La vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, arribó a tierras guatemaltecas esta semana. En su visita sostuvo conversaciones con el presidente Alejandro Giammattei y miembros de la sociedad civil; los ejes de Harris fueron claros: migración y corrupción en Guatemala y EE.UU. Ante la postura de la funcionaria, el Grupo de Trabajo para Asuntos Latinoamericanos (LAWG por sus siglas en inglés) demandó hoy que se establezcan acciones contundentes para frenar las problemáticas a las que la Vicepresidenta se refirió.

Durante su estadía, Kamala Harris se reunió con activistas, defensores y defensoras, emprendedoras indígenas y demás miembros de la sociedad guatemalteca. En tal sentido, LAWG hace un llamado a los Estados Unidos para que avance con acciones decisivas contra la corrupción, los derechos humanos y el acceso a la protección de los migrantes.

Esto, luego que la Vicemandataria anunciara preliminarmente la formación de una fuerza de tarea anticorrupción, información que luego fue confirmada por la Casa Blanca, e iniciativas contra el tráfico y la trata de personas, además de medidas de empoderamiento de las mujeres jóvenes y oportunidades de microempresas en Guatemala. Lo anterior con el fin de tratar las causas profundas de la migración desde Centroamérica hasta Estados Unidos.

Según declaró LAWG, anteriormente se había unido a organizaciones de la sociedad civil de EE.UU. e internacionales en una carta a la vicepresidencia previo a su visita, en la cual se pidió una acción más decisiva para abordar las causas profundas de la migración y restaurar el acceso al asilo.

El mandatario Alejandro Giammattei sostiene reunión con la Vicepresidenta de EE.UU. Kamala Harris. Foto: La Hora/José Orozco

SOBRE LA CORRUPCIÓN

Luego del recorrido de Harris por Guatemala y México, los directores del Grupo de Trabajo consideraron que “la vicepresidenta Harris escribió algunas de las notas correctas con el presidente guatemalteco Giammattei, prometiendo ‘erradicar la corrupción dondequiera que exista’, y destacando la urgencia de proteger la independencia judicial y el respeto por la sociedad civil”, dijo Lisa Haugaard, codirectora de LAWG.

“El lanzamiento de un nuevo grupo de trabajo anticorrupción para Guatemala, Honduras y El Salvador es prometedor. Es el lugar para empezar si Estados Unidos quiere ayudar a abordar las causas profundas de por qué la gente huye, desafiando la corrupción, elevando las iniciativas de la sociedad civil para el cambio, e instando a los gobiernos a servir a su pueblo. Vamos a mantener ese enfoque”, declaró la agrupación.



 

FAMILIAS HUYEN DE SUS HOGARES Y BUSCAN PROTECCIÓN EN OTROS TERRITORIOS

Explicaron que las familias, los hombres, las mujeres y los niños huyen de sus hogares debido a situaciones que ponen en peligro su vida y buscan urgentemente protección en otros territorios. Es así como LAWG opinó que “EE.UU. debería centrarse en las respuestas humanitarias a la migración, no presionar a Guatemala para militarizar sus fronteras para detener a los refugiados”.

“Iniciativas como esta para abordar la impunidad en casos de desapariciones forzadas y otras violaciones de derechos humanos que se implementan con organizaciones locales deberían ser una prioridad para la estrategia de EE.UU. hacia la región», comentó la codirectora de LAWG, Daniella Burgi-Palomino.

SOBRE LA ORGANIZACIÓN

El Grupo de Trabajo para Asuntos Latinoamericanos (LAWG) es una de las redes más antiguas de los Estados Unidos dedicada a la política exterior. Junto con el Fondo de Educación del Grupo de Trabajo para Asuntos Latinoamericanos, tienen la misión de presionar a favor de políticas estadounidenses que promuevan los derechos humanos, la justicia, la paz y el desarrollo sustentable en Latinoamérica.

LAS INICIATIVAS DE COOPERACIÓN POR PARTE DE ESTADOS UNIDOS

Por la tarde noche del 7 de junio la Casa Blanca compartió una minuta sobre los planes principales para combatir la migración, tráfico de drogas y personas, y la corrupción en Guatemala.

Primero se desarrolló la implementación de una fuerza de tarea anticorrupción. El Departamento de Justicia, con el apoyo del Departamento de Estado, creará un grupo de trabajo anticorrupción que incluirá a fiscales y expertos policiales de Estados Unidos para investigar y procesar casos de corrupción en la jurisdicción de Estados Unidos, Guatemala y la región del Triángulo Norte.

Foto de archivo, el presidente Joe Biden en la Casa Blanca, Washington. Foto La Hora/AP/Evan Vucci.

El mensaje de la Casa Blanca señaló que la iniciativa constará de tres componentes:

1. Una mayor concentración de la Iniciativa Mundial de Cleptocracia en el enjuiciamiento de los casos de corrupción y la incautación de activos obtenidos ilícitamente como resultado de la corrupción en Guatemala, El Salvador, y Honduras.

2. Ampliación del número de Asesores Legales Residentes para proporcionar capacitación, capacitación y tutoría basada en casos al Ministerio Público guatemalteco (MP), incluida la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), para construir casos de corrupción.

3. Capacitación de respuesta rápida para desplegar fiscales y expertos policiales de EE.UU. para proporcionar asesoría en el desarrollo de casos de corrupción.

Segundo, se consignó que el Departamento de Justicia y el de Estado crearán otra tarea regional para identificar, interrumpir y prevenir las operaciones de tráfico de migrantes y trata de personas. El grupo de trabajo trabajará con homólogos de la policía de EE.UU. en la región para rastrear el tráfico de migrantes y operaciones de trata, a su vez se compartirá inteligencia y planificar acciones coordinadas de aplicación.



 

Artículo anteriorDiario Militar: seis militares retirados son ligados a proceso
Artículo siguienteDetroit, Michigan: Una ciudad que tras la crisis, renace y se reinventa