El ministro de Gobernación, Napoleón Barrientos. Foto La Hora/Mingob

El titular del Ministerio de Gobernación (Mingob), Napoleón Barrientos explicó que se sostuvo una reunión con jefes de distrito y de las comisarías a nivel nacional de la Policía Nacional Civil (PNC), en donde se incluyó como tema hacer “énfasis en el respeto al gremio periodístico”.

“Se instruyó a ellos el respeto a la libre emisión del pensamiento, es un principio constitucional, la consideración a los periodistas, a los corresponsales, reporteros, fotorreporteros a nivel nacional, señaló el ministro, quien aseguró que se apoya la gestión de los comunicadores, así como permitir y facilitar la gestión del periodista a nivel general.

“Desafortunadamente ha habido algunos incidentes, inspectoría está haciendo un análisis de cada uno de ellos y si hay responsabilidad en alguno de los afectivos policiales pues será sancionado, como corresponde a las normas vigentes, pero hicimos énfasis en el respeto al gremio periodístico”, insistió el funcionario.

SUMAN 38 ATAQUES A LA PRENSA EN 172 DÍAS

La Hora publicó el pasado 22 de junio: “La PNC suma otro ataque contra periodistas; ya van 38 en 172 días”, en el cual se describen los recientes ataques contra comunicadores, incluido un “macanazo” contra el equipo fotográfico del periodista de Prensa Libre y Guatevisión, Carlos Hernández Ovalle, durante una manifestación frente al Centro Comercial Tikal Futura.

Sin incluir el anterior caso, el Observatorio de Periodistas de la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) sumaba 37 agresiones registradas durante el año en contra del gremio periodístico.

La publicación además relata que en menos de tres días se suscitaron dos hechos en los que agentes policiacos estuvieron involucrados.

El pasado lunes 13 de junio, miembros de la PNC buscaron aprehender a un camarógrafo durante una cobertura de un accidente vial en Tierra Nueva 2.

Asimismo, el jueves 16 de junio fue capturado el periodista de Relax Noticias, Robinson Ortega, quien habría grabado un abuso de autoridad por parte de agentes en una manifestación en contra de la municipalidad de Siquinalá, Escuintla. Días después obtuvo su libertad.

Artículo anteriorHundimiento: Diputados denuncian falta de autoridades; alcalde señala “show”
Artículo siguienteConvenio de Monzón en riesgo; Curruchiche quiere saber qué se firmó