La diputada Andrea Villagrán se refirió al tema de pagos por vacunas contra el Covid-19, un tema que ha abordado el canciller Pedro Brolo, en menor medida el presidente Alejandro Giammattei y la ministra de Salud, Amelia Flores, en quien ha recaído la mayoría de explicaciones. Foto La Hora

La diputada Andrea Villagrán del bloque Bienestar Nacional (BIEN), por medio de sus redes sociales advirtió que el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), ha gastado casi el 80% de los Q1,600 millones aprobados para la compra de las vacunas contra el Covid-19 y apenas 1% de población ha sido inmunizada. En contra parte, la cartera de Salud aseguró que esto se debe a “factores externos”.

De acuerdo con la diputada, el presupuesto asignado a Salud fue de Q1,600 millones de los cuales se habrían pagado Q614,504,040 con Human Vaccine para la adquisición de 8 millones de dosis de Sputnik V. El Gobierno se comprometió a comprar 16 millones.

Mientras que con el Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (COVAX por sus siglas en inglés), Salud ha ejecutado Q13,507,825.53 lo que suma un total de Q1,242,515,905.53, es decir, casi el 80% de del presupuesto previsto, según la legisladora.

Villagrán resalta que quedan disponibles Q 357,484,094.47, es decir un poco más del 20% del presupuesto asignado. “Es preocupante porque solamente el 1% de la población está vacunada”, aseguró.

SALUD SE JUSTIFICA

En respuesta a lo mencionado por la diputada del bloque BIEN, el director de Comunicación Social del MSPAS, Carlos Morales afirmó que están trabajando en todos los aspectos para cumplir con el Plan Nacional de Vacunación y justificó que “lamentablemente una serie de factores, principalmente de índole externo, han influido de manera negativa en ese cumplimiento”.

“El pueblo de Guatemala puede estar seguro de que el MSPAS hace todo lo que está a su alcance para que las vacunas necesarias estén en el país lo antes posible y se vacune al 100% de la población objetivo”, remarcó.


Sara Solórzano
Periodista profesional egresada de la Universidad de San Carlos de Guatemala, futura abogada y notaria. El centro de mi vida es Dios. Comprometida con la verdad y la justicia. Amante del buen café
Artículo anteriorInglaterra tumba a Alemania, su bestia negra, y se cita en cuartos
Artículo siguienteAguilera del TSE: es tema personal y se respeta debido proceso