Por Margarita Girón
[email protected]

Luego de conocer la situación política que se vive El Salvador, en donde el presidente del país vecino, Nayib Bukele, se encuentra en medio de una confrontación con el Congreso mientras intenta forzar la legislación y aprobar un préstamo de $ 109 millones para implementar la tercera fase de su plan de seguridad nacional, el presidente Alejandro Giammattei dijo que apoya el esfuerzo de Bukele e hizo un llamado al diálogo y a la democracia ante lo ocurrido.

“Apoyamos al presidente Nayib Bukele en el esfuerzo por brindar la seguridad a través del plan de control territorial y hacemos un llamado al diálogo y al fortalecimiento de la democracia en nuestro hermano país de El Salvador”, se lee en la publicación que hiciera esta tarde el presidente Giammattei en la red social Twitter.

Según la agencia de noticias, Associated Press (AP), Bukele vive un momento crítico, luego que la bancada opositora de la Asamblea Legislativa se negara a discutir un millonario préstamo propuesto por el Mandatario para combatir la delincuencia.

Mientras, en pronunciamientos separados, la Fuerza Armada de El Salvador y la Policía Nacional Civil reiteraron su lealtad a Bukele.

Hoy, el Consejo de Ministros del gobierno de Bukele convocó a la Asamblea Legislativa a una reunión extraordinaria para analizar la aprobación del préstamo, pero no todos los diputados se presentaron, pese a las advertencias de Bukele y la presencia de militares y policías en la Asamblea Legislativa, quien a través de Twitter les envió un mensaje si no asistían, “los diputados entrarán en desacato constitucional y de su propio reglamento, sino asisten a la sesión extraordinaria convocada por el Consejo de Ministros”, publicó el Mandatario.

Más tarde y ante la ausencia de los parlamentarios, el Presidente publicó nuevamente un mensaje, “me gustó ver esos curules vacíos. Se me hizo más fácil imaginarlos llenos de personas honestas que trabajen por el pueblo”.

El gobierno movilizó a la policía y a los militares, y desde el sábado acordonó la zona donde se ubica el palacio legislativo. Los diputados opositores han denunciado acoso cerca de sus hogares.

Artículo anteriorMilitares y policías entran en la Asamblea Legislativa de El Salvador en apoyo a Bukele
Artículo siguienteBlazers derrotan a Heat y amargan debut de Iguodala