Para Iris, originaria de Jalapa, hablar de remesas es hablar de esperanza. Diseño: La Hora/Alejandro Ramírez.
Logo categoria

Las remesas juegan un papel muy importante dentro de los países abarcando prácticamente las esferas de toda la vida de un ser humano, este 16 de junio se celebra por decreto de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el Día Internacional de las Remesas Familiares con el objetivo de reconocer a los trabajadores migrantes de todo el mundo y la mejor calidad de vida que ofrecen a sus familiares en el país de origen.

Iris Chinchilla compartió con LH Nosotras su recorrido hasta ahora con las remesas y lo que le representan a ella y a su familia.

Las remesas juegan un papel muy importante dentro de los países. Diseño: La Hora/Alejandro Ramírez.

DESDE HACE 14 AÑOS

Por motivos personales Iris, originaria de Jalapa, tuvo que establecerse en Estados Unidos, Connecticut el 23 de abril de 2008, desde entonces las remesas también forman parte de su vida y ha “estado dando batalla para poder llevar el sustento a su familia”.

 

Con mucho dolor en Guatemala se quedaron sus tres hijos: Melisa, Daniela y Marlon, y su madre Francisca; sin embargo, su principal objetivo siempre fue apoyar a su familia.

“No concluí mi carrera universitaria y se me estaba complicando, una amiga me ofreció que me podía ayudar y así fue como tomé la decisión, que es una de las más difíciles de mi vida porque dejé a mis niños y tuve que migrar para darles un mejor futuro”, explicó Iris.

Iris sabe que en el futuro se materializará todo el esfuerzo que ha hecho. Diseño: La Hora/Alejandro Ramírez.

ESPERANZA

Por eso para la originaria de Jalapa las remesas son hablar de esperanza, de llevar un sustento a sus familias y también aportar a la economía del país.

Con las remesas que Iris envía a su familia en el país logra ayudarlos tanto en los gastos básicos como en otros diversos; por eso poder aportar tanto a sus hijos como demás familiares representa una bendición para ella.

Este 16 de junio se celebra por decreto de la ONU el Día Internacional de las Remesas Familiares. Diseño: La Hora/Alejandro Ramírez.

SENTIMIENTOS ENCONTRADOS

Hablar de remesas para Iris también representa sentimientos encontrados, ya que por una parte está la situación de poder darles mejores oportunidades a las familias que se quedan en el país de origen, pero al mismo tiempo se está lejos y perdiendo los mejores momentos de sus hijos.

“Como suelen decir, este país (EE. UU.) le da todo, pero a la vez también estar lejos de la familia es muy difícil, por lo que me resulta muy reconfortante ver cómo mi esfuerzo está dando frutos con mis hijos que están respondiendo”.

 

Las remesas que Iris envía sirven para cubrir lo que ella considera la mejor herencia que les puede dejar a sus hijos: los estudios, y confía en que pronto cuando se reencuentren en un futuro sea con unos profesionales exitosos y decir que, si valió la pena el esfuerzo, las noches de lágrimas y los días de cansancio.

Reconoce que: “Hay veces en que uno quisiera agarrar e irse, pero luego le cae a uno el veinte y dice mi misión no ha terminado con mis hijos, están comenzado la universidad y vamos por buen camino”.

Iris sabe que en el futuro se materializará todo ese esfuerzo, cumplirá su misión, las remesas y todo lo que llegó a hacer al país norteamericano habrá valido la pena.

Las remesas le han permitido a Iris ser el sustento de su familia. Diseño: La Hora/Alejandro Ramírez.

LA OTRA CARA DE LAS REMESAS

Para la originaria de Jalapa las remesas no solo juegan el papel de ser un soporte para su familia, sino que también son su trabajo, actualmente lleva más de 10 años laborando con Banco Banrural en Estados Unidos.

“Manejamos remesas con otras remesadoras, y trabajamos con nuestra propia aplicación: ‘Amigo paisano’, para facilitar a los connacionales una forma más rápida y segura para que su dinero por el factor tiempo ya no vaya hasta oficinas, sino que por medio de nuestra aplicación”, explicó.

Es así como las remesas pueden llegar hasta en 15 minutos a Guatemala.

Iris está muy agradecida de poder colaborar con el banco, apoyar a la gente y mantener las remesas en su vida de una manera un tanto distinta también; debido a su trabajo ha visto cómo estas han ido en crecimiento.

 

“Esto habla de lo que los guatemaltecos estamos aportando a nuestro país, que somos gente trabajadora, que viene aquí a dar nuestro mayor esfuerzo y por ello quisiera extender una felicitación para todos ellos. Por ellos también me enorgullece ser guatemalteca, venimos de dejar lo más preciado que es nuestra familia, pero estamos luchando por dejar un mejor futuro”, mencionó Iris con mucha emoción.

Ella lo ha podido divisar con los clientes que atiende, como personas llegan cansadas, con su ropa de trabajo, a veces no con la mejor cara, pero siempre llenos de felicidad de poder aportar una mejor calidad de vida para hijos y familiares que se encuentran en Guatemala y construir un mejor país.

MI TRANQUILIDAD

Si Iris tuviera que plasmar en pocas palabras lo que representan para ella las remesas lo definiría como: su tranquilidad y su sueño.

Añadió: “La verdad es que las remesas me han ayudado, y no solo a mí, sino que a miles de guatemaltecos que venimos para cumplir nuestro objetivo que es ayudar a nuestra familia”.

Por motivos personales, Iris tuvo que establecerse en Estados Unidos desde hace 14 años. Diseño: La Hora/Alejandro Ramírez.

Por último, mencionó que el mensaje que quiere transmitir a las personas en este Día Internacional de las Remesas es que aprovechen el tiempo que están en dicho país también para ahorrar y así algún día regresar a sus países de origen y no pasar tanto tiempo alejados de la familia.

“Trabajemos mucho, pero también ahorremos para irnos con los nuestros”.

¿Quieres ser parte de Nosotras LH y contarnos tu historia? Escríbenos al WhatsApp

 

Artículo anteriorAgencias mantienen calificaciones, pero mejoran perspectivas
Artículo siguienteJuez otorga arresto domiciliario a García Gudiel; deberá pagar Q1 millón de fianza