El presidente Alejandro Giammattei a su llegada a la sede de la OEA, acompañado por el secretario general de ese organismo, Luis Almagro.
El presidente Alejandro Giammattei a su llegada a la sede de la OEA, acompañado por el secretario general de ese organismo, Luis Almagro. Foto La Hora/Presidencia

Los diputados miembros de las bancadas Winaq, Semilla, Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), así como los congresistas Evelyn Morataya, Andrea Villagrán y Aldo Dávila enviaron una carta al Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) en rechazo a las declaraciones realizadas por el presidente Alejandro Giammattei en dicho organismo.

“En un Estado democrático, sus decisiones y pronunciamientos deben resultar del cumplimiento de procedimientos legales y legítimos. Sin embargo, en la referida sesión se trasladó de forma arbitraria y unilateral a la OEA una solicitud de no intervención que no deviene del poder soberano, ni es manifestación de la voluntad de todos/as los/as que formamos parte de este organismo”, señala la misiva.

DIPUTADOS: PRETENDE OCULTAR LA GRAVE SITUACIÓN

De acuerdo a los parlamentarios, la acción unilateral emprendida por la administración de Giammattei pretende ocultar a nivel internacional la grave situación que vive el país y, por tanto, cuestiona el reporte realizado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“De la misma manera en que el presidente Giammattei censura los cuestionamientos que realizan instancias internacionales como la CIDH, el régimen de impunidad se ha instaurado en Guatemala utilizando a las instituciones de justicia como herramienta de venganza con quienes han luchado contra la corrupción e impunidad, y pretende callar además a los actores políticos de oposición que a lo interno alzan la voz”, explicaron en la carta.

Agregaron que las políticas del Gobierno han puesto en riesgo no solo las libertades fundamentales, el Estado de derecho y el sistema democrático del país, sino que también la vida y el bienestar de los habitantes.

“La opacidad en incapacidad de los altos funcionarios, además de la corrupción e impunidad imperante, nos mantiene en una situación precaria y vulnerable ante cualquier eventualidad que como nación podríamos enfrentar”, declararon.

Finalizaron aclarando que el mensaje recibido por la OEA en contra de la CIDH y su informe no es objeto de discusión, ni de decisión en la Comisión de Derechos Humanos, en las instancias de Jefes de Bloque o en el pleno de la República y por ello, no es representativo ni legitimo para el pueblo de Guatemala.

GIAMMATTEI DA A CONOCER VÍDEO A OEA

El pasado martes 28 de junio, La Hora publicó “Tras informe y con video del Congreso, un irritado Giammattei critica a la CIDH”, en el que se recopilan las declaraciones realizadas por el mandatario ante el Consejo Permanente de la OEA.

Giammattei presentó un vídeo enviado por el Congreso en el que daban a conocer “algunas consideraciones que no compartimos” del dicho informe de la CIDH, enfatizando en que se mostraban en desacuerdo a las críticas relacionadas al aborto, la protección a la familia y los derechos a la educación de los padres sobre sus hijos, así como una supuesta injerencia en asuntos internos.

El Congreso liderado por el oficialismo denunció una supuesta intromisión en procesos democráticos en curso, debate legislativo, por lo cual estarían violando su mandato y principios de derecho internacional sobre los cuales la OEA y sus órganos fueron creados, según los legisladores.

GIAMMATTEI CRITICA A CIDH

Asimismo, Giammattei afirmó que Guatemala era un país soberano, señalando que en el informe de la CIDH: “la situación actual del país en materia de derechos humanos y combate a la corrupción no corresponde y es contraria a los supuestos previstos en la citada acción”.

“Tampoco existe una infracción sistemática de la independencia del poder judicial y, mucho menos actos de insubordinación de las instituciones del Estado a la autoridad civil constituida conforme a la ley, en virtud de que el actuar de los distintos órganos de administración de justicia del país es independiente y en observancia de toda garantía constitucional y convencional”, remarcó Giammattei, agregando que no visibilizaba las acciones, logros y metas del Estado guatemalteco.

 

De la misma forma, cuestionó el informe en el que habla sobre la persecución contra fiscales y jueces, quienes a criterio de Giammattei “abusaron de su poder”, violaron el debido proceso y derechos humanos.

“Cuestionar estas investigaciones socava nuestra institucionalidad y quebranta también el principio de subsidiariedad o complementariedad de la CIDH. Este nuevo gravísimo error metodológico evidencia un claro activismo ideológico carente de objetividad”, agregó el mandatario

Artículo anteriorExmilitares exigen Q20 mil cada uno; rechazan programa forestal
Artículo siguiente¿Cómo reconocer el gaslighting? una manipulación peligrosa para cualquiera