Una experta explica qué es la alopecia, la enfermedad que padece Jada Pinkett Smith

Logo categoria

Dejando a un lado el tema cinematográfico en Los Oscar, probablemente la confrontación entre Will Smith y Chris Rock será el momento más recordado de la 94ª. edición de la ceremonia.

Todo inició cuando previo a presentar una categoría Rock en su monólogo se burló de la calvicie de Jada Pinkett Smith, durante la transmisión se observó en el rostro por su expresión que para ella no fue nada agradable escuchar dichas palabras.

La alopecia areata es una enfermedad crónica y de tipo autoinmune. Diseño: Roberto Altán/La Hora..

Cuando su esposo y nominado Will Smith se percató de ello, subió al escenario y abofeteó a Chris Rock frente a todos los espectadores y en televisión internacional, luego regresó a su asiento.

Un día después del incidente el ganador del Oscar, Will Smith, se disculpó por medio de una publicación en sus redes sociales con Chris Rock, La Academia, la familia Williams, sus coestrellas de ‘King Richard’, los productores del show, asistentes y público espectador alrededor del mundo por sus acciones.

“Lamento profundamente que mi comportamiento haya manchado lo que ha sido un viaje maravilloso para todos nosotros. Soy un trabajo en progreso”, cierra con estas palabras su comunicado.

 

LO QUE DIJO CHRIS ROCK

El comentario del comediante hacía Jada Pinkett fue: “No puedo esperar a ver la parte dos de G.I. Jane Show”; la referencia hace alusión al personaje de Demi Moore en la película ‘G.I. Jane’ (Hasta el límite, en español) de 1997, ya que para interpretar a una militar la actriz se debió rapar.

No obstante, la decisión de Jada Pinkett para raparse tiene un motivo totalmente diferente: padece alopecia areata.

¿QUÉ ES LA ALOPECIA?

Maureen Barahona, dermatóloga clínica y cosmética, explicó para LH Nosotras que la alopecia areata es una enfermedad que causa una pérdida súbita de cabello sin aparente inflamación al ojo externo (eso no significa que no pueda haber por dentro). Esta se caracteriza por la aparición de placas redondas u ovales que se pueden tocar y no tienen enrojecimiento, que súbitamente aparecen sin pelo o con pelos de la periferia con cambios de coloración que suelen ponerse blancos.

La dermatóloga expresa que los síntomas son variables, pero lo primero suele ser la pérdida del cabello en vastas cantidades. Diseño: Roberto Altán/La Hora.

“La etiología es incierta, pero se sabe que puede tener relación con otras enfermedades autoinmunes o linfoproliferativas, lo que nos dice es que es una enfermedad que se distingue por una inflamación alrededor del poro del pelo, lo que hace el cuerpo es generar defensas que atacan el poro del pelo y entonces es cuando lo bota; más o menos el 20% de los pacientes que la padecen tienen historia familiar”, aclara la dermatóloga.

Un aspecto que Barahona recalca es que la alopecia areata es una enfermedad crónica y de tipo autoinmune, esto quiere decir que es una afección que no se cura, los expertos proporcionan tratamiento, sin embargo, la enfermedad puede volver en cualquier momento y lo que sucede es que el cuerpo reacciona haciendo que los cabellos en fase de crecimiento migren a la fase en la cual el pelo se cae de forma más apresurada.

 

Por eso es por lo que la enfermedad se puede desarrollar de forma súbita o a lo largo de semanas o meses, pero por medio del correcto tratamiento la repoblación puede ser mucho más fácil y como este padecimiento no deja cicatriz alguna el crecimiento del cabello suele ser más fácil, aunque hay que recalcar que esta puede reaparecer en cualquier momento.

De forma reconocida existen hasta seis tipos de alopecia: Androgenética (también conocida como calvicie común), Areata, Fibrosante, Difusa, Cicatricial y Universal.

LOS SÍNTOMAS DE LA ALOPECIA AREATA

La dermatóloga expresa que los síntomas son variables, lo primero suele ser la pérdida del cabello en vastas cantidades. Otros pueden sentir picor o ardor, y esto se debe a que unos le atribuyen a que tiene una asociación neurológica porque la piel y las células se forman en la misma capa por eso tienen conexión y se cree que las células nerviosas pueden provocar estas sensaciones, sin embargo, es más común que la mayoría no sentirá.

 

EL DIAGNÓSTICO

Barahona explica que para combatir la alopecia lo primero es el tratamiento, que debe establecerse con base en la información y diagnóstico de un dermatólogo o dermatóloga, el cual es realizado por medio de clínica, dermatoscopia, laboratorios (que sirven para descartar otras enfermedades autoinmunes) e inclusive a algunos pacientes por medio de biopsias.

Al tratamiento también lo define la edad del paciente y el porcentaje de afección.

La pérdida de cabello puede causar trauma y aflicción. Foto: La Hora vía Consultor Salud.

UN IMPACTO MENTAL

“Lo otro es el impacto psicológico, ya que para un paciente perder su cabello llega a generar trauma y aflicción porque mucha de nuestra autoestima, feminidad o masculinidad la expresamos por medio de cómo nos vemos y el pelo es parte importante de eso. La alopecia areata es una enfermedad que produce un impacto psicológico fuerte en el paciente”, puntualiza Barahona.

Por ello finaliza haciendo un llamado a la conciencia para que las personas sepan que, sobre la existencia de este tipo de enfermedades, que no es contagiosa, tampoco es culpa de quien la padece ya que en su mayoría es hereditario, y que, aunque no se puede curar existen tratamientos para tratarla.

“ACOSTUMBRARME A VIVIR CON ESTO”

La sección contactó a una persona con la que mantenemos el derecho de confidencialidad que relató su experiencia con este padecimiento.

Fue hace diez años, mientras su mamá la peinaba y le dijo que tenía un círculo sin cabello, el pensamiento inicial de la progenitora fue que era un lunar, sin embargo, ella nunca se había visto algo así y por eso se asustó.

 

“Busqué algo de información e hice cita con la dermatóloga y me reviso el cuero cabelludo, sacó un libro y me dijo que tenía alopecia areata, que ella podía darme un tratamiento pero que tendría que acostumbrarme a vivir con esto porque no existe una cura como tal”, añade.

Desde entonces ha tenido que acostumbrarse a vivir con esto, puesto que cada cierto tiempo aparece nuevamente, agrega que algunas de las secciones sin cabello llegan a ser más grandes que otras.

“Al principio es difícil porque uno se siente inseguro, yo quería ponerme de todo en el pelo a ver si crecía, pero con la explicación de la dermatóloga entendí que no era tan sencillo y que debía ser muy paciente. Además, uno de los tratamientos más efectivos son las infiltraciones en cuero cabelludo, a veces son varias entonces si es costoso y requiere de constancia”, puntualiza.

 

A esto le añade que es importante contarlo a las personas del círculo cercano, porque ayuda mucho a que ellos entiendan parte de lo que uno está viviendo. Y, el tiempo fue quien le dio la aceptación que hoy en día tiene con esta afección, ahora ya conoce que existe un tratamiento que claro lleva su tiempo, pero es consciente de lo que debe hacer.

“Mi cabello es largo y tengo bastante, entonces eso ayuda a que no se note mucho, pero cuando se tiene poco cabello sé que es difícil y pega duro sobre todo en la autoestima y porque no se sabe cuándo aparecerá una sección sin cabello”, reconoce.

Por último, deja el mensaje hacía todas las personas que están atravesando este padecimiento de que algo muy importante es aprender a quererse porque ayuda mucho y reconocer que es un proceso de aceptación que lleva tiempo, pero por ello hay que abocarse hacía expertos en el tema y seguir sus indicaciones de los tratamientos disponibles que existen.

LA HISTORIA DE JADA CON ESTA ENFERMEDAD  

 

Jada Pinkett Smith padece alopecia areta. Foto: La Hora/CNN en español.

En 2018 durante un episodio del programa, Red Table Talk, donde es presentadora habló abiertamente sobre su alopecia.

“Fue aterrador cuando empezó. Estaba en la ducha un día, y luego solo tenía un puñado de cabello en mis manos. Fue uno de esos momentos de mi vida en los que literalmente temblaba de miedo”, expresó.

No obstante, fue hasta 2021 cuando develó su cabeza totalmente rapada para visibilizar su enfermedad y desde entonces abarca su afección en sus redes sociales de manera muy abierta, siendo una voz y ejemplo para quienes atraviesan por la misma situación.