Por redacción la hora
lahora@lahora.com.gt

Ser más eficientes en el uso del agua es uno de los ejes centrales de la campaña de concientización que emprende la compañía de electrodomésticos Whirlpool, el líder mundial en electrodomésticos de cocina y lavandería, cuyos principales productos, como lavadoras y lavaplatos se orientan hacia el ahorro de este vital recurso.

La marca, con más de 110 años de historia y 20 de implementar programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), se enfoca en la innovación y la tecnología, con el objetivo de mejorar la calidad de vida en el hogar y cuidar del planeta.

Carlos Barbery, gerente general Caribe, Centroamérica y Venezuela Whirlpool, cuya trayectoria de más de 15 años en esta compañía, comparte su entusiasmo por su campaña del Mes del agua, así como los proyectos que Whirlpool tiene entorno al cuidado del medio ambiente y, en particular, del recurso vital. En esta oportunidad, destaca el compromiso de Whirlpool en el desarrollo de productos ahorradores de agua, que reducen el uso de energía y contribuyen a la conservación del ambiente. En este contexto, informa sobre las iniciativas, estrategias y la gama de productos disponibles en el mercado.

La Hora: ¿Por qué se involucra Whirlpool en una campaña del agua?

Carlos Barbery: nuestro objetivo es reforzar nuestro compromiso con la comunidad y el medio ambiente. Desde hace más de 50 años buscamos ser más eficientes en el uso de los recursos naturales.

Además de crear conciencia ambiental, con esta campaña queremos mostrar que tenemos una gama de productos con tecnología eficiente de uso diario: lavadoras y lavaplatos. Por ejemplo, con este último, reduces hasta cuatro veces el consumo de agua, en vez de lavar a mano.

Esto surge como una solución para enfrentar los retos actuales: utilizamos en promedio tres veces más agua de la necesaria. Y, durante la pandemia, la gente gastó más en casa. En la región, tenemos 1/3 de todas las fuentes de recurso hídrico en el mundo, pero si no las cuidamos, podemos ser de los más afectados debido a su escasez.

Foto: Whirlpool.

LH: ¿Qué programas manejan cuando los productos llegan al fin de su vida útil? 

CB: Más del 96 por ciento de nuestros residuos se destinan a reciclaje como las tinas de acero, plásticos y perillas; además, en cada diseño usamos compuestos reciclados. El objetivo es disminuir el impacto ambiental. La vida útil de nuestros productos varía según la categoría y segmento, de 7 a 10 años en promedio.

LH: ¿Cuáles son los retos que la compañía enfrenta debido a la escasez de agua? 

CB: Sin duda hay muchos retos como compañía. El principal es la innovación para desarrollar productos amigables con el ambiente y con altos estándares de calidad. En cuanto al uso de estos productos en el hogar, a nivel global, en Europa y Estados Unidos el lavaplatos tiene hasta 40 por ciento de uso en su casa. En Latinoamérica, esta penetración disminuye considerablemente, por lo que el potencial de ahorro es gigante, considerando que al usar un lavaplatos se ahorra cuatro veces más versus un lavado convencional.

LH: ¿Cuántos litros de agua usa y ahorra una lavadora en un ciclo de lavado?

CB: Ejemplifico con dos modelos: la lavadora Xpert System, que ahorra hasta 70 por ciento en cada carga, a diferencia de una tradicional. La segunda es la High Efficiency carga superior (HE) que ahorra hasta 85 litros de agua en cada ciclo. Al año, son 35 mil litros, ya que ésta tiene un sistema inteligente que detecta la cantidad de agua necesaria por ciclo.

LH: ¿En que se distinguen estos productos de la competencia en el desempeño ambiental?

CB: En Whirlpool se trabaja con pasión y franqueza, por lo que cada acción de la compañía está orientada en generar un impacto con responsabilidad. Nuestra misión es mejorar la vida en el hogar. En tal sentido, hemos desarrollado tecnología con el objetivo de cuidar a las personas y el planeta. Poseemos altos estándares, como una oficina corporativa que supervisa los temas ambientales. Esta se fundó en 1970 y, desde entonces, ese es nuestro enfoque y nuestra ventaja competitiva.

LH: ¿Tienen reconocimientos que los avalen como un sello verde?

CB: Por nuestro compromiso en ofrecer productos eficientes en el uso de agua y energía, desde el 2012, en Whirlpool México obtuvimos el sello de Grado Ecológico por parte de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA). Para 2030, nuestro compromiso es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 50% en todas las plantas, en comparación con el 2016.

LH: ¿Cuáles son las iniciativas de RSE en la región?

CB: Comprometidos con la eficiencia de los recursos naturales y con su comunidad, en Whirlpool aplicamos estándares globales medioambientales para la protección del medio ambiente. Desde hace 20 años, colaboramos con Habitat for Humanity, cuyo esfuerzo en conjunto, contempló para este año, la donación de 10 lavadoras a las casas hogares San Juan Bautista Jutiapa, Fray Rodrigo de la Cruz, María Guirola y Virgen del Socorro en Guatemala; así como 10 equipos en México, lo que representa un impacto social en más de 800 personas en ambos países.

Entrega de donativo por Whirlpool en Guatemala. Foto: Whirlpool (cortesía)

Además, en Whirlpool contamos con la iniciativa Green Network que promueve la responsabilidad social y ambiental en las oficinas, en el hogar y en todo lugar. No hay mejor forma de fomentar el cuidado del agua que con el ejemplo. Por ello, comenzamos desde casa con algunas acciones.

Por último, en 2020 en nuestras 5 plantas de Whirlpool LAR North, reducimos 8.5% el consumo de agua respecto al 2019. Para el 2021 el objetivo es ahorrar 2.7 millones de litros.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorBolivia gestiona vacunas con India y Cuba ante escasez
Artículo siguienteMédico relata el sacrificio y cansancio a más de un año de enfrentar al Covid-19