TENÍAN MEDIDA SOCIOEDUCATIVA

Veintinueve jóvenes han muerto tras salir de centros de detención

FOTO ARCHIVO. Varios jóvenes ligados al sistema de reinserción juvenil tienen medidas socioeducativas.

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

De septiembre de 2017 a la fecha, 29 jóvenes han muerto violentamente tras salir de los centros de detención juvenil con una medida socioeducativa, según la Subsecretaría de Reinserción y Resocialización de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal de la Secretaría de Bienestar Social (SBS).

De acuerdo con los datos oficiales, de los 29 casos, 27 eran jóvenes hombres y 2 jovencitas. Este año se han reportado seis muertes.

Francisco Molina, subsecretario de Reinserción y Resocialización de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal de la SBS, explicó que los adolescentes fallecidos estaban con una medida socioeducativa, es decir que no estaban en privación de libertad, sino que asistían una vez al mes a la SBS para ser atendidos por los equipos multidisciplinarios.

“Una medida socioeducativa se puede comparar con una medida sustitutiva en mayores, tienen que llegar una vez cada cierto tiempo por orden de juez. No están bajo nuestro cargo, están en completa libertad bajo un proceso penal de menores. Ellos llegan con nosotros a evaluarse psicológicamente, a ser atendidos por el equipo multidisciplinario y si en algún momento vemos que el avance no es el correcto se le informa al juez para ver si se le da un ingreso a un centro, o si su evolución ha sido positiva, terminar la medida socioeducativa para que puedan continuar con su vida”, indicó Molina.

DESERCIÓN Y FACTORES DE RIESGO

Molina indicó que han observado que las muertes violentas de estos jóvenes podrían estar relacionadas con la deserción a los grupos delictivos.

“Muchos de ellos desertan de las pandillas o las maras y la consecuencia es castigada con la vida, o también muchos de ellos dicen ya no pertenecer a la pandilla y sí pertenecen. En algún enfrentamiento con algún otro grupo pierden la vida”, reiteró.

Según el Subsecretario, en los últimos años han identificado que más jóvenes buscan dejar las pandillas, incluso cuando están privados de libertad en los centros juveniles.

“Hemos visto que muchos en los centros y en medidas socioeducativas, han empezado a desertar de estos grupos criminales”, refirió.

ENTREGAN CUERPO

Por otro lado, el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), informó que ayer fue entregado a su familia, el cadáver de un joven de 17 años, quien estaba recluido en el centro juvenil Anexo.

Los Bomberos Municipales y la Subsecretaría de Reinserción explicaron que el adolescente fue encontrado sin vida en los baños del centro, el pasado lunes. Aparentemente murió por trauma de tórax.

El caso está bajo investigación del Ministerio Público (MP) para determinar la causa de fallecimiento.