimiento de la pandemia Maná ha observado con atención la reactivación de los conciertos y prefirieron esperar hasta el próximo año en busca de más estabilidad dentro y fuera de la industria. Tomaron en cuenta que muchos pasaron o están pasando por momentos difíciles de modo que los conciertos son un lujo en 2021. "Queríamos esperar y dejar que las cosas se asentaran para que la gente pudiera recuperarse económicamente", indicó González. "Siempre hemos estado muy, muy al pendiente de nuestros fans y queremos que sean felices". Pero lo que no podían dejar eran las presentaciones en vivo a favor de formatos virtuales, pues para ellos la energía y la química que se logra entre la banda y el público es esencial en su carrera. Luego de 35 años de trayectoria en la que han sumado éxitos como "Rayando el sol", "Oye mi amor", "De pies a cabeza", "Labios compartidos", "Bendita tu luz" y "Mi verdad", no planean dejar los escenarios. "Espero que Maná pueda ser una banda que siga los pasos de otras bandas famosas e importantes como Aerosmith, ellos lo han hecho toda su vida, o U2 o los Stones", resaltó González. "Hemos estado ensayando después de un largo tiempo de no tocar juntos y lo increíble es que cuando entramos a la sala de ensayos la energía era increíble... Es como si hubieran puesto el botón de pausa y lo hubieran quitado como si nada hubiera pasado". Poder presentarse en una sola ciudad sin tener que salir de gira internacional también será positivo para ellos pues están trabajando en un álbum de música inédita y uno de duetos de sus éxitos. El álbum de estudio para el cual se encuentran componiendo canciones será para 2023, la banda ansía poder presentar música nueva tras su "Cama incendiada" de 2015. El jueves lanzarán la versión muy mexicana de su "Mariposa traicionera" con Alejandro Fernández que formará parte de su álbum de duetos. "Ha sido divertido hacer este proyecto", afirmó González. "Es una forma de versionar canciones que fueron éxitos, o le gustan a la gente, pero con otros artistas a los que también les gusta Maná". Hablando de otros famosos a los que les gusta Maná, recientemente el vocalista de la banda, Fher, tuvo una actuación especial interpretando la canción clásica de música regional mexicana "El rey" en la pelea de Saúl "Canelo" Álvarez contra Caleb Plant tras la cual el boxeador mexicano se convirtió en campeón indiscutido de peso supermediano. "Me encantó", dijo González sobre la presentación que vio mientras festejaba el cumpleaños de su esposa. "Dicen que fue algo increíble cómo respondió la gente, me dio mucho gusto también por Canelo, creo que fue una gran pelea y es una persona más que le está echando todas las ganas para poner muy alto el nombre de México". González se dijo contento de apoyar a un gran amigo que es tapatío como ellos: "Como sabes tocamos en su boda. Hay una amistad muy bonita de muchos años y se me hizo un detallazo que estuviera Fher con el Canelo apoyándolo".

Maná vuelve a casa con residencia en The Forum

Britney Spears es libre. Una jueza de Los Angeles terminó el viernes la tutela que ha controlado la vida y el dinero de la cantante pop por casi 14 años. La decisión culminó una odisea en la que Spears exigió públicamente el final de la tutela, contrató a su propio abogado, hizo que removieran a su padre del control que le restaba y finalmente obtuvo libertad para tomar sus propias decisiones médicas, financieras y personales por primera vez desde 2008. "El día de hoy la tutela de la persona y del patrimonio de Britney Jean Spears ha sido terminada", dijo la jueza Brenda Penny. La felicidad explotó fuera de la corte donde los fans gritaban y coreaban después de que fuera anunciada la decisión. La multitud gritaba "¡Britney! ¡Britney! ¡Britney!" y los fans cantaban y bailaban la canción de Spears "Stronger". Pronto Spears tuiteó sobre la decisión: "Por Dios, amo a mis fans tanto, ¡es una locura!!! ¡Creo que voy a llorar el resto del día!!! El mejor día ... gracias a Dios... ¿puedo decir Amén?" El abogado de Spears, Mathew Rosengart, dijo a los fans y reporteros que el caso "ayudó a poner una luz sobre las tutelas y curadurías de costa a costa de California a Nueva York. Y eso requirió una cantidad enorme de comprensión profunda, valentía y gracia". La decisión de la jueza era ampliamente esperada y quedaba poco apoyo para el acuerdo legal existente. No se presentaron nuevos argumentos en la audiencia de 30 minutos. Spears no asistió a la corte. Apenas a principios de este año parecía que la tutela podría durar por años. Después los cambios se dieron con una velocidad sorprendente. Una de las claves para el nuevo rumbo fue un discurso que Spears dio durante una audiencia en junio en el que describió apasionadamente las restricciones y el escrutinio sobre su vida como medidas "abusivas". Spears pidió que la tutela terminara sin una evaluación intrusiva de su estado mental. Expertos legales dijeron en ese momento que era poco probable que ocurriera esto pues sería una práctica legal alejada de la norma. Pero la jueza dijo en una audiencia del miércoles que la ley de California no requería que solicitara más evaluaciones a Spears si nadie las solicitaba. La jueza permitió en julio que contratara a Rosengart, quien fue elegido por Britney Spears. El abogado tuvo como primera meta hacer que James Spears fuera removido de su papel como tutor de las finanzas de Britney Spears antes de trabajar para terminar la tutela por completo. La jueza suspendió a James Spears como tutor en una audiencia de septiembre, argumentando el "ambiente tóxico" que su presencia había creado. Pero podrá haber batallas legales futuras. Rosengart se ha comprometido a llevar a cabo una investigación detallada sobre el papel de James Spears en la tutela. Dijo que él y su equipo han encontrado malos manejos en las finanzas de Britney Spears, dando a entender que podrían emprender más acciones legales. Los documentos de la corte valúan la fortuna de Britney Spears en unos 60 millones de dólares. El abogado también ha dicho que las autoridades deben investigar las revelaciones de un documental del diario New York Times sobre un dispositivo colocado para escuchar dentro de la habitación de Britney Spears. Los abogados de James Spears dijeron que las acusaciones de Rosengart iban de infundadas a imposibles, y que el padre sólo actuó en beneficio de su hija. La lucha posterior a la curaduría ya ha comenzado de alguna manera. James Spears se separó de los abogados que lo ayudaron a operar la tutela y contrató a Alex Weingarten, un abogado que se especializa en el tipo de litigio que se avecina. En documentos judiciales presentados la semana pasada, los exgerentes comerciales de Britney Spears, Tri Star Sports y Entertainment Group, rechazaron las demandas de Rosengart de documentos sobre su participación en la tutela de 2008 a 2018. El grupo también negó cualquier papel o conocimiento en la vigilancia ejercida sobre la cantante. Jodi Montgomery, la tutora designada por la corte que desde 2019 supervisaba los asuntos personales y las decisiones médicas de la cantante, desarrolló un plan de atención con sus terapeutas y médicos para guiarla a través del fin de la tutela y sus consecuencias. "No hay razón para que la señorita Spears no pueda llevar una vida segura, feliz y gratificante después de esta tutela", dijo la abogada de Montgomery, Lauriann Wright, en la audiencia. La jueza mantuvo una pequeña parte de la tutela de forma temporal para permitir que el contador que asumió el control que tenía James Spears ponga los asuntos de la cantante en orden en los próximos meses antes de devolverle el poder. Britney Spears era una madre de dos niños pequeños de 26 años en la cima de su carrera cuando su padre estableció la tutela, primero de forma temporal, en febrero de 2008 tras una serie de crisis mentales que se hicieron públicas. La tutela termina a unas semanas de su cumpleaños 40, cuando sus hijos son adolescentes y su carrera está en una pausa indefinida, además de que está comprometida para casarse por segunda ocasión. Un punto decisivo llegó en 2019 cuando canceló una residencia de conciertos en Las Vegas. Convencidos de que fue ingresada en un hospital psiquiátrico contra su voluntad, los fans comenzaron a unirse para exigir que la corte liberara a Britney con el hashtag #FreeBritney. Al principio fueron desestimados como conspiracionistas, pero la misma cantante los validó en 2020 en una serie de documentos presentados ante la corte en la que dijo que estaban en lo correcto al exigir una mayor transparencia y escrutinio a su situación legal. Esos documentos resultaron ser la primera indicación de Spears, que había permanecido callada sobre la tutela por años, buscaría cambios mayores.

Britney es libre: Jueza disuelve tutela de Spears

La anticipación se había acumulado por horas, pero nunca como el momento cuando una cuenta regresiva en rojo desapareció y vibraron las primeras notas de los sintetizadores. La imagen de un águila en una bola de fuego se elevó por encima del escenario. Un túnel neón apareció y ocho columnas de flamas se elevaron al cielo. Saliendo de entre la oscuridad y hacia dentro de la luz, emergió el rapero Travis Scott. Ése era el instante que decenas de miles reunidos ahí habían esperado. En la emoción del momento, clamando por su ídolo, muchos empujaron hacia el frente, presionando a la gente contra la gente, más y más y más cerca, hasta que parecía que no había un centímetro libre. Entonces, para luchar contra la compresión, o buscando escapar, la gente empezó a empujar del frente hacia atrás, y nuevos golpes vinieron con ello. Lo que ocurrió después el viernes pasado en Houston está nublado con preguntas sin responder y experiencias bastante diferentes basadas en el lugar donde estaba parado alguien, cuáles olas de movimiento llegaron a ellos y cómo manejaron el aplastamiento. Pero tras los 70 minutos que el artista principal estuvo en el escenario, el show terminó con nueve personas muertas, hasta el momento, y algo es seguro: Casi todos sintieron esas olas de humanidad, surgidas por la emoción pero llenas de riesgo a medida que se expandían. "Te convertías en un organismo", dijo Steven Gutierrez, de 26 años, de Ellenville, Nueva York, quien mide 1,87 y pesa 177 kilos y sin embargo se vio sobrepasado por el poder de los empujones que lo enviaban de un lado a otro. "Todos éramos uno, moviéndonos con la multitud. La multitud es como agua, como un océano". El entusiasmo de unos 50.000 espectadores en el festival Astroworld, que tenía entradas agotadas, era evidente desde el momento en el que se abrieron las puertas siete horas antes, cuando algunos de los primeros en llegar corrieron por las entradas con tal fuerza que los detectores de metales fueron derribados mientras los guardias de seguridad y la policía montada tenían problemas para mantener el orden. Aunque el festival tuvo numerosos actos, Scott, un músico originario de Houston, que fundó el festival en 2018 tras el lanzamiento de su popular álbum "Astroworld", era sin duda el artista que todos querían ver. Algunos fans hicieron una fila para el escenario construido exclusivamente para Scott, apartando lugares por horas bajo los picos de escenografía de "Utopia Mountain". A medida que la tarde se convirtió en noche y el reloj de la cuenta regresiva apareció cerca de las 8:30 de la noche, la multitud se volvió más y más densa, de acuerdo con personas que asistieron, y las primeras olas de movimiento comenzaron a sentirse. A cinco minutos de empezar y con la llegada de personas de último minuto se compactó más. En los últimos 30 segundos en el reloj los picos de la montaña en el escenario se volvieron un volcán y cuando llegó el momento la multitud comenzó a gritar: "¡Diez, nueve, ocho, siete!..." Scott apareció y los empujones se volvieron más fuertes y entonces comenzaron también las olas de miedo. Eligio Garcia, de 18 años, originario de Corpus Christi, Texas, dijo que habían pasado unos 40 segundos del concierto cuando miró a su novia con preocupación. Sentían un calor que envolvía sus cuerpos y se volvió difícil respirar. A lo lejos se oían ecos de gritos: "¡Por favor ayúdame!". Detrás de él la gente se estaba cayendo, parecía un remolino humano. Sentían los empujones y su novia se desprendió de su brazo izquierdo. En un instante los dos quedaron atorados en el piso en una pila de cuerpos. Logaron levantarse y Garcia dijo que le pidieron ayuda a gritos al personal de producción que vieron cerca, pero no tuvieron respuesta. Cualquier camino hacia afuera parecía imposible, pero eventualmente lograron llegar a un lugar seguro. "Tenemos que salir de aquí", le dijo a su novia. "No podemos volver a caer en ese círculo de slam". Los fans de Scott tienen el apodo de "ragers" (enfurecidos) y se espera que estén en constante movimiento en un concierto. El rapero, que soñó con ser luchador cuando era niño, dijo que quería que sus conciertos parecieran combates de la liga de lucha libre WWF. Suele incitar al caos desde el escenario y agita la energía frenética. Incluso tiene una cadena de oro que parece una señal callejera: Un círculo rojo con incrustaciones de joyas con una persona de pie cruzada por una línea diagonal roja que parece decir: Nada de observadores pasivos en los conciertos. Sólo "ragers". Y el show continuó, con Scott haciendo "headbanging" (baile con movimientos duros de la cabeza) y gritando en una rápida sucesión de sus éxitos. Algunos asistentes experimentados en conciertos tomaron silbatos que llevaban en sus cuellos o gritaban "¡ábranse!" para hacer huecos para el slam (conocidos en inglés también como mosh pits), círculos que eran pequeños vacíos en la multitud. Como suele ocurrir en los conciertos, las personas haciendo slam se empujaban agresivamente unas a otras. En el perímetro de los círculos los participantes rotaban y la gente entre la multitud terminaba por pelear. La gente que hace slam quiere que sus círculos sean tan grandes como sea posible. Sus empujones hacia afuera se combinaron con la rotación de los participantes. Esto no era nada nuevo para muchos en el concierto. Pero combinado con los empujones hacia el escenario otros sintieron que la multitud se comprimió como nunca antes. Billy Nasser, de 24 años, originario de Indianápolis, se dio cuenta cuando habían pasado pocas canciones. Sus brazos estaban alzados y no tenía espacio para bajarlos. La gente se estaba cayendo. Algunos pisoteaban el cuerpo inanimado de un hombre inconsciente con los ojos en blanco. "Lo tuve que dejar ... estaba a su suerte", dijo Nasser. "Y ahí me di cuenta qué mal estaba porque literalmente lo tuve que dejar caer y nadie más me ayudó". En algunos lugares comenzaron a surgir banderas rojas, pero el concierto no paró. Los láseres que salían del túnel del escenario hacían que pareciera como un prisma que capturaba un sol brillante. Unos 503 policías de Houston estaban en el lugar y en sus radios se escuchó una advertencia: No se separen de sus grupos, no menos de 10 policías juntos. Hay peligro. "Estamos teniendo problemas estructurales que pueden ser catastróficos", advirtió una voz. A los 22 minutos de empezado el concierto Scott parecía ver algo en el público. "Asegúrense de que está bien", dijo. "Caminen con él, llévenselo". Al mismo tiempo, en el radio de la policía, una voz aconsejó: "La gente se está saliendo de la multitud quejándose de dificultades para respirar, heridas de tipo aplastamiento. Parece que la multitud se está comprimiendo". La masa de gente continuó agolpándose en algunos puntos, pero todavía había algunas rutas de escape. Kevin Perez, de 19 años, originario de Davenport, Florida, vio cómo se colapsó un círculo de slam detrás de él y se dio cuenta que ya no controlaba su movimiento. Sus antebrazos quedaron pegados a su pecho, sus manos cerradas en puños cerca de su cuello. Miraba hacia el cielo para poder respirar un poco. "Pasé de estar emocionado a estar asustado", dijo. "La gente estaba tratando de salir". Perez comenzó a seguir una fila de gente que estaba abriéndose paso entre el público. Otros escalaron las barricadas. Ante las cosas que vivieron en la noche, algunos detalles adquirieron nuevos significados. La primera canción era "Escape Plan", camisetas que decían "te veo del otro lado", un hombre con un cartel que decía "Vamos a sobrevivir". La situación parecía empeorar. Las olas se volvían más fuertes, y las oportunidades para salir cada vez menores. "Llegó a un punto", dijo Jason Rodriguez, de 21, de Texas City, Texas, "En el que nadie se podía mover". A 28 minutos de empezado el set de Scott, un carrito de golf con luces rojas y azules apenas logró abrirse paso en el mar. "Hay una ambulancia en el público", dijo el rapero. "Guau". Scott pausó cerca de un minuto y le pidió al público que levantara sus brazos hacia el cielo. "Todos ustedes saben a lo que vinieron", dijo., era una señal para que dos hombres que fueron elegidos entre el público se lanzaran desde el escenario a la multitud. Scott terminó "Upper Echelon" al llegar a los 30 minutos en el escenario. El jefe de la policía de Houston Troy Finner dijo después que este fue el momento en el que su departamento notó que había gente en el público "cayendo". En la carpa médica, donde la capacidad era para solo 10 personas, de acuerdo con los archivos de los permisos, la preocupación iba en aumento. En el radio de la policía se dijo: "Hay mucha gente atrapada y se están quedando inconscientes". En el perímetro de la zona del concierto, la gente estaba siendo empujada hacia barricadas de metal, algunas comenzaron a doblarse. En la siguiente canción una mujer joven fue grabada en video escalando a una plataforma con un camarógrafo. "¡Hay alguien muriendo!", gritó. "¡Hay alguien muerto!". Un joven se subió con ella en la plataforma de la cámara gritando: "¡Detengan el concierto, detengan el concierto!". Pero el show siguió. No está claro qué podía ver el rapero. Tenía una perspectiva ventajosa desde una plataforma elevada en el centro del escenario y dijo en algún momento que podía ver "todo hasta atrás". Pero viendo hacia los espectadores, miles de teléfonos celulares brillantes lucen como un mar de estrellas. Sus abogados dijeron en una carta que no supo de las muertes o de los lesionados sino hasta después del concierto. Mientras Scott cantaba desde la plataforma, los guardias de seguridad atendían a la gente en la multitud: "No tiene pulso" y "Hay cuatro personas aquí sin pulso". La policía dijo que la empresa promotora del festival, Live Nation, acordó frenar el festival en este momento. Pero inexplicablemente el show continuó. Cuarenta minutos habían pasado desde que Scott subió al escenario y nuevamente paró por un momento. "Necesitamos ayuda. Alguien quedó inconsciente aquí enfrente", dijo. Scott siguió trabajando poco después, cantando letras que hablan de estar "parado en el océano". Ante el artista el verdadero mar de humanidad estaba lleno de problemas. El pánico se expandió. "¡Tenemos que salir, tenemos que salir!", gritaba Ariel Little, con su pecho aplastado por la multitud. "¡Nos vamos a quedar atrapados!", se dijo Michael Suarez, luchando para no caer. "¡Voy a morir aquí!", pensó Stacey Sarmiento mientras trataba de escapar. Una mujer tuvo que morder a un hombre para abrirse paso. Un hombre dijo que la gente se volvió como animales a medida que la situación empeoraba. Para algunos ya no podía ser peor, pero llegaba otra ola. A 52 minutos de comenzado el concierto de Scott, el famoso rapero Drake apareció en el escenario, una sorpresa que hizo que la multitud nuevamente se empujara. Gutierrez, un ex socorrista musculoso, había regresado al público después de retirarse brevemente y guiar a dos personas hacia un lugar seguro. Ahora estaba de vuelta entre ellos, sobrepasado por la alegría de ver a Drake. "Uno sentía las prisas hacia el escenario, hubo un gran empujón", dijo. "El efecto Drake". Scott y Drake compartieron el escenario 14 minutos hasta que Scott quedó solo de nuevo para la última canción mientras la montaña detrás de él se encendía con colores y salían fuegos artificiales. "¡Regresen a casa seguros!", gritó antes de salir corriendo del escenario. El océano de gente descendió, dejando el piso lleno de zapatos, ropa y basura. Un hospital se llenó de heridos y entre la gente comenzó a difundirse la noticia de la tragedia.

70 minutos en Astroworld: Cronología de la catástrofe

Cientos de violines, violas y contrabajos sonaron en la academia militar de Venezuela; luego se sumaron los instrumentos de viento de madera, los metales y las percusiones —y miles de músicos, en su mayoría niños y adolescentes, tocaron con un solo objetivo: lograr el récord de la orquesta más grande del mundo. Los músicos, todos relacionados con la red de orquestas juveniles, interpretaron una pieza de Tchaikovsky de alrededor de 10 minutos al aire libre bajo la vigilancia de supervisores independientes con la tarea de verificar que los más de 8.097 instrumentos estuvieran tocando simultáneamente, lo que rompería la actual marca mundial. La red musical, conocida como "El Sistema" confiaba en reunir a 12.000 músicos. "Esto significa que todos estos años que he estado con la orquesta han valido la pena, todas esas horas de ensayo, todas esas horas de estudio, que son muchas", dijo Angele Barraoeta, de 15 años, que toca la viola. Barraoeta ha sido parte de El Sistema desde que tenía cuatro años y suele tocar con un grupo regional de unas 230 personas. "Es demasiada gente a tu alrededor, es una emoción increíble que formas parte de algo histórico. Esperamos romper el récord", agregó. La organización autoridad global en marcas mundiales Guinness World Records determinará dentro de 10 días si se impuso una nueva marca. Más de 250 supervisores fueron asignados cada uno a un grupo de músicos para que estuvieran vigilantes durante el intento de imponer la marca. Para que los músicos logren una nuevo récord, se tuvo que haber contado a más de 8.907 músicos tocando al mismo tiempo la "Marcha Eslava" de Tchaikovsky durante un período de cinco minutos. La oficina en Venezuela de la firma contable KPMG auditará los resultados. El socio administrativo Ramón Ostos dijo que el récord actual pertenece a un grupo ruso que interpretó el himno nacional de Rusia. Los músicos, de entre 12 y 77 años, vistieron pantalón negro y camisa blanca, y tenían mascarillas debido a la pandemia, durante su intento por conseguir el récord durante un concierto de música patriota de una hora. El repertorio incluyó "Venezuela" de Pablo Herrero y José Luis Armenteros, el himno nacional del país sudamericano y "Alma Llanera", una pieza de Pedro Gutiérrez —a la que los venezolanos consideran su himno no oficial. A cada músico se le entregó un brazalete numerado y un asiento de acuerdo con el instrumento que tocaría, a fin de facilitar el conteo. La "Marcha Eslava" forma parte de la educación musical durante su paso por el sistema de orquestas juveniles. Comenzaron a ensayar hace dos meses con sus grupos regionales con vistas al concierto. Si se rompe una cuerda no hay que dejar de tocar y si falla la partitura hay que tocar de memoria, recordó el director Enluis Montes a los músicos que mostraron su entusiasmo cuando se dirigieron tranquila y cadenciosamente a sus lugares. Las normas que tenían que acatar incluían no compartir instrumentos y que los dirigiera un profesional. Ese honor correspondió a Andrés David Ascanio Abreu, cuya imagen fue proyectada en pantallas gigantes para que todos los músicos vieran sus indicaciones. "Bueno, es un reto gigantesco, por supuesto, un reto muy complicado, pero lleno de muchísimo orgullo, de muchísima pasión", afirmó Abreu. "Y hoy estamos viendo aquí es una representación mínima al lado de lo que somos: somos 1 millón 12.000 niños, niñas y jóvenes en El Sistema". Cuando terminaron de tocar la "Marcha Eslava", los músicos emitieron un grito de júbilo, levantaron sus instrumentos y agitaron banderas de Venezuela. "La orquesta más grande del mundo", exclamaron.

Venezuela busca récord de la orquesta más grande del mundo

Me gusta La Hora

#LHLoMásReciente

TWITTER LH

Edictos y publicaciones legales

La Hora 3-12-2021