Los familiares de las víctimas gritan sus nombres para poder encontrarlas. Foto: La Hora/José Orozco

A menos de cumplirse 24 horas de registrarse el otro agujero en Villa Nueva, zona 6 de ese municipio, crece la angustia y desesperación de los familiares de una de las víctimas que fue rescatada por los socorristas, quien asegura que su esposa e hija se encuentran soterradas en el socavamiento.

Los familiares de las dos mujeres desaparecidas se encuentran en el lugar del hundimiento desde este sábado 24 de septiembre en horas de la noche con la esperanza de que los bomberos y rescatistas encuentren a sus familiares.

LOS HECHOS

Un vehículo color azul cayó al agujero, en el cual se transportaban tres personas, dos mujeres y un hombre, las mismas fueron rescatadas y trasladadas al Hospital Roosevelt. Además, otra persona de sexo masculino, identificada como Adolfo Mejía también fue rescatado y enviado al mismo centro asistencial.

Felipe Mejía, padre de Adolfo Mejía, narró a los medios de comunicación que este se comunicó con su familia para alertarles que mientras se conducía en su carro, un Mazda 3 color negro, con su esposa y su hija, cayeron al agujero, pero que solo él logró ser rescatado.

Por ello, la familia se trasladó al lugar del agujero a pedir auxilio a los socorristas, quienes desde la noche de este sábado se encuentran buscando a las dos mujeres desaparecidas, una de ellas es adolescente.

 

CON DESESPERACIÓN PIDEN AUXILIO

Esta mañana de domingo 25 de septiembre, uno de los rescatistas dialogó con la familia para explicarles que necesitan hablar directamente con la víctima (Adolfo Mejía) que fue rescatada, para conocer los detalles del suceso y conocer en qué parte del agujero cayó junto con las mujeres desaparecidas.

A lo que los familiares le relataron al rescatista que Adolfo Mejía cayó en un agujero y salió por otro. Además, pidieron que revisaran las cámaras de un hotel que se encuentra ubicado cerca al agujero, para verificar en dónde cayó el vehículo color negro.

“Ese fue el que nos dieron (video) y hasta el momento se ve que el azul (carro) cae ahí”, dijo el rescatista.

UN GRITO DESESPERADO

La familia de las dos mujeres desparecidas se inclinó en un alcantarillado para gritar desesperadamente, entre llanto, el nombre de las víctimas: “Hellen”, “Marina”, “estamos aquí mamá”.

 

Artículo anteriorCubanos votan código que permitiría matrimonio igualitario
Artículo siguienteMéxico gana pero sigue con dudas de cara al Mundial