YouTube estableció normas para las personas que hablen mentiras sobre las vacunas contra el Covid-19. Foto: La Hora/José Orozco

YouTube informó en su blog oficial de noticias que está ampliando sus políticas respecto a la desinformación médica que publican los usuarios de la plataforma, lo que incluye nuevas pautas sobre contenido relacionado a las vacunas contra el Covid-19 aprobadas como seguras y efectivas por las autoridades de Salud locales y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, confirmaron que desde el año pasado han eliminado más de 130,000 videos por violar sus políticas respecto a la información de la vacuna contra el COVID-19.

YouTube aseguró que eliminará el contenido que alegue falsamente que las vacunas aprobadas son peligrosas y causan efectos crónicos en la salud, que afirme que no reducen la transmisión o contracción de enfermedades o que plantee información errónea sobre las sustancias que contienen los inmunizadores.

La compañía agregó que la elaboración de políticas en torno a la desinformación médica viene cargada de desafíos y compensaciones inherentes.

“La comprensión científica evoluciona a medida que surgen nuevas investigaciones, y la experiencia personal de primera mano regularmente juega un papel poderoso en el discurso en línea”, señaló.

En el caso de las vacunas, mencionó que en particular han sido una fuente de intenso debate a lo largo de los años, a pesar de la orientación constante de las autoridades sanitarias sobre su eficacia.

Desde este 29 de septiembre, la plataforma de videos amplió sus políticas de desinformación médica con nuevas pautas sobre las vacunas administradas aprobadas y confirmadas como seguras y efectivas por las autoridades de Salud locales y la OMS.


YA PROHÍBEN CIERTOS TIPOS DE INFORMACIÓN MÉDICA ERRÓNEA

YouTube explicó que sus normas actuales ya prohíben cierta información médica errónea.

De hecho, señalan que hace tiempo eliminaron el contenido que promueve remedios dañinos, por ejemplo, beber trementina para curar enfermedades.

“Al inicio de COVID-19, nos basamos en estas políticas cuando golpeó la pandemia y trabajamos con expertos para desarrollar 10 nuevas políticas sobre COVID-19 y la desinformación médica. Desde el año pasado, eliminamos más de 130,000 videos por violar nuestras políticas de vacuna COVID-19”, destacó.

ELIMINAN CONTENIDO DAÑINO

Asimismo, detalló que aprendieron lecciones importantes sobre cómo diseñar y hacer cumplir políticas matizadas de desinformación médica a escala.

“Trabajando en estrecha colaboración con las autoridades sanitarias, buscamos equilibrar nuestro compromiso con una plataforma abierta con la necesidad de eliminar el contenido dañino atroz”, agregó.

HAY AFIRMACIONES FALSAS SOBRE LA VACUNA CONTRA LA COVID-19

YouTube afirmó que constantemente han visto “afirmaciones falsas sobre las vacunas contra el coronavirus que se han convertido en información errónea sobre las vacunas en general”, y ahora se está en un punto en el que es más importante que nunca expandir el trabajo para prevenir la desinformación.

“Específicamente, se eliminará el contenido que alegue falsamente que las vacunas aprobadas son peligrosas y causan efectos crónicos en la salud, que afirme que las vacunas no reducen la transmisión o contracción de enfermedades o que contenga información errónea sobre las sustancias contenidas en las vacunas”, remarcó.

De ese modo, señalan que esto incluiría contenido que diga falsamente “que las vacunas aprobadas causan autismo, cáncer o infertilidad, o que las sustancias en las vacunas pueden rastrear a quienes las reciben”.

Fotografía del 20 de marzo de 2018 del logotipo de la app de YouTube en un iPad en Baltimore. Foto: La Hora/AP

YouTube detalló en su blog que, sus políticas no solo cubren vacunas de rutina específicas, como el sarampión o la hepatitis B, sino que también se aplicará a las declaraciones generales sobre estos fármacos.

Para hacerlo, indicó la plataforma que al igual que con las pautas del COVID-19, consultaron con organizaciones de salud locales e internacionales, así como expertos para el desarrollo de estas políticas.

Estos cambios de política entrarán en vigor a partir de este 29 de septiembre y, al igual que con cualquier actualización importante, sus sistemas tardarán un tiempo en aumentar la aplicación.

CONTINUARÁN PERMITIENDO ALGUNOS CONTENIDOS

Por otro lado, mencionan que existen importantes excepciones a sus nuevas pautas y que, dada la importancia de la discusión pública y el debate para el proceso científico, continuarán permitiendo contenido sobre políticas de vacunas, ensayos de nuevas vacunas y éxitos o fracasos históricos de vacunas.

También se permitirán testimonios personales relacionados con las vacunas, siempre que el video no infrinja otras pautas de la comunidad o que el canal no muestre un patrón de promoción de la vacilación ante las vacunas.

“Todo esto complementa nuestro trabajo continuo para obtener información de salud autorizada en nuestra plataforma y conectar a las personas con contenido y fuentes de salud creíbles y de calidad”, dijo YouTube.

UN PASO IMPORTANTE PARA ABORDAR LA INFORMACIÓN ERRÓNEA

A la vez, señalaron que la actualización de la política es un paso importante para abordar la información errónea sobre vacunas y salud en esa plataforma.

También destacan que continuarán invirtiendo en todos los ámbitos en las políticas y los productos que dan información de alta calidad a sus espectadores y a toda la comunidad de YouTube.

Grecia Ortíz
Periodista y Comunicadora de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Reportera para el Diario La Hora desde 2015. En la actualidad realiza contenido para La Hora Voz del Migrante, en temas de interés para la comunidad migrante en Estados Unidos.
Artículo anteriorEE. UU.: Obligatoriedad de vacunas COVID-19 no convence a todos
Artículo siguienteTras discurso de la ONU, Giammattei no se quita estigma de defensa a Porras