Maribeth supera el cáncer cérvico uterino con fortaleza y determinación

354


María Silbeth Contreras, mejor conocida como Maribeth, es una joven mujer que a sus 23 años ha tenido que atravesar una difícil prueba como lo es la enfermedad del cáncer, la cual ha superado, convirtiéndose en un ejemplo para quienes la rodean y leen esta historia.

Maritbeth narró a LH Nosotras cómo fue el proceso de descubrir que padecía cáncer cérvico uterino, el giro que trajo a su vida y la etapa de recuperación por la que está atravesando.

NINGÚN TIPO DE SINTOMATOLOGÍA

Desde niña Maribeth ha sido asmática por lo que siempre ha sido muy cuidadosa con su nariz y ojos, un día estaba aplicándose gotas en los ojos cuando notó en uno de ellos un “bulto” que no le resultaba normal, sin embargo, lo dejó pasar.

Fue hasta en una ocasión en donde se lo tocó de forma accidental y vio que iba en crecimiento así que decidió mencionarlo a sus papás, fueron al médico y efectivamente le informaron que tenía un tumor, el cual sería retirado en una operación y enviado a patología.

 

En ese momento algo salió “anormal” y entre los esquemas de doctores que visitó y análisis estaba el ginecólogo.

“Yo creo que fue como algo de muchísima suerte, mi ginecólogo y obstetra es Jorge Escobedo y él vio que había algo físicamente extraño dentro de mí, decide tomar la biopsia, y al mandarlo a patología determinan que es un cáncer cérvico uterino invasivo, lo que significaba que si a mí no me operaban iba a hacer metástasis en otros órganos”, explica la joven.

Por la etapa en la que se encontraba su cáncer aún no había presentado alguna sintomatología, en marzo del presente año Maribeth fue sometida a una histerectomía radical abdominal en la que retiraron sus trompas de Falopio, útero, cérvix, tercio superior de vagina, actualmente se encuentra en el día 39 de recuperación.

Maribeth junto a su ginecólogo y obstetra Jorge Escobedo. Diseño: La Hora/Roberto Altán.

“NUNCA PENSÉ QUE FUERA A SER TAN PRONTO”

En la familia de la joven hay un historial de personas que han fallecido por cáncer, por lo que solía pensar que la enfermedad pudiera estar en sus genes y que en un futuro ella tendría, “pero no pensé que fuera tan pronto, por lo mismo una parte de mí lo aceptó bien, pero si es un poco difícil”, recalcó.

 

Sobre todo, porque es un cáncer que afecta órganos del sistema reproductor femenino, y Maribeth manifiesta que recibir este tipo de noticia es algo que toca tanto la parte de mujer como la maternidad.

“Si te lo puedo resumir en tres palabras sería: inseguridad, miedo y aceptación, porque no hay para donde”, explica.

En el proceso de recuperación en el que se encuentra también está recibiendo terapia psicológica, ya que menciona que es necesario por todos los procesos complejos por los que se atraviesa.

Por la etapa en la que se encontraba su cáncer aún no había presentado alguna sintomatología. Diseño: La Hora/Roberto Altán.

APOYO

Sus papás, familia y novio han sido quienes han fungido como su red de apoyo durante este proceso también, es un ambiente muy unido, esperanzador y lleno de humildad que han logrado ser un soporte fundamental para Maribeth.

La joven recuerda que la única vez que lloró durante esta etapa fue cuando el doctor menciona que había que realizarse una biopsia, añadió que, “me puse a investigar yo solita y el peor escenario que salía era cáncer, entonces me preparé mentalmente, lloré como un día entero, y luego dije que se venga, o sea independientemente de lo que sea lo voy a tener que enfrentar”.

Imagen Ilustrativa. El apoyo de sus seres queridos ha sido muy importante en este proceso. Foto: La Hora.

NO PODER SER MADRE DE FORMA BIOLÓGICA

Debido al proceso Maribeth no podrá ser madre de forma biológica, algo que sí añoraba poder realizar.

 

“Es superextraño, yo siento que a los veinte uno se cuida muchísimo de no tener un embarazo porque es como ‘no arruinar tu vida’, y luego tu cuerpo te dice que no podés hacerlo y se vuelve una parte que te choca internamente”, mencionó.

No obstante, la joven es consciente de que no necesariamente debe tener a su hijo dentro de ella para que sea su hijo, a largo plazo habrá muchas opciones todavía y que lo importante es no dejarse caer.

Imagen Ilustrativa. Maribeth aún se encuentra atravesando una etapa de recuperación. Foto: La Hora.

PROCESO DE RECUPERACIÓN

A pesar de que Maribeth es sobreviviente de cáncer, la posibilidad de que la enfermedad vuelva a alguna otra parte de su cuerpo existe, sin embargo, su médico realizó en ella un procedimiento que le permitió no tener que acudir a radioterapias y quimioterapias.

“Creo que lo más difícil es la vida posterior porque cuando tenés cáncer no podés usar ni aretes porque el metal no es bueno para tu cuerpo, no podés consumir lácteos, carne porque incentivan celular cancerígenas, entonces cómo acostumbrarse a esto tan joven es un golpe de realidad de que tu vida es muy frágil”, expresó.

La joven recuerda que la única vez que lloró durante esta etapa fue cuando el doctor menciona que había que realizarse una biopsia. Diseño: La Hora/Roberto Altán.

En la parte física también ha supuesto un reto para ella, su operación es aproximadamente de 10 centímetros de incisión, por lo que ejecutar movimientos e inclusive pararse por sí sola es difícil, la incontinencia también es uno de los problemas más recurrentes tras este tipo de operaciones.

Maribeth agregó: “Siento que esto te toca como un punto de orgullo, de decir yo soy autosuficiente, pero necesitas muchísimas cosas más y apoyo de la gente que está a tu alrededor”.

Padecer cáncer cérvico fue un giro en la vida de Maribeth. Diseño: La Hora/Roberto Altán.

“EL CUERPO DA SEÑALES”

Actualmente Maribeth tuvo que dejar sus estudios universitarios para enfocarse en una recuperación adecuada y necesaria tras un procedimiento de este tipo, físicamente aún siente que tiene muchas limitantes como para volver, por lo que espera volver pronto cuando se sienta mucho más recuperada.

 

“Quisiera dejar el mensaje de que es importante ser conscientes, por ser jóvenes decimos el cuerpo aguanta, pero muchas veces el cuerpo también da señales y hay que estar atentos, y aunque seas económicamente dependiente de tus papás aún vale la pena hacerse chequeos y si ves alguna señal irregular ir con tu médico y consultarlo, porque puede ser algo mucho mayor”, finalizó Maribeth.

¿Quieres ser parte de Nosotras LH y contarnos tu historia? Escríbenos al WhatsApp