Velásquez: No tenemos respuesta del MP; son 60 empleados nacionales que pasarían a la FECI

Aquí la transmisión en Facebook de la entrevista con el comisionado Velásquez:

POR REDACCIÓN LA HORA
lahora@lahora.com.gt

El comisionado Iván Velásquez ofreció una entrevista a La Hora en la que explicó varios puntos relacionados al proceso de traslado de capacidades de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) al Ministerio Público previo a su salida del país el 3 de septiembre próximo, así como algunas preocupaciones relacionadas a qué sucederá con los procesos penales en los que apoyan.

Velásquez se refirió específicamente a una propuesta planteada a la Fiscal General, María Consuelo Porras, para asegurar que las capacidades con las que CICIG cuenta sean de beneficio para la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), aunque advirtió que no han obtenido respuesta.

En ese sentido, hizo énfasis en la preocupación sobre el futuro del personal guatemalteco y que es de apoyo para la FECI, especialmente en los litigios de los casos que ya se encuentran en tribunales, así como expertos que pueden con sus declaraciones e informes sustentar las investigaciones, entre ellos, analistas financieros, forenses, técnicos, entre otros. El comisionado Velásquez contabilizó a aproximadamente 60 integrantes nacionales de CICIG que deberían pasar a ser parte de la Fiscalía.

También recordó el planteamiento del MP de que la FECI se convierta en una Fiscalía de Sección.

EL PROCESO DE TRANSICIÓN

Consultado sobre el proceso de traslado de capacidades de CICIG al MP, el titular de la Comisión expresó que entendía las preocupaciones existentes relacionadas a qué pasaría tras finalizar el mandato de la organización.

En ese sentido, recordó su llegada a Guatemala y cuando se reunió con el entonces presidente, Otto Pérez Molina, quien le instó a concentrarse en eso y no en casos nuevos, para luego explicar que esto no era una actividad mecánica y que la investigación penal desarrollada en conjunto con la FECI era precisamente una transferencia “permanente” de capacidades al ente investigador.

Sobre el personal, incluyendo analistas especializados, abogados y otros elementos con los que cuenta la Comisión y que apoyan a la FECI, Velásquez dijo que con administraciones anteriores del MP, se pensó que, al finalizar el mandato, el personal extranjero podía retirarse y el nacional incorporarse a la Fiscalía para continuar con la estructura y metodología hasta ahora utilizada.

“Presentamos ahora con este cierre de la Comisión hace ya un tiempo a la Fiscal General una propuesta que recoge esa idea de una FECI fortalecida con todo el personal guatemalteco de la Comisión que se integraría a la Fiscalía y que nosotros ofrecíamos también la búsqueda por las conversaciones tenidas con la comunidad internacional, una forma de cooperación para que ese personal pudiera ser absorbido”, manifestó.

Sin embargo, indicó que “desafortunadamente” no tenían hasta ahora una respuesta clara de la Fiscal General, María Consuelo Porras, a la propuesta hecha por la CICIG para garantizar la continuidad del trabajo que realizan.

 

la propuesta de la Comisión al mp se realizó hace tres meses

Iván Velásquez, jefe de la CICIG

OBSTÁCULOS ENCONTRADOS

Además, al referirse a este tema mencionó la necesidad que de la FECI se mantenga con las capacidades que ha tenido hasta ahora, incluyendo “que haya una estabilidad de los fiscales que están en la FECI…me parece que mantener a fiscales como el caso del jefe, Juan Francisco Sandoval, con más de 20 investigaciones en su contra sin que haya una definición cuando hay claras denuncias que tienen una finalidad absolutamente política o venganza pero sin ningún sustento eso perjudica la estabilidad de los fiscales”.

A la vez, mencionó las condiciones que deben tener los fiscales y la integridad de estos con analistas y elementos policiales.

Luego indicó que, en el último tramo de trabajo de la Comisión, hubo un “saboteo” desde el Ministerio de Gobernación, específicamente durante la gestión de Enrique Degenhart, primero con el retiro de investigadores policiales y relató que no pudieron continuar cumpliendo con un convenio suscrito con la PNC y el cual se había desarrollado con anterioridad, el cual consistía en la formación de elementos recién salidos de la academia policial.

“No se pudo continuar desde 2017, precisamente por esa situación con el Gobierno y luego lo que significó la obstaculización de la actividad propia nuestra”, manifestó tras hacer un recuento de las acciones del Ejecutivo contra la CICIG como el retiro de elementos de la PNC y visas de los investigadores.

Velásquez habló de las denuncias contra el fiscal Juan Francisco Sandoval y amenazas contra personal de la FECI.

¿QUÉ PASARÁ CON LOS CASOS DESARROLLADOS?

El comisionado Velásquez también se refirió al futuro de los casos que destapó el MP con apoyo de la CICIG y su desarrollo en los tribunales de justicia, específicamente sobre la falta presencial de los expertos que deben explicar y respaldar los análisis realizados para los juicios, “eso va a sufrir un grave riesgo”, comentó.

A la vez, expresó su preocupación a la falta del nombramiento de aproximadamente 18 fiscales auxiliares en vacantes disponibles que posee la FECI desde hace más de un año.

“De qué manera los fiscales van a tener un real apoyo para asumir sus casos ante los jueces cuando además están siendo perseguidos, amenazados, vilipendiados permanentemente en las redes sociales”, comentó para luego recordar que ese respaldo “fuerte” debe venir del propio Ministerio Público a favor de los fiscales que impulsaron la lucha anticorrupción en nombre de una institución.

TAMBIÉN PUEDE LEER: Empieza el retiro de la CICIG como querellante adhesivo de los procesos

Además, habló de las preocupaciones relacionadas al personal extranjero, principalmente especialistas que tendrían que rendir sus declaraciones y si esto se podrá realizar por medio de videoconferencias o qué mecanismo se utilizará para garantizar el respaldo al trabajo realizado.

“Estimo que el MP es el principal llamado a esto…que todo este acumulado que logramos durante estos años no puede ser perdido en un momento, que los casos que fueron construidos con tanta precisión, con tanta contundencia no se vayan a caer por falta de una asistencia técnica, de fiscales conocedores de esas investigaciones, por falta del auxilio de analistas que ha estado acompañando esos casos”, añadió, para luego recordar la importancia de la auditoría ciudadana y sociedad civil.

EL CASO JIMMY MORALES

Al ser cuestionado sobre las acciones del presidente, Jimmy Morales, contra la CICIG y si él tenía conflicto de interés al no prorrogar el mandato de la Comisión y ser señalado en un caso de financiamiento electoral ilícito, habló sobre la dilación del proceso y que la salida de la Comisión favorece los intereses del mandatario.

“Todo esto lo que favorece es a quienes están vinculados a las investigaciones, lo que siempre conocimos, cuando estaba previsto el cierre de la CICIG para 2015 y estaban los casos del 2014…y luego abril de 2015 –se destapa el Caso La Línea- y algo que se planteaba: hay que dilatar hasta que CICIG ya no esté, el propósito de implicados y sus defensores era para que se realizaran los juicios cuando la CICIG ya no estuviera”, explicó.

Morales impulsó la salida del país de la CICIG tras verse señalado en un proceso de posible financiamiento electoral ilícito. Foto La Hora

*Esta nota se modificó a las 9:55 para consignar que son 60 elementos de CICIG nacionales los que pasarían a FECI y no únicamente esa cifra los que tiene a disposición la comisión.