La felicidad puede ser provocada de varias formas. Foto La Hora
Logo categoria

La alegría es uno de l más conocidos y experimentados por los seres humanos. Un proverbio persa menciona que “la mitad de la alegría reside en hablar de ella” y este 1 de agosto se celebra el Día Mundial de la Alegría, el cual inició en Sudamérica, y ahora ya es celebrado de forma universal.

Lo que busca la fecha es reflexionar sobre la importancia que tiene el sentimiento cada vez que se manifiesta en la vida, ya que a diferencia de la felicidad que es un estado permanente, la alegría es una emoción pasajera.

 

TRABAJAR LA ALEGRÍA

La alegría es un status que cuando se cultiva con cotidianidad nos permite disfrutar de las pequeñas cosas y momentos de la vida, así como afrontar aquellos que resultan más difíciles, dándole una oportunidad al aprendizaje.

En este día te dejamos una serie de claves recopiladas de portales y expertos en el tema para generar una actitud positiva con la que podrás tomar la alegría en perspectiva de tu vida.

La alegría puede compartirse y generarse con otras personas. Foto La Hora

VIVE EL PRESENTE

El ritmo apresurado que tiene la vida en general hace que todo se convierta en más estresante de lo que debería ser, tampoco disfrutamos los momentos y todo eso logra que nos quedemos sin fuerzas rápidamente.

 

El consejo es date tiempo de parar, busca oportunidades para apreciar los pequeños placeres que la cotidianidad te da: el tiempo en familia, una comida, ver una película o episodio de una serie, escuchar una canción, lo que sea, no importa que “tan pequeño” se vea o sienta, pero si te da alegría abrázalo y disfruta.

Poner atención al presente y dejar de pensar en “lo que pudo ser” del pasado y agobiarte por el futuro, disfrutar el ahora es una acción de mucho equilibrio. Una forma de lograrlo es diciéndote a ti mismo frases como: “Tendré un buen día”, “todo saldrá de la mejor manera”, que de cierta manera impulsan tu mente a conseguirlo.

Lo que busca la fecha es reflexionar sobre la importancia que tiene el sentimiento. Foto La Hora

AIRE LIBRE

Salir a la calle es una acción que te permite despejar la mente y respirar aire fresco, además la luz solar estimula la producción de vitamina D, la cual aumenta el rendimiento de la enzima que convierte el triptófano en serotonina, y esta es conocida como la hormona de la felicidad.

Se requiere mucho trabajo y compromiso. Foto La Hora

AGRADECE

Una de las acciones vitales que podemos hacer para cultivar la alegría en nuestras vidas es no dar por sentadas las cosas buenas que nos suceden. Ya sean grandes o pequeñas siempre agradece, ya que esto está relacionado con lo que aporta satisfacción y alegría en la vida.

Lo que puedes hacer: cada día identifica un momento o algo que creas aporta y enriquece tu vida y agradece, piensa en ellas antes de dormir o cuando despiertas por la mañana. También puedes escribir en un papel todo lo que te ocurrió en el día y resaltar aquello que agradeces que pasó, inclusive si no fue algo tan favorable, describe qué aprendiste o bueno puedes sacarle a ello.

La alegría puede conseguirse de distintas maneras. Foto La Hora

HAZ EJERCICIO FÍSICO

Son demasiados los estudios que se han realizado en donde se demuestran los beneficios que tiene realizar actividad física en nuestras vidas, entre ellos, se afirma que nos ayuda a estar más alegres.

“Cuando hacemos ejercicio liberamos neuroquímicos como la serotonina o las endorfinas, que nos ayudan a sentirnos más relajados y mejoran nuestro estado de ánimo y nuestra percepción de la vida”, explica el portal Psicología y Mente.

El optimismo es una clave para alcanzar la alegría. Foto La Hora

LABORA EN EL OPTIMISMO

Este paso es uno que requiere mucho trabajo y compromiso, sin embargo, es uno de los que más pueden aportar en tu felicidad. La idea no es ser exageradamente optimista, porque las cosas negativas se dan y hay que aceptarlas, la clave es cambiar el pensamiento que tenemos de ellas cuando suceden. Algunas preguntas clave que sugiere Mayo Clinic son:

¿Es la situación realmente tan mala como creo?

¿Qué puedo aprender de la situación que pueda usar en el futuro?

¿De qué otra manera puedo analizar la experiencia?

 

Toda esta serie de consejos son hábitos, y recuerda que los hábitos se trabajan día con día, requieren compromiso y dedicación de tu parte porque no son algo que ocurre de la noche a la mañana. Sin embargo, no son un imposible.

No te aturdas y comienza poco a poco, cuando menos sientas serán parte de tu diario vivir y darán una satisfacción y mejoramiento a nuestro bienestar. Recuerda que la alegría es beneficiosa y se contagia de manera sencilla, ¿y tú cómo cultivas la alegría? ¡Te leemos!

*Con información de Mayo Clinic, Psicología y Mente, y la psicóloga especialista en autoestima Beatriz Gil Bóveda en El Español.

Queremos conocerte mejor 🙌🏼

Ingresa aquí y cuéntanos más sobre ti para desarrollar contenido de valor que aporte en tu día a día  👉🏼   https://forms.gle/aXJEx9ZfC5eGc8aJ6 

 

Artículo anteriorLa 21K de la MuniGuate regresa tras dos años en pausa
Artículo siguienteCaso Zamora: alcaldías indígenas de Quiché piden que se dé acompañamiento