Latinas for Climate empodera a las mujeres por un mejor futuro

1122
Logo categoria

Latinas for Climate (L4C) es una organización latinoamericana que busca crear conciencia sobre la crisis climática, derechos humanos y latinidad, con el fin de empoderar a niñas, jóvenes y mujeres en el ámbito y que tomen acciones para un mejor futuro.

En el marco de Día Internacional de la Tierra, LH Nosotras platicó con dos de sus coordinadoras: Gabriela Ramírez, de México y Melissa Cáceres, de Honduras y una colaboradora de Perú, Sofía Luna, para conocer la historia de la agrupación y lo que ha representado para ellas.

La organización de jóvenes latinas surge en 2020 luego de la campaña global por el Acuerdo de Escazú, que garantiza los derechos de personas defensoras de derechos humanos y asuntos ambientales. Por ello nueve mujeres deciden seguir trabajando juntas en busca de hacer un cambio y justicia climática en Latinoamérica y el Caribe.

L4C es una organización latinoamericana que busca crear conciencia sobre la crisis climática, derechos humanos y latinidad. Diseño: Alejandro Ramírez/La Hora.

MUJERES Y JUVENTUD

En la historia del grupo hay dos puntos clave que mencionaron tanto Gabriela y Melissa para la creación de este: la primera era la necesidad de visibilizar la participación de las mujeres en espacios públicos y en lo referente al medioambiente; y la segunda, la juventud.

Melissa explica que el mensaje de Latinas for Climate se empezó a difundir por medio de la página de Instagram, ella incluso se enteró de la organización por esta vía.

La tecnología les ha permitido conocerse y crear relaciones personales. Foto: La Hora/L4C.

“Si no fuera por estas plataformas que se han creado, por estas jóvenes que se han unido y decido brindar parte de su tiempo para difundir la información, es posible que muchas personas no se enteraran de los temas, el poder de difundir, llegar con la información y transmitirla, creo en lo personal que de ahí nace Latinas for Climate de difundir y escuchar las voces de las personas involucradas en estos temas”, relata la hondureña.

UNA PLURALIDAD DE NACIONALIDADES

La agrupación se compone actualmente de 100 miembros, entre coordinadoras y colaboradoras de casi todos los países de Latinoamérica y el Caribe. El crecimiento se da cuando las fundadoras: Cata, Emiliana y Karin deciden lanzar una convocatoria por medio del perfil de Instagram de L4C.

“Cuando la lanzan e invitan a las personas a ser parte de aplicar y unirse, es cuando empieza a crecer la organización y escucharse de primera mano las perspectivas de casi toda Latinoamérica”, recalca Melissa.

Las coordinadoras explican que esto lo han logrado por medio de las redes sociales al tener un espacio de conexión que no conoce fronteras, que permite dar voz y sobre todo crear relaciones personales.

Gabriela resalta que la importancia de ser una organización con una diversidad de países también les permite conocer de primera mano y dar una voz a las coyunturas de cada uno lo que se traslada a un mejor manejo de la información, por ello no solo cuantifican la cantidad de personas, sino más bien las regiones que están cubriendo.

ABRAZAR LA DIVERSIDAD

Para la hondureña el tener un grupo con diversidad de nacionalidades es una de las cosas más bonitas y que debería adaptarse en el mundo en general, ya que les permite “abrazar la diversidad, ser parte cada una de las culturas y aprender un poco de cada región, tomar lo bueno y lo malo intentar cambiarlo”.

 

Para Gabriela ser parte de Latinas for Climate es un sueño, ya que le permite ser representante de algo muy grande, y que a pesar de que existen lideres no hay una jerarquía, L4C es un grupo en donde todas las voces son iguales.

Enfatiza que: “realmente más que un liderazgo se siente como un ambiente de amistad, más allá de buscar el mismo objetivo con el tema climático, llegas a conocer las vidas de estas mujeres, interactuar con ella y creas amistades”.

El fin de la organización es empoderar a niñas, jóvenes y mujeres. Diseño: Alejandro Ramírez/La Hora.

Melissa añade que lo que se trata es que todas las integrantes se conviertan en líderes en sus comunidades, países y regiones, y para ella ejercer como coordinadora ha sido una experiencia que le ha permitido aprender más de las demás, que viceversa.

“A veces estamos muy cerrados en nuestro propio país y realidad, y no vemos más allá, tal vez lo que puede ser un problema para mí, alguien más tiene la solución, y hablándolo se llega a soluciones e iniciativas, a mí me encanta la diversidad en grupos”, puntualiza Melissa.

INFORMACIÓN ENTENDIBLE

Si bien el interés de la juventud en cuanto al tema ambiental ha ido en crecimiento, aún queda mucho camino por recorrer, y aunque no existe una mezcla ideal para solucionarlo, para Sofía uno de los puntos principales que ejerce L4C es traducir la información de una manera que sea entendible para todos.

 

“Muchas veces las personas se alejan de estos temas porque no los entienden, y no los podemos culpar, nuestro trabajo es poder hacer que nuestras oportunidades se expandan y sean más accesibles, eso lo cumplimos con Latinas for Climate, ya que la información que damos está en idiomas como inglés, español y portugués y lo hacemos de manera concisa”, explica Sofía.

LAS LATINAS FOR CLIMATE GUATEMALTECAS

Actualmente la agrupación cuenta con cuatro guatemaltecas involucradas, ellas nos brindaron su testimonio sobre las motivaciones para ser parte de.

Para Mari, L4C es una oportunidad para sumar esfuerzos junto a otras mujeres que, como ella, han identificado aspectos socioambientales que no deben quedarse fuera de los temas de conversación y análisis actualmente; con el fin de poder crear espacios para generar estos diálogos colectivos.

L4C está integrado por personas de distintas nacionalidades. Foto: La Hora/L4C.

“Me motivó saber que existía un espacio de activismo que uniera el tema de medioambiente con el tema de género, ya que son dos de los problemas más graves en Guatemala. En el país se vive de manera grave los efectos del cambio climático, y las mujeres se ven mayormente afectadas a raíz de la desigualdad y los altos índices de violencia de género, lo cual compartimos con muchos países de Latinoamérica”, menciona Ale.

Por su parte, Ana decidió formar parte del grupo ya que a pesar de ser parte de un país latinoamericano es una oportunidad para generar un impacto como mujeres, hacerse escuchar y pelear por el planeta, ya que no solo naciones grandes experimentan los efectos del cambio climático, sino que los países de esta región también.

“Me uní a Latinas for Climate con el objetivo de aprender más sobre cómo ser activista en contra de la crisis climática, ya que siempre he querido poder enfocar todo este tema en mi carrera profesional como diseñadora gráfica. Al estar en Latinas puedo poner en práctica mis habilidades de diseño y también participar con un grupo de mujeres en toda Latinoamérica que se empoderan, se hacen escuchar y son activas en la sociedad. Ellas son una motivación, se siente como una hermandad”, expresa Lucía.

UN FUTURO QUE PROMETE

La organización ha logrado incluir varias ideas, propuestas en diversos países de la región, e inclusive ser parte de conferencias de las Naciones Unidas.

Gabriela resalta que buscan, “lanzarse y darse a conocer aún más para ser parte de más organizaciones, tener más voz en estos espacios como mujeres, jóvenes y activistas, poder en un futuro seguir soñando y poder vivir de Latinas for Climate, el límite no existe y nos gustaría que fuera internacional”.