Cara a Cara con Todd Robinson por fentanilo y las drogas sintéticas: son más poderosas, fácil de esconder y distribuir

El director de La Hora Pedro Pablo Marroquín conversó en un Cara a Cara con el subsecretario adjunto de la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley (INL, por sus siglas en inglés) del Departamento de Estado de Estados Unidos, Todd Robinson, quien explicó más detalles de cómo abordan el tema del fentanilo con el resto de países de la región y del mundo.

Debido a que esta droga sintética se puede llegar a mezclar, Robinson explica que es necesario que las personas se aseguren que están comprando productos con compañías legales, es decir, no del mercado negro, y destacó que, «desde 2019, más de 100,000 personas han muerto de alguna interacción en los Estados Unidos con drogas sintéticas».

Robinson expresó además que en el caso del crimen organizado que opera en Centroamérica, se convierten en aliados de la distribución, «a veces son aliados, a veces son grupos criminales, independientes, pero trabajando con los grupos más grandes de México, los mexicanos y algunos grupos en Colombia, son los más grandes y más interesados en ese mercado».

A continuación la entrevista sostenida con el funcionario estadounidense.

La Hora: Subsecretario sé que lo ha dicho en muchas ocasiones, pero se lo quisiera preguntar una vez más para que la gente pueda tener el contexto correcto, ¿qué es el fentanilo? ¿Por qué es tan dañino para las personas que lo consumen?

Todd Robinson: Gracias, es una pregunta excelente, el fentanilo es una droga sintética hecha por varios químicos, principalmente químicos que se llaman precursores que vienen de China, llegan a los grupos criminales en México que mezclan los químicos para hacer el fentanilo. Desde 2019, más de 100,000 personas han muerto de alguna interacción en los Estados Unidos con drogas sintéticas.

La mayoría de ellos murieron de fentanilo que se puede obtener por el internet, se puede obtener más tradicionalmente por otras personas.

Varios de esos muertos no sabían que iban a tomar el fentanilo, o sea buscaban otro medicamento u otra droga, no sabían que era mezclado con el fentanilo y murieron.

L.H.: Eso le quería preguntar, usted en una entrevista en La Vanguardia de España, dijo que el fentanilo es el peligro más importante, en una parte de esa misma entrevista mencionó y lo quiero citar «ahora en Estados Unidos se puede encontrar fentanilo en las redes sociales sin saber lo que están pidiendo porque se mezcla hasta con medicamentos para adelgazar», ¿qué puede hacer un ciudadano común y corriente para saber si un medicamento de esa naturaleza tiene o no fentanilo?

T.R.: Más que todo, hay que asegurar que están comprando de compañías, certificados, compañías legales, o sea, no están comprando del mercado negro y se podría imaginar gente, por ejemplo, participando en algún deporte usando algún medicamento para crecer o hacer más factible practicar su deporte o recuperarse más rápido de alguna lesión comprando en el mercado negro algún medicamento y ese medicamento podría ser mezclado con el fentanilo.

L.H.: Hablando luego esta parte introductoria, usted mencionaba que las organizaciones criminales de México, Albania o Rusia son los tres grandes grupos globales en su distribución.

T.R.: Sí

L.H.: Dos preguntas, primero con Albania y Rusia y luego con México, porque geográficamente están muy lejos de Estados Unidos, ¿cómo es esa dinámica operativa que afecta a su país y a muchos otros en el mundo?

T.R.: Bueno, los rusos y los albaneses, más que todo están haciendo sus crímenes en Europa, la mayoría de los sintéticos que llegan a los Estados Unidos vienen de México, de los grupos criminales de México y principalmente el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Ciudad Juárez.

Todd Robinson en una visita realizada en Guayaquil Ecuador.
Todd Robinson en una visita realizada en Guayaquil Ecuador. Foto: US Dept of State INL

L.H.: ¿Qué rol juegan los grupos de crimen organizados que operan en Centroamérica? ¿Son aliados o son parte de la red de distribución?

T.R.: Sí, son aliados, a veces son aliados, a veces son grupos criminales, independientes, pero trabajando con los grupos más grandes de México, los mexicanos y algunos grupos en Colombia, son los más grandes y más interesados en ese mercado.

L.H.: ¿Para la región centroamericana usted mencionaba que Estados Unidos se dio cuenta tarde de las drogas sintéticas y ahora están tomando cartas en el asunto de una manera más integral para Centroamérica, esto ya es y debe de ser algún motivo de consideración, preocupación o necesidad de atenderlo de otra manera?

T.R.: Claro que sí, nosotros decimos que hay tres tipos de países, los países que saben que tienen un problema y están enfrentándolo, los países que no saben que hay un problema y los países que van a tener un problema con las drogas sintéticas, ¿por qué? Porque son más concentradas las drogas, más poderosas, más fácil de esconder y distribuir y pueden hacerlo en 24 horas, 7 días, porque no necesitan tierra para cosecharlas y no necesitan un tiempo específico para crecer.

L.H.: ¿Usted cree que las drogas sintéticas sustituirán en buena medida a las drogas más convencionales que han venido siendo un problema a lo largo de los años?

T.R.: Sí, yo creo que sí, esto no quiere decir que las drogas tradicionales no son peligrosas, tampoco, pero por la facilidad de hacer las sintéticas son hoy en día más peligrosas y también se pueden cambiar en la mezcla, se pueden intercambiar los químicos precursores para hacer drogas nuevas y es un reto grande, para todos los países es un problema global.

L.H.: Usted explicó en otras ocasiones en esa entrevista la que le hace referencia que la administración que representa se enfocará en el remedio y dijo que un médico es el director de la Oficina Nacional contra las Drogas en su país, esto implica que ha cambiado el enfoque de cómo se ha librado la llamada lucha contra las drogas.

T.R.: Claro que sí, nosotros primero estamos tratando de hacer advertencia, no estamos tratando de notificar a todos los países del peligro de estas drogas primero, segundo esta administración Biden-Harris ha destinado más recursos que las administraciones anteriores a los remedios, a la educación, a la posibilidad de tratamiento tanto en las comunidades como en las cárceles, o sea, esta administración ha identificado este problema y está tratando de enfrentarlo.

L.H.: ¿Y se podría decir que se le da un enfoque más médico que antes?

T.R.: Claro que sí, y es por eso que he viajado varias veces con el doctor Rahul Gupta de la Oficina Nacional de Control de Drogas, estamos haciendo la parte trabajando con nuestros colegas en los operativos, pero también estamos tratando de ayudar y cuidar los países que quieren hablar de los remedios también.

L.H.: Hablando de los países y este esfuerzo global por enfrentarlo existe una coalición contra el fentanilo ¿Se ha sumado China a ese esfuerzo dado el impacto que tiene para monitorear los químicos? ¿Qué mensaje le enviarían al mundo, si no participan en esa coalición?

T.R.: Bueno, hasta ahora China no ha participado en la coalición, pero sí estamos trabajando, poco a poco en otras partes del problema, Guatemala, por ejemplo, si es parte de la coalición y el mensaje es claro, todos los países deben enfrentar este problema, ningún país puede enfrentarlo solo y varios países, 151 creo han asumido y han participado en la coalición, más de 1,500 expertos en el mundo han participado, están participando en la coalición hasta ahora, China no, pero China está bienvenido siempre para participar en la coalición.

L.H.: Dos preguntas para terminar la región centroamericana, no sé si lo mencionó, pero también no me quedó claro en esa categorización de los países que usted mencionaba de los que tienen un problema, de los que no se han dado cuenta y de los que lo van a tener ¿la región centroamericana donde está ya es un problema real existente en este momento, pues es algo que vendrá en los meses y años futuros?

T.R.: Los países en la categoría que saben la posibilidad de tener ese problema y están tratando de blindarse en contra del problema participando en la coalición en Viena con la Comisión de Drogas, o sea, ellos, saben que esos países de América Central han dado cuenta que hay un problema y quieren ayudar, quieren tratar de prevenir que el problema llegue a sus países.

L.H.: Para terminar no todos los días se tiene la oportunidad de entrevistar al jefe antidrogas de Estados Unidos y le quisiera hacer una pregunta porque muchas veces los capos latinos dominan las publicaciones de prensa porque son extraditados por las redes operativas que tienen y demás, pero da la sensación que poco se conoce de los capos y redes que operan en Estados Unidos ¿por qué?

T.R.: Bueno, más que todo porque los capos no están en los Estados Unidos, sus mandos, sus equipos están en los Estados Unidos, pero los capos están en México, están en Albania, están en Rusia, operando fuera del país, pero tratando de hacer llegar sus drogas al mercado de los Estados Unidos porque es tan grande.

L.H.: O sea, tiene una red operativa grande que es dirigida por capos que no están en territorio americano, no ¿correcto?

T.R.: Así es.

L.H.: Y eso es lo que hace sumamente complejo y global enfrentar este flagelo de las drogas, ya sea las tradicionales o las sintéticas.

T.R.: Claro que sí, y es por eso la coalición global, estamos tratando en todas las fases de la población, estamos enfocándonos en el mercado, en la distribución, siguiendo el dinero y la parte de la salud pública también.

L.H.:Perfecto, muchísimas gracias, subsecretario, gracias por su tiempo.