Según un estudio del Instituto de Políticas Públicas de California se observa una pérdida significativa de aprendizaje del lenguaje inglés y en matemáticas. Foto: La Hora/AP.

Por Grecia Ortíz
[email protected]

Las medidas para frenar el avance de los contagios de Covid-19 en Estados Unidos y el mundo, llevaron a las escuelas a cerrar y a los niños al aprendizaje a distancia y ahora el Instituto de Políticas Públicas de California (PPIC), remarca en un estudio cómo en varios distritos de California, se observa una pérdida significativa de aprendizaje del lenguaje inglés y en matemáticas.

De acuerdo con PPIC, integrado por un grupo de expertos sin fines de lucro y no partidista, los estudiantes afroamericanos de bajos ingresos y los alumnos de inglés se quedan más rezagados.

En particular, mencionan que aumentaron las preocupaciones en torno a cómo la pandemia ha afectado a los estudiantes de alta necesidad y desatendidos, incluidos los niños con discapacidades, en hogares de acogida y las familias de bajos ingresos.

De ese modo, el aprendizaje a distancia ha revelado, además, cuán desigual se distribuyen los recursos educativos, desde el acceso a Internet y dispositivos, hasta la instrucción de los maestros y la participación de los padres, una situación que puede expandir las antiguas divisiones raciales y socioeconómicas de California.

DISPOSITIVOS E INTERNET EN EL HOGAR

En una encuesta de los distritos escolares de California, el PPIC, realizó un análisis en el que se exploró cómo los distritos atienden a las poblaciones más necesitadas y desatendidas.

Dentro de los hallazgos, mencionan que persiste la brecha digital y que un tercio de los estudiantes de bajos ingresos todavía no tiene Internet confiable en casa.

La gran mayoría de los distritos, informaron que la tecnología era una prioridad y gastaron más en dispositivos e Internet en el hogar, según el PPIC.

A la vez destacan que, como resultado, la proporción de acceso adecuado a dispositivos aumentó del 67 al 82 por ciento desde la primavera hasta el otoño de 2020.

Por otro lado, la instrucción presencial no se distribuye de manera equitativa y los distritos de alta pobreza y aquellos con una alta proporción de estudiantes negros y latinos tenían menos probabilidades de estar físicamente abiertos en el primer semestre de 2020-21.

Los distritos con puntajes más bajos en las pruebas antes de la pandemia tenían menos probabilidades de ofrecer instrucción en persona, destacaron.

A la vez, los expertos señalan que la mayoría de los distritos informaron mejoras en el aprendizaje a distancia desde la primavera de 2020.

ESCUELAS NECESITAN APOYAR A ESTUDIANTES

No obstante, a diferencia de la primavera, el 76 por ciento de los distritos requieren que al menos la mitad de la instrucción remota se realice en vivo, “la mayoría proporciona de 3 a 6 horas de instrucción por día, una mejora con respecto a la primavera”.

Las estrategias de pérdida del aprendizaje varían según el tipo de distrito. El setenta y tres por ciento de los distritos de alta población negra / latina proporcionaron currículo suplementario y materiales instructivos. El 61 por ciento de los distritos de alta pobreza proporcionaron programas para abordar la salud mental y mejorar el aprendizaje socioemocional; y el 50 por ciento de los distritos de alta población negra / latina ofrecieron programas de tutoría”, anotaron.

Para reparar el impacto total de la pandemia en el aprendizaje de estudiantes, la organización menciona que las escuelas necesitan apoyar a los estudiantes durante la pandemia y más allá para abordar el impacto continuo de las interrupciones del COVID-19.

Artículo anteriorGiammattei advierte que sin registro no serán vacunados adultos mayores de 70 años
Artículo siguienteVenezuela pone a seis ejecutivos de Estados Unidos en arresto domiciliario