Unión de Uniones reclama a la Comisión Europea que no dé la espalda al sector agrario

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, pide a la Comisión Europea (CE) que no dé la espalda al sector agrario y al agricultor profesional. Foto la hora: Ap.

MADRID
Agencia dpa/ (Europa Press) –

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, con motivo del Consejo de Ministros europeos que va a celebrar hoy, pide a la Comisión Europea (CE) que no dé la espalda al sector agrario y al agricultor profesional, ante las represalias comerciales de Estados Unidos y en la reforma de la PAC.

La organización, de acuerdo con la documentación previa sobre lo que se debatirá en la reunión, muestra su preocupación sobre la postura que se estaría tomando a propósito del agricultor genuino en la reforma de la PAC.

Al mismo tiempo, reclama al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y a la CE un mayor compromiso con quienes solo tienen como medio de vida la agricultura y ganadería, sobre todo si realmente quieren equiparar las rentas de los agricultores con las del resto de los ciudadanos lo que es un objetivo fundamental de la PAC.

Esta reclamación surge a raíz de que agricultores y ganaderos autónomos todavía no se han recuperado desde que se iniciara la crisis económica. Así, Unión de Uniones considera que se debería fijar una definición de base de qué es agricultor genuino, que debe ser aquel que tenga, al menos, el 25% de sus ingresos totales provenientes de la agricultura y la ganadería para evitar que ayudas públicas acaben en manos de personas que se dedican a otro tipo de actividades.

“Estamos preocupados porque nuestros políticos consideran que es pronto para tener posiciones sobre temas importantes como el agricultor genuino y el ‘capping’, mientras en Bruselas se siguen dando pasos para cerrar estos asuntos básicos”, añaden.

RESPECTO A LOS ARANCELES, NO SE PUEDE “SALIR A EMPATAR”

En la reunión, otro de los temas que está en la agenda es la posible imposición arancelaria a los productos agroalimentarios europeos por parte de Estados Unidos.

De este modo, tanto España como Italia pondrán encima de la mesa el estado de sus producciones con respecto a los aranceles estadounidenses, pidiendo así un mercado internacional estable y que la UE tenga preparada la activación de los mecanismos necesarios ante posibles perturbaciones de mercado.

Unión de Uniones pide mayor firmeza y una respuesta dura y unida por parte de la CE ante la “grave amenaza” americana. La organización reclama una respuesta categórica tanto de Planas como de todo el Consejo.