Un pepino de mar ancestral era como el ficticio monstruo de Cthulhu

Reconstrucción de Sollasina Cthulhu. Foto la hora: ELISSA MARTIN, YALE PEABODY MUSE / Europa Press/Dpa.

MADRID
Agencia dpa / (Europa Press)

La recreación 3D del fósil de un pepino de mar que vivió hace 430 millones de años, revela su parecido con los monstruos del universo ficticio de Cthulhu, creado por el escritor H. P. Lovecraft.

Esta especie nueva para la ciencia, ancestro de las babosas, ha sido denominada “Sollasina cthulhu” por los paleontólogos que la han descrito en un estudio publicado en “Proceedings of the Royal Society B”.

Aunque el fósil tiene solo 3 centímetros de ancho, sus muchos tentáculos largos lo habrían hecho parecer bastante monstruoso para otras pequeñas criaturas marinas vivas en ese momento. Se cree que estos tentáculos, o “pies tubulares”, se utilizaron para capturar alimentos y arrastrarse sobre el fondo marino.

Al igual que otros fósiles hallados también en Herefordshire (Reino Unido), se estudió “Sollasina cthulhu” utilizando un método que consistía en desmenuzarlo, capa por capa, con una fotografía tomada en cada etapa. Esto produjo cientos de imágenes de cortes, que se reconstruyeron digitalmente como un “fósil virtual”.

Esta reconstrucción en 3D permitió a los paleontólogos visualizar un anillo interno, que interpretaron como parte del sistema vascular del agua, el sistema de canales llenos de líquido utilizados para la alimentación y el movimiento en los pepinos de mar vivos y sus parientes.

UN GRUPO QUE DIO ORIGEN A LAS BABOSAS DE HOY

El autor principal, Imran Rahman, jefe adjunto de Investigación del Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, apunta que “Sollasina” pertenece a un grupo extinto llamado los opiocistioides, y este nuevo material proporciona la primera información sobre las estructuras internas del grupo.

El nuevo fósil se incorporó a un análisis computarizado de las relaciones evolutivas de los pepinos de mar fósiles y los erizos de mar. Los resultados mostraron que “Sollasina” y sus parientes están más estrechamente vinculados con los pepinos de mar que con los erizos de mar, lo que arroja nueva luz sobre la historia evolutiva del grupo.

“Realizamos una serie de análisis para determinar si ‘Sollasina’ estaba más estrechamente relacionado con los pepinos de mar o los erizos de mar. Para nuestra sorpresa, los resultados sugieren que era un pepino de mar antiguo. Esto nos ayuda a comprender los cambios que se produjeron durante la evolución temprana del grupo, que en última instancia dio origen a las formas de babosas que vemos hoy”, señala el coautor del trabajo, Jeffrey Thompson, miembro de la Royal Society Newton International en el ‘University College London’ (Reino Unido).

El fósil fue descrito por un equipo internacional de investigadores del Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford, la Universidad del Sur de California, la Universidad de Yale, la Universidad de Leicester y el “Imperial College” de Londres.

El hallazgo representa uno de los muchos hallazgos importantes recuperados del sitio de fósiles de Herefordshire, famoso por preservar tanto las partes blandas como las partes duras de los fósiles. Los cortes fósiles y la reconstrucción en 3D se encuentran en el Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford.