Guatenóminas: Se acentúa la disputa y el oficialismo ridiculiza a Allan Rodríguez

12661

La decisión de la anterior Junta Directiva del Congreso, presidida por Allan Rodríguez, de desvincular al Legislativo de la plataforma Guatenóminas, generó dudas entre analistas consultados por La Hora, porque consideran que no es justificable y denota un retroceso en materia de transparencia y fiscalización.

Además, permitió acentuar las diferencias entre Rodríguez y la nueva presidenta del Congreso, Shirley Rivera y de la corriente oficialista.

DISPUTA ACENTUADA EN EL OFICIALISMO

Durante el pleno de este miércoles, el debate se tornó amplio en cuanto a la solicitud de la anterior Directiva de desvincular al Congreso de Guatenóminas, con posturas que se centraron en el tema de la transparencia y cuestionaron la propuesta de la anterior Directiva del Legislativo.

En su intervención, Rodríguez justificó que el sistema Delta, que actualmente usa el Legislativo no es compatible con Guatenóminas.

 

Además criticó a diputados del Bloque Parlamentario de Oposición al argumentar que se habían quedado sin partido y eso originaba las críticas en redes sociales de Carlos Barreda, quien puso el tema en tela de juicio.

“Da pena que la oposición se quede sin argumentos, da pena que se iban a dedicar a entrampar la agenda legislativa y sin argumentos tratan de politizar la administración del Congreso de la República con argumentos falaces y con ignorancia. Da risa que una persona que fue viceministro de Finanzas –Barreda- no sepa cómo funciona lo administrativo”, dijo Rodríguez.

“Nunca ha estado el Congreso utilizando el sistema Guatenóminas, las funciones básicas no son cubiertas por ese sistema”, añadió, y explicó que como Junta Directiva anterior, dejaron previsto en el presupuesto actual los recursos para comprar un nuevo sistema.

Además, justificó que el sistema Delta que utiliza el Legislativo no es compatible con Guatenóminas. “La Junta Directiva fue responsable y atendió los hallazgos de la Contraloría”, aseveró.

Agregó que las acciones de la anterior J.D. están públicas y sujetas a auditoría; aseguró que cada Organismo puede manejar su sistema para satisfacer sus necesidades, como el sistema Delta, en el caso del Congreso.

RIVERA: SIN MIEDO A GUATENÓMINAS

Por su parte, la presidenta del Congreso, Shirley Rivera, quien bajó del estrado para tomar la palabra, señaló que el lunes se conoció el tema y se instruyó hacer la consulta al Ministerio de Finanzas y a la Contraloría General de Cuentas sobre si deben o no estar en Guatenóminas.

Agregó que la conclusión de la Junta Directiva es que “no hay porqué no estar, no hay que tenerle miedo al sistema de Guatenóminas”.

Añadió que se procedió a solicitar al Minfin a que nombre el personal técnico necesario y capacitado «para que podamos ver la posibilidad de poder migrar de Delta a Guatenóminas”.

“Esto no es populismo, esto es que en el momento que está Guatemala no necesitamos confrontar”, dijo.

En este contexto, con la solicitud que buscaba ocultar el registro de empleados del Legislativo, se observa un Congreso que intenta esconder actuaciones con intenciones oscuras y también representaría un retroceso en materia de transparencia o rendición de cuentas, advirtieron los expertos en temas políticos consultados por La Hora.

 

LUIS LINARES, DE ASIES: MALAS INTENCIONES

El analista político, Luis Linares, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), indicó que la solicitud de desvincular las nóminas enviaba un mensaje de malas intenciones y retroceso en la transparencia.

Según Linares, pareciera que intentan esconder algo, porque los datos abiertos es una condición necesaria para evidenciar un buen manejo de los recursos públicos. “Si se trata de cerrar el acceso a la información es porque hay malas intenciones”, advirtió.

El analista remarcó que no se justifica que salgan de un sistema de información que permite conocer la situación del personal del Legislativo, porque lo contrario, consideró “es un avance de lo que se denomina un pacto de corruptos”.

Linares añadió que el Congreso está jugando con la paciencia de la ciudadanía y esta vez, de una forma más descarada, e insistió en que dicha acción es un retroceso en materia de acceso a la información.

EDGAR ORTIZ: RETROCESO EN TRANSPARENCIA

De acuerdo con Edgar Ortiz, director del Área Jurídica en Fundación Libertad y Desarrollo este es un retroceso en materia de transparencia.

“No veo justificación para inclinarse a salir de ese sistema y no puede verse de otra forma que no sea un retroceso a la transparencia”, enfatizó.

Agregó que es evidente que la solicitud de salir de Guatenóminas busca ocultar acciones del Legislativo y no hay ninguna razón para retirar esos datos sino es por razones espurias, “levanta sospechas de que el objetivo es ocultar información por mala fe”, expresó.

 

EDIE CUX DE AC: SE OBSERVA ILEGALIDAD

Para el director de Acción Ciudadana (AC), Edie Cux es ilegal el planteamiento del Congreso en cuanto a su nómina, además, considera se buscaba evadir la fiscalización de todos los sectores y podría considerarse una inconstitucionalidad.

“Podrían estar cometiendo ilegalidades”, expresó Cux porque con esa acción se violenta el derecho de acceso a la información pública, normado en el artículo 30 de la Constitución.

Según el director de AC, en el Legislativo se han evidenciado casos de plazas fantasma utilizándose como moneda de cambio, incluso han usado ahorros del Congreso para pagar una nómina inflada.

“El aumento incluso de la nómina del Congreso en los últimos meses implica que algo está pasando, salir del mecanismo de Guatenóminas significa que ellos no quieren transparentar”, enfatizó Cux.

¿QUÉ DICE LA POBLACIÓN?

A través de la red social Twitter el usuario Edgar Sandoval, indicó: “Si éstos esconden la verdad, qué se puede esperar del resto del aparato de Gobierno. ¡Perversos!”.

Además, Estuardo Spillari publicó: “Y qué se puede esperar de esa piara de corruptos, siempre han sido opacos, sino tuvieran un trabajo honrado”.

A las críticas se unió Patty G. Castellanos, quien escribió: “Si es necesario que rectifiquen esa información que debe ser pública por obvias razones”.

CONTRATACIONES Y USO DE AHORROS

En septiembre de 2021 La Hora publicó la nota “Sindicato rechaza convocatoria interna del Congreso; costaría Q10 millones anuales”, en el que se consignó que Rodríguez, entonces presidente del Congreso, aprobó una convocatoria interna para ocupar 28 plazas por oposición para los puestos de directores, subdirectores y jefes de departamentos.

Sin embargo, uno de los sindicatos del Congreso se pronunció en contra advirtiendo que ocupar esas plazas conlleva una erogación de Q10 millones anuales.

Posteriormente Rodríguez aseguró que la acción se dio debido a hallazgos recurrentes de la Contraloría General de Cuentas porque habían sido ocupadas de forma interina.

Además, en la nota publicada el 16 de noviembre “Congreso se gasta casi Q111 millones de ahorros para contratar personal”, se consignó que el Legislativo ha utilizado sus ahorros para ese fin, según detalló una fuente a lo interno de ese Organismo, quien pidió el anonimato por temor a represalias.