Rodulfo Santizo

[email protected]

Guatemalteco, migrante, facilitador de procesos para fortalecer el tejido social, visor y monitor del bienestar social, multifacético, persistente, soñador por una Guatemala diferente, gestor en desarrollo.

post author

Rodulfo Santizo

Somos migrantes guatemaltecos, nos gusta y somos fanáticos a morir de la marimba, bailamos el son, oímos la chirimilla, identificados con el área rural en la campiña guatemalteca y añoramos una Guatemala próspera y diferente a como la dejamos en algún tiempo de nuestra vida. Llevamos la gran mayoría mucho tiempo residiendo en el extranjero y desde lejos seguimos participando en muchas actividades de beneficio para nuestra comunidad acá en el país receptor y las comunidades de origen en Guatemala somos muy receptivos cuando hay emergencia por desastres naturales en nuestro país y actuamos de manera inmediata mandando ayuda humanitaria, realizando cantidad de acciones para recaudar insumos y fondos económicos que puedan paliar la emergencia.

La filantropía es una satisfacción personal inherente a todo guatemalteco y está bien que se haga cuando es necesario, pero estamos conscientes también, de que no podemos pasar todo el tiempo dando ayuda humanitaria, mandando el pescado sin enseñar a pescar.

Es importante y necesario que cada uno haga su esfuerzo desde su espacio para empezar a organizarse formalmente por municipio de origen en grupos formales, que den un paso para aprovechar el potencial que se tiene en las remesas para ser un detonante del desarrollo para generar oportunidades reales a nuestros familiares e indirectamente a toda la población con acceso al crédito que financien las actividades económico productivas de emprendedores que den oportunidades laborales a los habitantes de la región para que finalmente la migración sea una opción, pero que se dé dentro de la región al establecer seguridad laboral que desarrolle los territorios.

Sigamos desde lejos empujando, motivando y poniendo en práctica los procesos de desarrollo, apoyo comunitario como voluntariados, participación cívica y ciudadana, aprovechando que se han tenido muy buenas experiencias y vivencias en Estados Unidos, país donde se practica una mejor inter acción social/comunitaria y una democracia que da oportunidades a todos, en contra posición a la de Guatemala. Presentémonos ante toda la sociedad guatemalteca y demos el primer paso para unirnos y aportar esfuerzos y voluntades para crear una verdadera comunidad que vele, defienda y proteja los intereses, beneficios y derechos de nosotros mismos, porque todos sabemos que se necesitan personas que a la par de su comunidad inicien juntos una manera diferente de hacer desarrollo, porque en la unión está la fuerza, identificando, priorizando, formulando, gestionando y ejecutando los proyectos sentidos en las propias comunidades para que todos al mismo tiempo logremos triunfar en beneficio de nosotros mismos.

Con nuestra experiencia como migrantes en los Estados Unidos, un país con leyes justas diferente a nuestro país, regresemos a poner en práctica esas vivencias de respeto a las leyes, convivencia comunitaria, orden y progreso, con la idea de ver un municipios diferentes al que dejamos hace ya varios años para tener un desarrollo y progreso para todos, donde haya oportunidades, dando y abriendo los espacios que todos merecemos, proponiendo motivar y concientizar a los miles de migrantes guatemaltecos que viven en todas partes del mundo.

Artículo anteriorMedioambiente y economía: las diferencias se agigantan
Artículo siguienteDemocracia o barbarie: los patos le disparan a las escopetas