Director de casa del migrante Mauro Verzeletti dio detalles en Conferencia de Prensa. Foto: La Hora/José Orozco

La Casa del Migrante organizó este día una conferencia de prensa, en la cual rechazaron las deportaciones “exprés” de migrantes desde Estados Unidos y México estas últimas semanas, situación que, a decir de su director, el padre Mauro Verzeletti, viola los derechos de los migrantes.

El padre Mauro Verzeletti opinó que la administración Biden-Harris aún no ha cumplido con el discurso de apoyo integral para manejar la migración, aseguró que se han realizado en su mayoría deportaciones que violan los derechos de los migrantes.

“Existe un trabajo que supuestamente está haciendo Estados Unidos para ver qué partes van a fortalecer en el país para que la migración no se dé, pero yo creo que el gobierno norteamericano está actuando rápidamente para detener y deportar y está muy lento en crear políticas públicas junto con el gobierno de Guatemala para que no se den estas migraciones masivas y forzadas”, precisó.

En sentido de lo anterior, opinó que “existe un desbalance muy grande entre lo que están hablando y lo que están poniendo en práctica en este contexto migratorio”. Agregó que desde la Casa del Migrante se solicita la aplicación del debido proceso antes de deportar a las personas, así como el avance en políticas públicas de reinserción social y respeto a los solicitantes de protección internacional.

“Estamos condenando estas expulsiones exprés, que no se deberían de hacer porque están tirando a las personas de las fronteras y esto genera mayor vulnerabilidad, violación a los Derechos Humanos, trata, tráfico de personas”, expuso.

EE. UU. HA ENFATIZADO LA RELACIÓN QUE TIENE LA CORRUPCIÓN CON LA MIGRACIÓN

Verzeletti expuso que Centroamérica atraviesa una etapa complicada en el tema de la migración y refirió que EE. UU. ha enfatizado la relación que tiene la migración con la corrupción, situación que, a decir del presbítero, podría condicionarse el apoyo de esa nación a los países que no luchan contra ese flagelo.


Mauro Verzeletti opinó que las deportaciones masivas se deben a una preocupación de los Estados Unidos por el alto flujo de movilizaciones hacia el país. “El gobierno de Estados Unidos está preocupado con la llegada masiva de centroamericanos en su territorio nacional y está haciendo anuncios en los cuales quieren disuadir esta migración”, dijo.

No obstante, a pesar de los constantes avisos de la administración Biden-Harris por contrarrestar la migración, Verzeletti planteó que al llegar a Guatemala las personas deportadas no cuentan con apoyo económico estadounidense. “Entiendo que lo está haciendo el gobierno de Guatemala conjuntamente con OIM y otras organizaciones, pero no existe un recurso del gobierno norteamericano porque sabemos que existe un conflicto de intereses entre el gobierno norteamericano y los gobiernos del norte de Centroamérica”, declaró.

El director razonó que esta carencia de apoyo se debe a que Estados Unidos ha sido claro en no apoyar a países que perpetúen sistemas de corrupción. “Estados Unidos pide que combatan la corrupción; por otro lado, Estados Unidos va a decir ‘no vamos a poner dinero mientras exista corrupción’ tanto en Guatemala como El Salvador y Honduras. Y allí estamos en esa convulsión política en términos de migración porque no existe iniciativa política para abordar de fondo la migración”, formuló.

MIGRACIÓN SOLO PODRÁ ERRADICARSE CON EL TRABAJO CONJUNTO DE LOS ESTADOS

Asimismo, Verzeletti argumentó que la migración no solo es competencia de cada país por su cuenta, más bien debe ser una iniciativa de cooperación multilateral. “Realmente es una responsabilidad de los Estados; no solamente del Estado de Guatemala, sino de México, Estados Unidos, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Canadá. Debe haber una responsabilidad bilateral y multilateral”, desarrolló.

AÚN EN PANDEMIA MIGRACIÓN PREVALECE

El pronunciamiento de la Casa del Migrante finalizó resaltando que pese a más de un año de pandemia en Guatemala la migración continúa siendo un fenómeno presente en la sociedad guatemalteca. Para Verzeletti hubo un incremento en los intentos migratorios desde el 2018, los cuales no han cesado en el gobierno de Alejandro Giammattei.

“Desde el 2018 estamos viendo esas caravanas que no pararon hasta este momento de la pandemia porque prácticamente en el año fiscal de 2020-2021 tenemos información que llegaron 200,000 guatemaltecos en la frontera de Estados Unidos y México. Esto nos preocupa”, señaló el director de la Casa del Migrante.


Respaldando las declaraciones de Verzeletti, Carlos López, administrador de la Casa secundó: “pese al contexto de pandemia en el que estamos los flujos migratorios no han disminuido” y enfatizó las cifras de personas atenidas por la institución durante la pandemia.

Según la información se atendió en la casa a 1,970 hombres y 482 mujeres; 354 niños y 218 niñas; además de 35 miembros/as de la comunidad LGBTI. En total se asistieron 3,059 personas.

Se identificaron además 56 personas solicitantes de protección internacional de enero a 17 agosto de 2021: 40 hombres y 16 mujeres. Se reportó 157 personas en proceso de solicitud de asilo.

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorEl periódico del Vaticano lleva a la portada a las mujeres afganas
Artículo siguienteDenuncian deterioro en señalización en Tikal; MCD dice que invertirán Q70 mil en cambios