Por Cristian Velix
[email protected]

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) revocó, por mayoría, el amparo provisional otorgado al Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, quien pedía que el Ministerio de Finanzas (Minfin) le trasladara Q30 millones a la institución que dirige, como parte del presupuesto que le fue recortado por el Congreso de la República.

Anteriormente, la alta corte del Organismo Judicial (OJ) había ordenado que se le trasladara dichos recursos, sin embargo, con la decisión de hoy, dicha acción se suspende en definitiva con todos los actos que en su momento pudo haber reclamado el Procurador.

Esta falta de recursos, expresó Rodas en su momento, afecta a la institución, pero más a la población, debido a que se estaría poniendo en riesgo de no poder prestar los servicios que la ciudadanía requiere en relación con derechos humanos.

Por otra parte, el titular del Minfin, Víctor Martínez, afirmó días atrás que debía ser la Comisión de Derechos Humanos del Congreso la que tenía que autorizar el traslado de los recursos a la PDH, no obstante, esto no se materializó.

Artículo anteriorObsesión en el Congreso para destituir al PDH
Artículo siguienteEE. UU. espera que acuerdos de asilo se operen antes de finalizar 2019