La ministra de Salud, Amelia Flores, asistió a una citación para abordar el tema de la vacuna. Foto La Hora/José Castro

POR HEDY QUINO
hquino@lahora.com.gt

En una citación con la bancada Compromiso, Renovación y Orden (CREO), la titular del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Amelia Flores, dio a conocer que adquirirán las vacunas contra la Covid-19 a un precio más alto, por no contar aún con una ley que les permita hacer una compra directa internacional con los fabricantes.

La ministra de Salud explicó, que en 2020 tuvieron pláticas con los fabricantes de las vacunas de AstraZeneca, para distribuirles de manera directa, pero, por no contar con una ley que les permita hacerlo, no pudieron iniciar con las negociaciones. En ese entonces les ofrecieron el fármaco a US$4.13, ahora el precio es de US$6.50.

“Ellos nos han ofrecido entrar en una segunda fase de distribución a nivel mundial, ellos ya produjeron toda la cantidad de vacunas que están entregando en este momento, pero para que nosotros pudiéramos optar a eso, teníamos que haber dado un anticipo entre septiembre-octubre, pero no se podía dar”, detalló Flores.

“Cuando nos la ofreció en el año recién pasado, nos dijo: si ahorita hacen el desembolso, la vacuna puede salir a US$4.13, el mejor precio que se puede manejar en el mundo, creo yo; sin embargo, si no lo hacen ahorita, en enero va a tener otro precio. Y efectivamente, ya tiene otro precio, tampoco es tan significativamente alto, hoy está costando aproximadamente US$6.50, pero no sabemos cuánto va costar después de medio año”, afirmó.

“Yo no podía dar un anticipo que no me permite la ley”, agregó la funcionaria de gobierno.

Flores indicó, que el sistema de refrigeración de las vacunas de AstraZeneca se apega a la del sistema de salud pública, por lo que es la primera opción para comprar. No obstante, han tenido conversaciones con otros fabricantes, incluyendo a Pfizer, a quien no se descarta para adquirirles el fármaco.

Salud espera adquirir las vacunas directamente con los fabricantes, toda vez el Congreso apruebe la iniciativa de ley que presentó el Ejecutivo, la cual les permite realizar la compra directa internacional.

Por aparte, la ministra dijo que la iniciativa privada podría optar a comprar sus vacunas y venderlas a la población, siempre y cuando cumplan con los requisitos que les pide el Ministerio de Salud.

LEA: Casos de desnutrición aguda aumentaron un 80% en 2020

RECIBIRÁN PRIMERA DOTACIÓN EN FEBRERO

Flores comunicó que en febrero podrían recibir la primera dotación de vacunas contra la Covid-19 de AstraZeneca, que adquirieron con el sistema COVAX -Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 de la Organización Mundial de la Salud-, la cual se utilizaría para inmunizar al personal de salud que atiende la emergencia sanitaria en primera línea.

“Vamos a tener en febrero una primera cantidad, a través del mecanismo COVAX. Esta va dirigida específicamente al personal de salud que está en primera línea, que están atendiendo directamente a los pacientes, ellos son la prioridad uno. Estamos elaborando una estrategia con un comité de vacunación, en el que se está trabajando todo el proceso de cómo van a ser vacunados en primer lugar”, enfatizó Flores.

La ministra de Salud resaltó, que aún no se sabe con exactitud en qué semana de febrero llegarán las vacunas, pero, esperan que a finales se comience con la vacunación del personal médico en primera línea y en marzo culminar con ese proceso.

Otro de los grupos prioritarios para inmunizar son las personas con mayor riesgo: mayores de 60 años y aquellas que padecen alguna comorbilidad; renal, diabetes, hipertensión, cáncer u otra, subrayó Flores.

Imagen de archivo de una vacuna. Foto La Hora/DPA/Europa Press/David Talukdar/Zuma Press.

SIN DETECTAR NUEVA CEPA

Durante la citación, Salud también informó que en el país no se han registrado casos de la nueva cepa de Covid-19, que ha afectado al Reino Unido, la cual, según estudios, la propagación es más rápida.

“Nosotros por medio del laboratorio nacional, constantemente enviamos cepas de las que se han aislado en nuestro país, a través de OPS y otras instancias internacionales, quienes hacen los análisis, y hasta el mes de marzo la cepa que está circulando en Guatemala es la misma que estaba circulando inicialmente”, comunicó la cartera.

Además, Salud dio a conocer, que, a partir de ayer, cuentan con un equipo para la vigilancia epidemiológica de la cepa que circula en el país, por lo que ya no será necesario enviar muestras al extranjero.

Asimismo, apuntó, que se han hecho pruebas que indican que las vacunas serían efectivas para la nueva cepa.

LEA: Remesas alcanzan cifra histórica en año de pandemia con US$11,340,415.6

ACUERDO DE CONFIDENCIALIDAD

Nuevamente la ministra se refirió al acuerdo de confidencialidad entre el Estado con los fabricantes de las vacunas.

“Este no es un tema de Guatemala ni del Gobierno, pero sí, todos los países que vamos a comprar vacunas debemos hacernos responsables de firmar un acuerdo de confidencialidad. Esto se refiere a que entre las negociaciones con ellos -fabricantes- puede haber, en determinado momento, algunos temas técnicos y críticos de la fabricación de las vacunas, principalmente; nosotros los vamos a estar escuchando de alguna manera y esos son los temas que nosotros no tenemos ningún derecho de hacerlos público ni a comentarlos”, explicó Flores.

La funcionaria de gobierno aseguró, que los precios de las vacunas es información pública y no entra en el acuerdo de confidencialidad, sino solo aspectos técnicos que tienen que ver con su fabricación.

La ministra de Salud, Amelia Flores, reiteró los aspectos del acuerdo de confidencialidad. Foto La Hora/José Castro
Artículo anteriorBelice acusa a Guatemala por supuesta incursión ilegal en su territorio
Artículo siguienteVacunación COVID-19: Trabajadores de salud y adultos mayores serían prioridad