Reconocer el gaslighting no es un acto sencillo. Foto: La Hora.
Logo categoria

Reconocer el gaslighting no es un acto sencillo porque se va desarrollando de forma paulatina por parte del gaslighter hacia la otra persona, una práctica en la que el abusador trata de manipular a su vínculo haciendo que se sienta culpable y dude de sí mismo en diversos aspectos y situaciones.

Dos expertas de la salud mental explican qué es este tipo de abuso y factores para identificarlo en la notaGaslighting: ¿Qué es y cómo se manifiesta este tipo de abuso?.

En esta ocasión para continuar abordando compartimos una serie de señales para identificarlo y dos personas nos comparten su testimonio.

Reconocer el gaslighting no es un acto sencillo. Foto: La Hora.

SEÑALES DEL GASLIGHTING

Las relaciones de gaslighting se pueden dar en cualquier entorno y tipo de relación en la que personas interactúan, es más común encontrar este tipo de abuso en relaciones amorosas, sin embargo, no es una limitante para que ocurra.

Melissa Mendoza, psicóloga clínica, explica que el gaslighting es un abuso emocional y psicológico muy eficaz que inicia de forma muy sutil, en la que la mayoría de víctimas ni siquiera se dan cuenta. Consiste en la manipulación que lleva desestabilizar mental y emocionalmente a la víctima para que dude de su propio juicio.

Señales de gaslighting. Diseño: La Hora/María José Aresti
Señales de gaslighting. Diseño: La Hora/María José Aresti

Muchas veces conocer las historias de otras personas también resulta de ayuda, dos personas que prefieren ser identificadas por la inicial de su nombre nada más compartieron con LH Nosotras cómo se dieron cuenta que estaban sufriendo gaslighting por parte de su vínculo.

ME HACÍA DUDAR, ME DABA MIEDO

‘A’ menciona que durante su relación pasada de pareja sufrió de este tipo de abuso, “en una analogía lo pongo así, yo decía que el cielo es azul y él me decía que no, que era rojo porque así era, rojo”, menciona.

Había veces en que cuando sucedían problemas entre ellos, ‘A’ podía demostrar con pruebas físicas lo que había ocurrido y él le mencionaba que eso nunca había pasado, que ‘A’ estaba confundiendo todo y que no era así.

 

“Las veces que no podía demostrar lo que había pasado recurría a decirme que todo había sucedido como él decía, y sentía feo porque me hacía dudar de lo que yo estaba sintiendo, o si yo estaba exagerando, que probablemente era cierto que me lo estaba inventando y me daba miedo porque me preguntaba a mí misma sí en serio tenía problemas de memoria o me inventaba todo. Pero no podría creer que siempre me pasaran esas cosas solo con él”, relata.

Muchas veces se nos facilita identificar cuestiones cuando las vemos plantadas en alguien más. Foto: La Hora.

MI INTUICIÓN ME DECÍA QUE ESE TIPO DE ACCIONES NO ESTABAN BIEN

La pareja de ‘D’ también le ejercía gaslighting, el abuso la fue transformando hasta llegar al punto de aislarla de sus otras relaciones interpersonales, desconfiaba de su persona, dudaba de sus capacidades, de lo que hacía y cuestionaba cada acción que realizaba.

“Yo me di cuenta de lo que había sufrido hasta años después de que terminó la relación con ayuda profesional, pero durante la misma mi intuición me decía que ese tipo de acciones violentas no estaban bien”, reconoce.

 

De acuerdo con ‘D’ el gaslighting se presentaba en acciones como: hacerle ver que se estaba inventado las situaciones o como si las mismas no estuviesen ocurriendo, se burlaba de su persona frente a los amigos en común, invalidación de todo lo que decía e incluso transformar lo que mencionaba y decirlo él para llevarse la validación y aprobación él mismo.

“Era perturbante, pero con la ayuda de mi psicóloga le puse fin a ese capítulo, y pude comprender que todo lo que pasó estuvo mal y que no era yo quien lo estaba. Por eso algo que me gustaría decir a alguna persona que esté pasando por eso es que no están solas, que cuando sienten y saben que algo está realmente mal es porque así es, y alguien que en realidad nos quiere y respeta no nos debería hacer sentir así”, finaliza ‘D’.

Este abuso se va desarrollando de forma paulatina por parte del gaslighter hacia la otra persona. Foto: La Hora.

EL GASLIGHTING EN EL MUNDO CINEMATOGRÁFICO

El mundo del cine es un espacio que retrata temas de la realidad, inclusive mencionamos que el anglosajón ‘gaslight’ recibe tal nombre por una película. No obstante, no es la única que ha tratado este tema dentro de su narrativa y en la actualidad varias películas lo han representado.

Las relaciones de gaslighting se pueden dar en cualquier entorno y tipo de relación. Foto: La Hora.

Muchas veces se nos facilita identificar cuestiones cuando las vemos plantadas en alguien más, así que aquí te recomendamos algunas películas o cortometrajes que te pueden ayudar a identificar el gaslighting de mejor manera:

  • La cumbre escarlata (2015) de Guillermo del Toro
  • Alicia en el país de las maravillas (2014) de Jesús Magaña
  • Todas las cosas buenas (2010) de Andrew Jarecki
  • El hombre invisible (2020) de Leigh Whannell
  • La mujer de la ventana (2021) de Joe Wright

 

Un ejemplo más corto también en donde se puede identificar gaslighting es en el cortometraje de Taylor Swift, All Too Well: The Short Film, en donde el personaje masculino cambia la perspectiva de los hechos durante la discusión.

Arte cinematográfico en donde veremos cómo se manipula de forma peligrosa al personaje para convencerlo de que sus argumentos no son válidos, ridiculizar frente a otros, acusar sin motivo, devaluar su opinión e incluso pintar otra realidad, motivos suficientes para reconocer que existe gaslighting o “luz de gas” en la relación.

 

Artículo anteriorDiputados opositores envían carta a OEA por declaraciones de Giammattei
Artículo siguienteWalter construye desde hace 18 años el futuro de sus hijos en EE. UU.