Mientras el agujero en el kilómetro 15 de ruta al Pacífico continúa y el paso no será habilitado aún. Foto La Hora/Covial

La Unidad Ejecutora de Conservación Vial (Covial) del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), una semana después aún no ha cuantificado cuánto se gastó en el fallido relleno de la caverna que se abrió en la carretera CA-09-Sur del kilómetro 15, ruta al Pacífico, en jurisdicción de Villa Nueva.

Al filo del mediodía del viernes 17 de junio, la Municipalidad de Villa Nueva comunicó que se había finalizado de rellenar el agujero con lodocreto, trabajo que inició el jueves 16 en horas de la mañana, pero a primeras horas del sábado 18 se conoció que el material utilizado colapsó, según las autoridades, por las intensas lluvias de esa madrugada.

El director de Covial, Mario Aguilar dijo que utilizaron 1,100 metros cúbicos de concreto fluido, por lo que aclaró que no fue lodocreto lo que usaron.

De eso ya han pasado ocho días, tiempo en el que Covial no ha dado a conocer cuánto dinero del Estado –producto de los impuestos que pagan los contribuyentes– se gastó en el material que no estuvo ni 24 horas en terreno firme.

“Aún no se ha estimado. Previo a cualquier desembolso o erogación se harán las evaluaciones y verificaciones correspondientes”, afirmó el portavoz de Covial, Luisiño Sánchez.

UTILIZARON PARTE DE UN CONTRATO DE Q24 MILLONES

Sánchez explicó que la entidad utilizó parte de un contrato que tenían para el mantenimiento de carreteras cercanas al lugar del hundimiento.

 

“Covial atiende las emergencias a nivel nacional, a través de las empresas que tienen contratos vigentes en los tramos afectados por emergencias. Este contrato vigente es de mantenimiento vial, que tiene cuatro tramos asignados para hacer recapeo”, agregó.

“De manera inmediata, siempre se buscan esos contratos vigentes para atender de inmediato las emergencias, si no fuera de esa forma Covial no tendría la capacidad de respuesta de atender estas emergencias, porque tendríamos que realizar todo el proceso de contratación de una empresa para que de manera específica atienda un evento de emergencia”, explicó.

De acuerdo con Sánchez, dicho contrato está registrado en el Sistema de Información de Contrataciones y Adquisiciones del Estado (Guatecompras), identificado con el Número de Operación Guatecompras (NOG) 13845268.

Imagen del socavamiento en el kilómetro 15 de la ruta CA-9 tomada el 19 de junio. Foto: La Hora/José Orozco.

Según dicho registro es para mantenimiento rutinario de la red vial pavimentada, adjudicada a la constructora V&T, Sociedad Anónima, cuyos representantes legales son José Gaudencio Loarca Chávez, Ramón Antonio Morales Morales y Manuel Filiberto Posadas De León, el cual asciende a un monto total de Q24,500,557.50.

El vocero de Covial compartió a esta redacción una nota aclaratoria, la cual consigna: “De manera previa a la emergencia, la contratación tenía una ejecución del 80.75%, utilizados en la recuperación y pavimentación en tramos que presentaban un deterioro considerable”.

“El citado proyecto al momento del suceso, se encontraba trabajando en la ruta entre Villa Nueva y Amatitlán, por lo cual fue asignado a atender el socavamiento”, dice.

Por esta contratación, se le preguntó a Sánchez si la empresa dio el cemento o fue a consignación, por lo que respondió que esa interrogante se le debería hacer a la constructora, por lo que dijo que trasladaría la misma.

Sin embargo, al cierre de esta nota no se había obtenido respuesta, de recibirla se dará a conocer.

SEÑALAN A FAMILIAR DE ALCALDE DE SER CONTRATADO

La cuenta de Twitter @CoronaVirusGT señaló que un familiar del alcalde de Villa Nueva, Javier Gramajo habría vendido cemento para rellenar el agujero en la ruta al Pacífico.

“Jorge Gramajo aka @GdgGober cuñado de la presidenta del @CongresoGuate @ShirleyRiveraGt es el dueño de la empresa que distribuyó concreto MÁGICO pues desapareció pero el dinero si se quedó”, escribió el usuario.

En el referido tuit se adjuntó una fotografía del gobernador departamental de Guatemala, Jorge Luis Gramajo y una posible captura de pantalla de una publicación que hizo él en una red social, que dice: “Iniciando con el pie derecho nuestro negocio. Cemento Bonanza”

Al respecto, el jefe edil negó los señalamientos en una entrevista del programa A Primera Hora de Emisoras Unidas.

“Aclaro, andan un montón de tuits diciendo que mi hermano vendió el lodocreto, que yo lo compré, la municipalidad… Pueden buscar en Guatecompras y hacer lo que se les ocurra… esa fue una decisión del Ministerio de Comunicaciones”, afirmó Gramajo.

“Aclaro eso porque es muy fácil sacar tuits y decir un montón de cosas, cuando no tenés ningún tipo de información, esa decisión fue netamente técnica”, añadió.

 

Artículo anteriorColegio de Médicos rechaza traslado de fondos de vacunas a uno de Emergencia
Artículo siguienteAerolíneas: cortes de energía en aeropuerto provocan pérdidas económicas