El Senado estadounidense confirmó el 28 de septiembre al exembajador en Guatemala, Todd D. Robinson, como Subsecretario de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley, del Departamento de Estado (INL por, sus siglas en inglés). Foto La Hora/Archivo.

El Senado estadounidense confirmó el 28 de septiembre al exembajador en Guatemala, Todd D. Robinson, como Subsecretario de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley, del Departamento de Estado (INL por, sus siglas en inglés). Las celebraciones a esta designación continúan emergiendo, a estas se sumó la Embajada de Estados Unidos en Guatemala, expresando su disposición a trabajar conjuntamente con el funcionario.

 

El INL es una unidad que trabaja por la seguridad local de los estadounidenses combatiendo el crimen internacional, las drogas ilícitas y la inestabilidad en otros países, en alianza con ellos, que a la vez involucra el campo de la justicia y equidad al fortalecer sus tribunales, las fuerzas policiales y los sistemas penitenciarios.
En esa línea, además de celebrar el posicionamiento del diplomático, la embajada enfatizó su disposición de colaborar con el funcionario de INL en la mitigación del narcotráfico y el crimen organizado en la región.

“Felicidades Embajador Robinson por su nombramiento como Subsecretario para INL. Esperamos trabajar con usted en continuar fortaleciendo la Seguridad y la aplicación de la ley y avanzando en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado”, publicó la embajada.

 

Anteriormente, en publicaciones de La Hora, como “100 días sin aviones con droga ¿qué tanto hay para celebrar?” se ha desarrollado el fenómeno del narcotráfico de Suramérica hacia Guatemala y Estados Unidos. En dicho trabajo se detalló que el narcotráfico sigue latente en la región guatemalteca, lo cual, además de ser un flagelo, aviva el crimen organizado y atenta contra las comunidades cercanas.

Además, el analista Sandino Asturias acotó que el consumo de droga en EE. UU. aumentó el 10% durante la pandemia, lo cual sugiere que el paso de droga por Guatemala sigue siendo recurrente, sin mencionar la presencia de articulaciones delictivas.

En otra nota (Menocal por los 100 días: es bueno que no hayan (sic) aviones, pero…) se especificó que, según el Informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), a finales de 2020 la mayoría de la droga en los mercados se había recuperado o estaban en vías de recuperación.

Artículo anteriorUNOP necesita financiamiento para terminar el año; Salud reconoce dificultades
Artículo siguienteGiammattei solicita al Congreso aprobación del Presupuesto para no pedir “más préstamos”