Iga Swiatek en acción ante Jana Fett en Wimbledon. La polaca ganó en sets corridos y pasó a la segunda ronda. Foto La Hora: Alberto Pezzali/Ap.

 

De la arcilla roja del Abierto de Francia al césped verde de Wimbledon, Iga Swiatek no para de ganar. La número uno del tenis femenino salió triunfante de la Cancha Central el martes al despachar 6-0, 6-3 a la croata Jana Fett.

Fue la 36ta victoria seguida de Swiatek, una racha que incluyó los siete partidos que disputó en el reciente Abierto de Francia para adjudicarse su segundo título en Roland Garros. Se trata de la racha de triunfos más larga entre las mujeres desde 1997, cuando Martina Hingis encadenó 37.

«Fue mi primer partido en hierba esta temporada, así que sabía que podía ser complicado», dijo la polaca en la entrevista a pie de cancha. «Estoy tratando de entrar en ritmo. Estoy feliz de haber podido implementar las cosas en las que he estado practicando estos últimos días».

Otro que trató de ponerse en forma en el césped fue Rafael Nadal, que tuvo que sudar bastante frente al argentino Francisco Cerundulo, al que finalmente doblegó 6-4, 6-3, 3-6, 6-4. El español, que tiene más victorias que nadie en torneos grandes, 22, busca su tercer torneo de Grand Slam seguido.

No jugaba desde que ganó el Abierto de Francia a principos de este mes y se le notó falto de ritmo, al punto de que cometió 41 errores no forzados, ante un rival que le dio pelea e incluso le ganó un set.

Aún con la presencia de la siete veces campeona Serena Williams en el cuadro del All England Club, Swiatek es la mujer a vencer en la rama femenina. Ganó cinco torneos previo a París en mayo, con títulos seguidos en Doha, Indian Wells, Miami, Stuttgart y Roma.

Swiatek, luciendo otra vez un pin con los colores de Ucrania en su gorro, arrancó de la misma manerra arrolladora de su cierre en Roland Garros. Pero quedó abajo 3-1 en el segundo set antes de recuperarse.

Coco Gauff, quien sucumbió ante Swiatek en la final de París a inicios de mes, también salió airosa de su debut. La estadounidense y 11ma cabeza de serie remontó para vencer 2-6, 6-3, 7-5 ala rumana Elena-Gabriela Ruse.

Reacción de Rafael Nadal tras ganar un punto ante el argentino Francisco Cerundolo en la primera ronda del Abierto de Wimbledon. Foto La Hora: John Walton/PA vía AP.

El torneo se quedó uno de sus finalistas del año pasado cuando Matteo Berrettini tuvo que retirarse horas antes de su debut tras dar positivo en una prueba de COVID-19.
El italiano, quien perdió la final del año pasado ante Novak Djokovic, debía enfrentar al chileno Cristian Garín.

Garín terminó jugando con el sueco Mikael Ymer y derrotándolo 6-3, 7-5, 6-4.
El argentino Sebastián Baez, por su parte, venció 6-4, 6-4, 7-5 al japonés Taro Daniel para anotarse su primera victoria en Wimbledon, en tanto que el boliviano Hugo Dellien perdió con el australiano Alex de Minaur 6-1, 6-3, 7-5.

Artículo anteriorJapón vuelve a recibir a extranjeros tras medidas COVID-19
Artículo siguienteSe retrasa resolución de recusación de Benito contra jueza de León