Las pruebas COVID-19 están a cargo del Hospital Regional de Zacapa. Foto La Hora/Rolando Pernilla/archivo

El 8 de noviembre de 2021, mediante oficio No. 58-2021 EVSL/LBM, el Hospital Regional de Zacapa solicitó la reposición de 11,934 pruebas para la detección del Sars-CoV-2 a la empresa La Botica S.A. El documento al que tuvo acceso La Hora detalla que estas pruebas estarían próximas a vencer, mientras que otras habrían caducado desde dos meses antes. Hasta la fecha se desconoce si estas ya fueron cambiadas.

De las 11,934 pruebas referidas, 54 permanecían en la bodega del laboratorio del Hospital Regional de Zacapa.

 

El oficio remitido a La Botica S.A., a la cual se le adjudicó parte de esa compra, explica que algunas de las pruebas habrían vencido en septiembre de 2021, por lo cual se solicitó el cambio desde el 11 de agosto. Sin embargo, al 8 de noviembre los remitentes dieron a conocer que dicha solicitud no fue respondida por la empresa, según se consigna en el documento.

Foto ilustrativa. Las pruebas cobran relevancia en una temporada en la que los casos COVID-19 aumentan. Foto La Hora

PRUEBAS FUERON COMPRADAS EN 2020

Las 11,934 pruebas mencionadas pertenecen a una adquisición en el 2020 por 30 mil unidades a través del Número de Operación Guatecompras (NOG) 13380036. Las empresas adjudicadas fueron La Botica S.A. por un contrato de Q21,360,000 y ATP Diagnóstica por Q1,320,000, para un total de Q22,680,000 invertidos.

En Zacapa existen únicamente dos unidades ejecutoras: la jefatura de área de Salud, encargada de todos los puestos de Salud y la del Hospital Regional, a cargo de sus recursos y del Hospital Temporal de Estanzuela; sin embargo, las 30 mil pruebas fueron adquiridas por la administración central del Ministerio de Salud.

 

PRUEBAS DEL OTRO PROVEEDOR TAMBIÉN ESTABAN POR CADUCAR

Por otro lado, ATP Diagnóstica S.A., el otro proveedor adjudicado en la compra de las 30 mil pruebas fue mencionada el 2 de diciembre de 2021 en un oficio de la Unidad técnica de transparencia y anticorrupción.

En el documento, la Unidad solicitó urgentemente al Ministerio de Salud las acciones a tomar respecto al vencimiento de 7,200 pruebas en el Hospital de Zacapa compradas a ATP Diagnóstica. La fecha de caducidad de ese lote era el 30 de diciembre de 2021.

El oficio agrega que las pruebas fueron adquiridas el 9 de octubre de 2020, igualmente por el Ministerio de Salud, según contrato 57-2020.

El Ministerio de Salud adquirió esas pruebas para Zacapa y Escuintla.. Foto: La Hora/Archivo.

DIPUTADA MORATAYA (DE ZACAPA) CRITÍCA ADQUISICIÓN

Por otro lado, estas pruebas estarían destinadas a Zacapa y Escuintla, según amplió la diputada Evelyn Morataya, quien ha buscado fiscalizar el caso.

La legisladora atribuyó el vencimiento de las pruebas a una falta de criterio al momento de hacer la compra, pues la cantidad adquirida habría sido mucho mayor a las necesidades del departamento.

 

“Hubo un error del Ministerio de Salud de comprar tal cantidad de pruebas para una población de Zacapa donde casi no se utilizaron. El nivel de contagios en el departamento era inferior en relación con el nivel de contagios que ha habido en Guatemala y Escuintla o San Marcos. Ese fue el error de Salud: comprar pruebas sin medir el nivel de población a la que se les iba a aplicar”, dijo.

Tal cual describió la diputada, el nivel de tamizajes en Zacapa es bajo para la cantidad de pruebas disponibles. Solo el 31 de diciembre se practicaron 49 pruebas para detectar el virus; el 30 fueron 73; y un día antes 113. Del mismo modo, en esos tres días se detectaron en el departamento los siguientes casos positivos:

31 de diciembre: 5 casos
30 de diciembre: 1 caso
29 de diciembre: 9 casos

 

La diputada indicó que otro factor que condicionó el desperdicio de las pruebas fue no aplicarlas a toda persona que la solicite independientemente de los síntomas que presente.

“El error también fue el de no cambiar los protocolos, a pesar de que aprobamos la Ley de Emergencia, de aplicarle la prueba a toda persona que lo necesite o haya estado expuesto a un contagio. El Ministerio siempre se ha negado porque usted no tenga síntomas”, agregó.

Según Morataya, aunque los reactivos sean reemplazados tal como lo solicitó el Hospital de Zacapa, estos continuarán desperdiciándose debido a la reducida cantidad de pruebas realizadas en el área.

La diputada Evelyn Morataya del bloque BIEN se refirió al tema. Foto La Hora/Evelyn Morataya/Twitter/archivo

SALUD SIN RESPONDER

Se consultó con Comunicación Social del Ministerio de Salud Pública si el cambio de las 11,934 pruebas solicitado por el Hospital Regional de Zacapa fue ejecutado; sin embargo, no se dio respuesta al tema, limitándose a indicar que “mañana -3 de enero de 2022- les da toda la información”.

Asimismo, se intentó conversar con el Dr. Guillermo Villatoro, director del Hospital Regional de Zacapa, pero no se atendieron las llamadas. En cuanto se obtenga una respuesta se adjuntará en este espacio.

11,934

Pruebas eran las que debían ser cambiadas por su vencimiento

PRUEBAS DEBERÍAN SER REDIRIGIDAS A ÁREAS CON MAYOR DEMANDA

La preocupación principal en cuanto a las pruebas vencidas en Guatemala radica en que están siendo desaprovechadas en algunas áreas del país y podrían ser utilizadas en municipios con mayor positividad del virus.

Tomando en cuenta lo anterior, la diputada Morataya sugirió al ministro de Salud, Francisco Coma el traslado de las pruebas de Zacapa a una unidad ejecutora con mayor capacidad de aplicación.

Además, observó con urgencia la disponibilidad de pruebas a nivel nacional, más aún considerando la época de fiestas decembrinas y la posible presencia de la variante ómicron.

Foto ilustrativa. La diputada Evelyn Morataya sugirió distribuir las pruebas COVID-19 a otras áreas con mayor incidencia de la pandemia. Foto La Hora

EN ESCUINTLA TAMBIÉN CADUCARON MÁS PRUEBAS

La empresa La Botica S.A. ya había sido aludida por el diputado Cristian Álvarez, de Compromiso Renovación y Orden (CREO) el 15 de octubre de 2021, cuando anticipó que 11,934 pruebas en Zacapa y 3,000 en Escuintla caducarían, pese a que fueron reemplazadas anteriormente.

En dicha ocasión el diputado también describió que, por medio de oficios el Hospital Regional de Zacapa alertó al Ministerio de Salud sobre su incapacidad para utilizar todas las pruebas en su territorio. Álvarez también instó a las autoridades de Salud a sancionar a La Botica, S.A., además de exigir que las pruebas fueran enviadas a los hospitales que más lo requirieran.

 

Artículo anteriorEn 5 puntos Tiktoker guatemalteca recuerda por qué es necesario vacunarse
Artículo siguienteSecretario de Defensa de EE. UU. contrajo COVID-19