El expresidente Donald Trump aguarda el inicio de los procedimientos de su juicio en la corte penal de Manhattan. (Doug Mills/The New York Times vía AP, foto compartida)
El expresidente Donald Trump aguarda el inicio de los procedimientos de su juicio en la corte penal de Manhattan. (Doug Mills/The New York Times vía AP, foto compartida)

Los miembros del jurado en el juicio de Donald Trump escucharon la grabación  de una llamada entre el expresidente de los Estados Unidos y su entonces abogado, en donde discuten un plan para comprar el silencio de una modelo de Playboy, quien presuntamente tuvo una aventura con el magnate.

Mientras se reproducía el registro, Trump, visiblemente irritado, se inclinó hacia el frente en la mesa de la defensa, mientras que los miembros del jurado escuchaban fascinados.

La grabación data de septiembre de 2016, mientras el abogado Michael Cohen hizo una llamada telefónica en secreto, cuando informaba a su cliente sobre un plan para comprar la historia de Karen McDougal de una relación extramatrimonial.

Donald Trump visto a través del visor de una cámara, en el tribunal penal de Manhattan. (Jeenah Moon/Pool Photo vía AP)
Donald Trump visto a través del visor de una cámara, en el tribunal penal de Manhattan. (Jeenah Moon/Pool Photo vía AP)

UNA PRUEBA PÚBLICA

El material salió a la luz hace años, pero es quizá la prueba más relevante presentada ante el estrado, que vincula a Trump con los pagos cuestionados durante el juicio penal en Manhattan.

La prueba fue presentada horas después del testimonio de un abogado que negoció el acuerdo para comprar el silencio de McDougal y que admitió estar asombrado de que sus esfuerzos pudieran haber contribuido a la victoria de Trump para llegar a la Casa Blanca.

“¿Qué hemos hecho?”, le escribió el abogado Keith Davidson en un mensaje de texto al entonces jefe de redacción del tabloide National Enquirer, que había ocultado historias de encuentros sexuales para impedir que el público las conociera en los últimos días de la reñida contienda por la presidencia. “Oh, Dios mío”, fue la respuesta de Dylan Howard.

 

Karina Pérez
Periodista y licenciada en Ciencias de la Comunicación, con compromiso ético y vocación de informar
Artículo anteriorLa dietética, un instrumento no un fin
Artículo siguienteArtistas de Universal Music Group regresan a TikTok