Un cuaderno en el que plasmamos, inquietudes y añoranzas. Foto/La Hora
Logo categoria

Seguro recuerdas esas épocas cuando eras menor y solías mantener un diario, pues ¿quién no tuvo aunque sea un diario en su vida? Quizá conocías a alguien que atesoraba el suyo. Un cuaderno en el que plasmamos lo que habíamos realizado en nuestro día, inquietudes y añoranzas, que era un momento mágico y nos hacía sentir bien.

En la actualidad esta práctica ha retomado gran importancia en la vida de las personas y está cada vez más presente bajo la palabra de “journaling”, que en español se podría traducir como “diario”, no obstante, el término para tal práctica se mantiene en inglés.

 

¿QUÉ ES EL “JOURNALING”?

María José Garzaro, psicóloga clínica, explica de manera sencilla que es una práctica que te permite registrar por medio de la escritura, la forma en la que te sientes, lo que experimentas, ideas, pensamientos, etc.

En su podcast ‘Viene y Va’, la estratega digital, Dani G. Schulz aclara que es una actividad que se puede realizar a cualquier edad, es la técnica de escribir y ponerte solo con tus pensamientos, un cuaderno y un lapicero para plasmar cómo te estás sintiendo y lo que está pasando por tu mente.

 

“Es muy importante porque nosotros pasamos todos los días con un diálogo interno, y está comprobado por varios psicólogos y expertos que escribir puede llegar a tener un impacto positivo en tu salud mental”.

¡Escribir puede llegar a tener un impacto positivo! Foto/La Hora

“JOURNALING” EN LA SALUD MENTAL

Así lo asevera la psicóloga, quien menciona que beneficia la salud mental porque permite poner en palabras lo que estamos procesando en la mente y luego se exterioriza al momento de escribirlo.

“Llevar un proceso de ‘journaling’ puede ayudarte a manejar la ansiedad, reducir el estrés, lidiar con la presión y todo esto es beneficioso para controlar síntomas y mejorar el estado de ánimo”, afirma la Universidad de Rochester en su enciclopedia médica.

Mejora tú estado de ánimo. Foto/La Hora

Por eso, realizar este proceso de escritura de acuerdo con Schulz, es una manera de librar y ver tus palabras en papel, es decir, sacarlo de un plano mental y pasarlo a un plano físico en donde puedes ver angustias y sueños.

“Al sacarlo de tu mente y traerlo al plano físico por medio de la escritura y la manera en que lo percibes y puedes trabajar en ello. Hacer ‘journaling’ es una manera de realizar una higiene mental”, afirma.

 

LOS BENEFICIOS

La Universidad de Rochester menciona que entre los beneficios de hacer “journaling” está:

Ayudarte a priorizar problemas, miedos y preocupaciones.

Hacer un seguimiento de cualquier síntoma día a día para reconocer los factores desencadenantes y aprender formas de controlarlos mejor.

Proporcionar una oportunidad para el diálogo interno positivo e identificar pensamientos y comportamientos negativos.

Ayuda a identificar situaciones de estrés o ansiedad, para posteriormente trabajar en un plan para resolver los problemas.

 

UNA HERRAMIENTA QUE SE VUELVE HOBBY

Garzaro añade que esta técnica puede convertirse en un hobby muy útil; Schulz narra en el podcast que ella realiza “journaling” todos los días, y no necesariamente solo cuando se siente mal, ya que también lo ve como una manera de plasmar sueños, anhelos y sentimientos positivos.

Beneficia a nuestra mente y bienestar. Foto/La Hora

“He traído al mundo real a través de mi escritura sueños y pensamientos, además me ha ayudado a familiarizarme con mis sentimientos (…) y adueñarte de tus sentimientos es el primer paso para transformarlos, trabajarlos y convertirlos a un aprendizaje y conocimiento”, afirma.

Resulta entonces una forma de autoconocimiento y mejorar el buen humor.

INICIAR “JOURNALING”

El “journaling” es un hábito, por ello el primer requisito es que se necesita voluntad propia para poder realizarlo.

“No se necesita mucho para iniciar más que papel y lápiz, pero si recomiendo asignar un espacio específico, por ejemplo designar una libreta, folder con hojas, cuaderno, lo que prefieras, pero que sea solo destinado para realizar ‘journaling’”, aconseja Garzaro.

Algunos consejos que brinda la Universidad para comenzar con el “journaling”:

• Escribe todos los días: reserva unos minutos todos los días para escribir, esto ayudará a que se vuelva regular.

• Hazlo fácil: mantén siempre un bolígrafo y tu espacio de anotación para que puedas llevarlo a donde quieras y hacerlo cuando lo necesites.

• Deja que las palabras fluyan: no es necesario que tengas una estructura determinada, es tu lugar para discutir y crear lo que quieras para expresar tus sentimientos.

 

Finalmente, la estratega digital añade que lo mejor es no comenzar en un momento de crisis porque “empiezas con una mentalidad de escasez, y en los momentos de crisis ya estás dentro con esta herramienta y se te hace más fácil y por eso también empieza paulatinamente, primero con media página”.

Además, Schulz brinda cuatro preguntas que pueden ayudarte para iniciar:

1. ¿Qué siento hoy?

2. ¿Qué acciones puedo tomar hoy para ayudarme?

3. ¿Cómo puedo sorprenderme a mí misma hoy?

4. ¿Qué necesito escuchar de mí hoy?

 

Garzaro afirma que hay diversas formas de realizar el “journaling”, algunas estructuradas, guiadas o más libres, no obstante, lo importante es recordar que es un ejercicio que beneficia a nuestra mente y bienestar.

 

Queremos conocerte mejor 🙌🏼

Ingresa aquí y cuéntanos más sobre ti para desarrollar contenido de valor que aporte en tu día a día  👉🏼   https://forms.gle/aXJEx9ZfC5eGc8aJ6 

 

Artículo anteriorCae la confianza: 55% de inversionistas no esperan pronta mejora económica en GT
Artículo siguienteChapines en Nueva York más cerca de GT con Totopan Bakery