Médicos muestran la indumentaria que les proporcionan para atender pacientes. Foto La Hora/Hospital Nacional de San Marcos/Facebook

Por Grecia Ortíz
[email protected]

Médicos residentes del Hospital Nacional de San Marcos denunciaron en una conferencia de prensa ofrecida el viernes su malestar porque no les han brindado insumos de equipo de protección e instalaciones apropiadas para atender a pacientes infectados por coronavirus COVID-19, además, mencionaron que han recibido amenazas de parte de sus superiores al no aceptar las condiciones en las que se encuentran.

La Hora conversó con uno de los médicos residentes, que explicó el temor que sienten a que en cualquier momento por no tener los implementos y sin las instalaciones adecuadas, resulten infectados por el virus.

Un médico residente de primer año de ese hospital, que habló bajo condición de anonimato por temor a represalias dijo a La Hora que desde que inicio la emergencia no se les ha proporcionado ningún equipo y que por iniciativa propia, y con sus propios recursos económicos, han adquirido mascarillas, caretas, guantes y gorros.

Otra de las peticiones, aseguró, ha sido para que se les autorice trabajar por turnos rotativos de 24 por 72 horas, sin embargo, han obtenido respuestas negativas, la solicitud señala es con el fin de evitar contagios masivos.

“En vez de haber 40 médicos expuestos todos los días, se pudieran tener 4 grupos de 10 si en algún momento existiera un contagio, poder dar de baja a cuarentena a una cantidad reducida de médicos, en todos los hospitales se trabaja así”, aseguró.

Asimismo, aseguró que en el Hospital Nacional de San Marcos ya se atienden a varios pacientes positivos para el nuevo virus.

Equipo que aseguran los médicos residentes adquirieron con sus recursos. Foto La Hora Cortesía

ES UNA ENFERMEDAD REAL QUE NO HACE DISTINCIONES

Otro de los temas que mencionó es que han recibido amenazas si no aceptan las condiciones de autoridades del hospital y dice, hay compañeros que están cerca de finalizar su especialidad.

“Se trata de una enfermedad infectocontagiosa que si bien, el infectarse no es una sentencia de muerte es como tirar una moneda al aire simplemente es una enfermedad real que está matando personas y no hace distinciones”, afirmó.

A decir del entrevistado, de nada sirve que como médicos los declaren “mártires”, si al final los ponen en riesgo de dejar a sus familias, esposas, madres e hijos desamparados.

“Si bien juramos servir a la población, firmamos un contrato para actuar en materia de nuestra especialidad, no firmamos estar en áreas de COVID obligados y sin equipo de protección certificado”, anotó.

SI UNA PERSONA NO TIENE CUIDADO NOS CONTAMINAMOS TODOS

El entrevistado, refirió que es necesario que se verifiquen las existencias e invita a quienes fiscalicen a constatar que los recursos se inviertan de manera adecuada en el personal que labora en los centros de atención a pacientes con COVID-19 positivos.

Sobre las instalaciones del hospital, dijo que están no son las más adecuadas, porque ni siquiera hay una separación adecuada y muchos los médicos que están en otras áreas visitan el lugar de aislamiento y eso representa un peligro.

“Quien toma las radiografías, va al área de COVID-19, y sale a revelar las radiografías al hospital, es decir, si esta persona no tuviera el cuidado nos contaminamos todos”, afirmó.

El Hospital Nacional de San Marcos, realizó una publicación en el Facebook sobre el traje médico protector que utilizan, y sobre esto el entrevistado asegura que es equipo que no es certificado para atender la emergencia.

ANÍMICAMENTE SE SIENTEN MAL

Para mantenerse protegido, el entrevistado mostro parte del equipo que ha comprado, incluso dice que se siente desanimado por la situación y que si la situación no mejora optará por retirarse del lugar.

“De verdad quisiera ser especialista, pero si esta situación sigue así… en pocos días me terminaré yendo de este lugar… se trata de dejar un sueño… momentáneamente y buscar que las puertas se abran en otro lugar… pero no arriesgaré mi salud”, mencionó.

Puede leer: Tras discurso de Giammattei, personal médico de Santiago Atitlán pide apoyo con insumos

Muchos de los compañeros del lugar, mencionó, que se sienten mal, tensos y muy estresados muchos de ellos cerca de culminar la especialidad: “es triste… anímicamente todos estamos mal… muy tensos y estresados”.

¿QUÉ DIJERON EN LA CONFERENCIA DE PRENSA?

“Lo que venimos a exigir, los médicos de San Marcos los residentes es que se nos brinde una bioseguridad adecuada para entrar a tratar a los pacientes de COVID… nos hemos dado cuenta que las instalaciones no son las adecuadas a la hora de ingresar al aislamiento”, explicó Michelle Carranza de los médicos residentes en la conferencia ofrecida el viernes.

También anotó que el área en donde tratan a los pacientes, solo está dividida por una “línea imaginaria roja”, con la que se separa el lugar en donde tratan a las personas que dan positivo por el virus.

Para protegerse, reiteró que ellos mismos han adquirido el equipo con sus propios recursos económicos, además, sobre las mascarillas resaltaron que no se les ha proporcionado las del tipo N95 sino de otras.

En ese sentido, recalcó que en el área de maternidad tuvieron el caso de una paciente sospechosa. Los médicos residentes, mencionaron que eran 40 pacientes, de diferentes áreas en ese nosocomio, además, hicieron otra serie de peticiones.

OTRO MÉDICO DICE QUE SITUACIÓN ES SIMILAR EN VARIOS LUGARES DEL PAÍS

Una docente de varios médicos distribuidos en diferentes partes del país, explicó a La Hora que ha recibido muchos reportes similares, no solo en San Marcos, sino también desde otros centros asistenciales como El Roosevelt, San Juan de Dios y Quetzaltenango.

También explicó que varios prefieren guardar silencio, ya que temen represalias por hablar y exponer la situación en la que están trabajando en medio de la emergencia arriesgando sus vidas sin el equipo necesario.

Puede leer: Gobierno dice estar abasteciendo de insumos médicos; compras futuras son inciertas

Además, dijo que ha recibido reportes de que compran su equipo, como lo mencionó el médico residente con el que conversó La Hora, y que a muchos se les ha dicho que hasta que este no está sucio no se los cambian.

La situación dijo que era grave, puesto que son los médicos los que están al frente de la línea de batalla en contra del virus.

De acuerdo con datos publicados por Gobernación Departamental de San Marcos, en ese departamento hay 44 casos activos de COVID-19, de los cuales 21 son de Malacatán, 7 de Ayutla, 9 de San Pedro Sacatepéquez, Ixchiguán 3, San Pablo 1 y Catarina 3.

SALUD: ES UNO DE LOS MEJORES HOSPITALES

Se buscó una respuesta del Ministerio de Salud al respecto y el Departamento de Comunicación indicó que trasladaría la información al Viceministro de Hospitales para una respuesta.

Luego se informó que el viceministro Germán Sheel destacó que el Hospital esta abastecido y “que es uno de los mejores hospitales que tenemos, -de lo- más ordenado que hay”.

Los médicos han sido apoyados tanto por autoridades del MSPAS como por el Director del Hospital, agregó.

Artículo anteriorPDH: Aumenta cifra de pacientes sospechosos y con COVID-19 en el San Juan de Dios
Artículo siguienteHeavenly´s Bakery California, la panadería de un chapín que funciona por medio de Facebook