Ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci. Foto: Minfin

POR HEDY QUINO
hquino@lahora.com.gt

A su ingreso a una citación con la bancada Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), el ministro de Finanzas Publicas, Álvaro González Ricci, declaró que las entidades de gobierno registran una considerable ejecución del presupuesto asignado para este 2020.

González Ricci afirmó, que la ejecución presupuestaria “va bastante bien”, actualmente el 40% de los recursos asignados se han utilizado, la que considera, es una buena cantidad.

“Lógicamente, como cualquier equipo nuevo comenzó un poco lento, esto lo hemos visto en todos los gobiernos”, añadió.

“Tenemos fondos para el COVID-19, que son temporales, por ejemplo, el bono familia que son Q6 mil millones, afectan y pareciera que hay una ejecución más baja, pero este bono aun va seguir un par de meses funcionando, pero sí diría que vamos bien con la ejecución.

Tenemos una buena cantidad de recursos aprobada por préstamos, US$193 millones para la construcción de 5 hospitales y US$20 millones para otros 2 hospitales, que estamos conformando todos los procesos para la licitación”, aseveró.

“En la ejecución vamos en orden, se va acelerando y va de acuerdo a la disponibilidad que tiene el Estado”, reiteró el titular del Ministerio de Finanzas.

Con relación a la ejecución presupuestaria del Ministerio de Salud, el ministro dijo, que se están ejecutando. «Lo que hemos hablado con el nuevo equipo de Salud, es que están ejecutando de ingresos corrientes, entonces el problema es que, lo que están evaluando en el SICOIN son fondos que se destinaron para el covid, pero lo que están haciendo es que habían estado usando fondos de ingresos corrientes, entonces cuando uno ve la ejecución, pareciera más baja de lo que es”, detalló.

El funcionario explicó, que el Ministerio de Salud ha ejecutado Q500 millones para atender la emergencia sanitaria de COVID-19.

“Tenemos que admitir que la ejecución tiene que acelerarse, ahora tenemos que aprovechar a que Salud compre y se abastezca, ya que el estado de Calamidad permite procesos de compras más resumidos y más agiles”, concluyó.

Sin embargo, el jefe de la UNE, Carlos Barreda, expresó su preocupación por la baja ejecución de los programas sociales de emergencia por COVID-19 y sugirió una readecuación del gasto, ya que hay ministerios que no lograrán ejecutar los programas, según dijo.

Artículo anteriorUsuarios de “La Línea” son condenados en procedimiento abreviado
Artículo siguienteOIT: 41 millones de personas quedarían desempleadas en Latinoamérica y el Caribe