Profesor Izael Sandoval. Foto La Hora.

Izael Sandoval, el profesor de la Comunidad 15 de Febrero de Champerico, Retalhuleu, que se hizo viral en redes sociales por impartir clases en una “champa”, y ganar Q1 mil mensuales, envía un mensaje de agradecimiento a las personas que lo han apoyado económicamente, mientras el Ministerio de Educación (Mineduc) sigue sin responder en relación con el pedido del establecimiento.

Sandoval agradeció a La Hora por la publicación para ayudarlo económicamente a él y a su familia; en especial, según manifestó en conversación vía telefónica, con las personas que le han depositado, ya que, por su condición laboral, debe velar para llevar sustento a su casa mientras no reciba su salario.

“Que Dios me los bendiga grandemente, porque el que da, recibe de igual manera bendiciones de parte de Dios”, afirmó.

LA MUNICIPALIDAD SE DEMORA EN PAGAR

El docente también comentó que la municipalidad se ha demorado en pagar; que en este momento ya le depositaron el sueldo de marzo, pero aún le deben abril.

MINEDUC SIN RESPONDER

Hace una semana se le consultó a Ministerio de Educación sobre el caso del maestro Sandoval y la falta del centro educativo, pero siguen sin responder.

SU HISTORIA

El maestro le contó a este medio que empezó a dar clases ad honorem a 31 niños de la comunidad 15 de Febrero, y hasta en 2020 la Municipalidad de Champerico le empezó a pagar Q1 mil; pero lamenta que por los descuentos solo “600 me quedan”, con lo cual “apenas” sostiene a su esposa y a sus cuatro hijos.

En el caso de los alumnos, de no tener la opción de recibir clases con el profesor Sandoval, tendrían que recorrer hasta siete kilómetros para ir a estudiar al centro educativo más cercano, la escuela Padre Andrés Girón, conocida como “La Verde”.

Posterior a la publicación de este medio, varios guatemaltecos agradecieron la dedicación del profesor y algunos ofrecieron su colaboración, lo cual se ha concretado en días pasados con depósitos a su nombre, mientras otros pensaron en algún apoyo para mejorar las condiciones en que lleguen los niños a estudiar.

La cuenta es de ahorros, de Banrural, No. 4539132303, a nombre de Izael Lorenzo Sandoval Niz.

COMENTARIOS EN REDES SOCIALES

Algunos de las reacciones en redes sociales, tras la publicación de la historia del profesor el pasado 7 de mayo.

@Mario Castillo

Lo menos que se puede hacer por este buen maestro es hacerle donaciones, por pequeñas que sean para que todos contribuyamos con la educación del país.

@Cecilia García

Señores de #LaHora ustedes tienen el contacto del Profesor para apoyarle con algo, él sí tiene vocación de maestro, sin importar las condiciones quiere transmitir conocimientos a los niños. Favor de compartir contacto o cuenta bancaria para apoyarle.

@Guillermo Maldonado

Pero el presidente con casa de 11 millones de dólares, que belleza.

LA ESCUELA DE “PALO” SE QUEMÓ HACE UN AÑO

El maestro es originario de Malacatán, San Marcos, contó que la actual escuela es una “champa, ahí cae agua”, no hay pizarrón, ni escritorios porque se quemaron de forma accidental hace un año, junto con el aula de “palo”, la cual utilizaban como aula.

También dio a conocer que, debido a las condiciones del área de estudio, cuando llueve los niños se mojan, por lo tanto, mejor suspende clases para evitar que se enfermen.

“La construcción de la escuela no ha terminado”, dijo en relación al salón de siete por ocho metros que construye el Club Rotario “gracias a la licenciada Melissa Samayoa y la licenciada Elizabeth Galindo”.

Varios medios locales han mostrado las condiciones en las que imparten clases. Foto La Hora/Morales Izabal GT

LOS NIÑOS A QUIENES LES DA CLASE

El profesor imparte clases a ocho niños de párvulos, ocho de primero primaria, cuatro de segundo, tres de tercero, tres de quinto y cinco de sexto, para un total de 31.

También agradeció al alcalde quien dio láminas y al Club Rotario por el aula que se construye para que los niños cuenten con un mejor espacio para su aprendizaje.

Fabiola Toledo
Soy Periodista Profesional egresada de la Universidad San Carlos de Guatemala, Locutora Profesional y una curiosa de la publicidad digital. Desde niña jugué a ser comunicadora y de ahí mi satisfacción por hacer lo que hago; creo que comunicar es dar vida, esperanza, empatía, justicia. Esencialmente mi vida se basa en provocar una sonrisa en el rostro de Dios, a quien llamo papá.
Artículo anteriorPNC: Se acudió al Parque de la Industria por presencia de encapuchados
Artículo siguienteRECTOR-USAC: Estudiantes denuncian fraude y convocan a Asamblea General