El abandono de la obra perjudica en muchos aspectos a los vecinos de este lugar, pues al no tener aceras por dónde caminar adecuadamente, han tenido que improvisar ingresos inestables a sus hogares. Foto: José Orozco
El abandono de la obra perjudica en muchos aspectos a los vecinos de este lugar, pues al no tener aceras por dónde caminar adecuadamente, han tenido que improvisar ingresos inestables a sus hogares. Foto: José Orozco

En la 8ª. calle, entre 1ª. y 5ª. avenidas de la zona 3 de Palín, Escuintla, se encuentra un tramo carretero que fue adjudicado a la empresa 4 Carriles S.A. por Q25.9 millones durante el gobierno del Alejandro Giammattei, el cual dejó inconcluso, y que colapsó con la recién iniciada temporada de lluvia.

Según se documentó en la nota «#LHInvestigación: La carretera “inaugurada” de los Q25 millones en la que no pueden transitar vehículos«, el lugar prácticamente era un barranco en donde al fondo bajaban las aguas servidas de las viviendas ubicadas en las orillas de la obra, así como de residencias que se encuentran más arriba.

Al inicio de la construcción, los vecinos vieron con buenos ojos el proyecto, porque la carretera se construiría elevada y sobre un conducto por el cual circularían las aguas residuales hasta el otro lado de la CA-9 Sur, antigua carretera a Escuintla.

Sin embargo, el proyecto nunca se terminó y lo que vecinos temían antes de la llegada del invierno ocurrió el pasado miércoles 12 de junio. La lluvia y el lodo comenzaron a acumularse al final de la calle, y en cuestión de minutos taparon la bóveda que pasa por debajo de la CA-9 Sur.

LAS IMÁGENES
Foto: José Orozco
Foto: José Orozco

Esta calle conecta con la antigua ruta de Palín a Escuintla. Sin embargo, en el lugar no pueden transitar los vehículos, pues faltan 10 metros de calle para conectar con la salida. El paso está cerrado por unos conos y cintas de precaución.

Foto: José Orozco

En la parte inconclusa del tramo, se observan agujeros en la tierra, llenos completamente de lodo y basura, y algunos tubos expuestos.

Foto: José Orozco
Foto: José Orozco

En la calle, los vecinos tampoco tienen espacios peatonales para ingresar a sus viviendas. En la última parte del tramo que se construyó, la constructora dejó expuestos algunos hierros.

Foto: José Orozco
Foto: José Orozco

Montículos de lodo se observan en los alrededores del tramo inconcluso, los cuales son rodeados por pequeños pasos de agua de lluvia que provienen de la parte alta del sector, sin control alguno.

Foto: José Orozco
Foto: José Orozco

Los hierros expuestos fue lo último hecho por la constructora. Hasta ahí se dejó la obra, que fue inaugurada el pasado 12 de enero, hace exactamente 6 meses. La conclusión de esta parte está suspendida.

Foto: José Orozco
Foto: José Orozco

Tuberías expuestas es otro de los aspectos inconclusos por la constructora. La obra contemplaba la elaboración de un sistema de conducción de aguas negras que pasara bajo la carretera, y como lo anterior, esto también se encuentra suspendido por el momento.

Foto: José Orozco
Foto: José Orozco

Sobre la calle hay rejillas para la filtración del agua y que esta se redirija al sistema de alcantarillado. Esto también quedó sin terminar y la solución fue colocar un tubo PVC como señal de precaución.

Diego Estuardo Guzman
Soy un periodista y locutor con un gusto por el cine, el ámbito cultural y la escritura.
Artículo anteriorGuatemala y Argentina se enfrentan en encuentro amistoso esta tarde
Artículo siguienteContraloría realiza más de 60 auditorías a instituciones del Estado