El socavamiento en la ruta al Pacífico ha registrado cambios e incrementó su tamaño. Foto La Hora/AFP

Un primer informe realizado por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), detalla los hallazgos en la verificación realizada en el hundimiento en el kilómetro 15 de la CA-9, en jurisdicción de la Municipalidad de Villa Nueva.

El documento indica que se recibió un reporte en horas de la noche tras varios retumbos en zona 2, 5 y 6 de Villa Nueva, posterior a esto, se reportó un agrietamiento y hundimiento, específicamente en el kilómetro 15.4 al 15.5 de dicha ruta.

HUNDIMIENTO MEDÍA 12 METROS

De tal forma la institución realizó una verificación de campo, en la que según imágenes recopiladas explican que al momento de la visita se logró identificar un socavamiento de dimensiones de 4 x 12 metros y 6 de profundidad.

Esta medición se realizó con respecto al nivel de la rasante de la carpeta asfáltica, el cual abarca el carril central de la CA-9, con dirección al Sur.

Además, el informe explica que se observaron agrietamientos en ambas vías de la ruta, las cuales abarcaban en ese entonces 66 metros lineales.

 

Sobre la razón de esto, el escrito explica que se le atribuye a un comportamiento normal del sistema de fallas locales y en el caso de existir drenajes, la posibilidad del colapso de un tramo del colector del drenaje pluvial.

Conred logró encontrar que las grietas continúan en parte del predio donde se localiza la Empresa Belca Guatemala, S.A., afectando el carril de ingreso, el área verde y los espacios donde se ubica el equipo de refrigeración.

“Dicha grieta se extiende en un terreno baldío ubicado en la parte posterior de la Empresa Construferre”, añade el informe.

INSIVUMEH IDENTIFICA GRIETAS

El informe agrega que un reporte de campo del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) identificó el área donde se presentan, observándose trazos de lineamientos tomados a partir de fotografía aérea que tiene un desplazamiento de norte a sur, según se indica en los mapas geológicos del Instituto Geográfico Nacional (IGN).

“Se trata de fallas de desplazamiento normal en donde el bloque superior desciende respecto al bloque inferior”, indica el documento.

“Estos tipos de desplazamientos contribuyen a la formación de las estructuras tectónicas conocidas como Horst o Graben”, explica el informe, añadiendo que estructuralmente en el área se encuentra dominada por el sistema de fallas regional en dirección norte-sur, manifestándose con un comportamiento vertical normal y el cual forma “parte graben” de la Ciudad de Guatemala.

“Por medio de los datos tomados en campo, de la dirección de agrietamientos se realizó un análisis de diagrama de rosetas, identificándose que estos agrietamientos tienen un rumbo similar al del sistema de fallas que se encuentran en dirección norte-sur”, sostiene el informe.

“Se puede observar un perfil de la estructura del valle de Guatemala donde en el extremo A se encuentra el sistema de fallas de Mixco con un movimiento de tipo normal”, añade.

 

USO DE GPR

De la misma forma, se realizó una evaluación utilizando un radar de penetración del suelo (GPR por sus siglas en inglés). Por lo cual, en un radiograma se observó una anomalía relacionada a “oquedadepor”, estimándose que la profundidad de la cárcava es de 6 metros y 4 metros de ancho, lo cual se registra en una longitud de 12 metros.

CONCLUSIONES

En este sentido, el informe dio detalles de las conclusiones indicando que se generó daño severo de la infraestructura vial, erosión de suelo y socavamiento, atribuyendo dicha problemática al comportamiento natural de las fallas y combinación de factores de origen natural.

Además, señala que en el área no se detectaron escombros de elementos que conforman el sistema de drenaje que hayan resultado dañados, tampoco presencia de humedad, pero no se descartó el colapso de tubería.

 

CONRED REALIZA RECOMENDACIONES A CIV Y MUNI VILLA NUEVA

Asimismo, la Conred recomendó a la Municipalidad de Villa Nueva prohibir la circulación de todo tipo en ambas pistas, verificar las cargas calculadas para el diseño original del puente Enrique Tejada Wyld y realizar una inspección de los sistemas de recolección de aguas pluviales y sanitarias.

Al CIV, recomendó realizar un estudio geofísico integral y un estudio geotécnico tipo IV, realizar el análisis, planteamiento, propuestas de intervención y la ejecución de las medidas correctivas necesarias y realizar una inspección a los sistemas de drenajes.

 

Artículo anteriorGobierno no explica quién ordenó relleno sin dictamen de Conred
Artículo siguienteIngenieros: más que acciones inmediatas “inútiles”, se requiere trabajo técnico