Un Internet de las Cosas industrial, libre de baterías

MADRID
Agencia dpa/ (Europa Press) –

Nuevos sensores que funcionan las 24 horas, requieren un mantenimiento mínimo y pueden durar más de 20 años, impulsan una nueva plataforma de Internet de las Cosas que prescinde de baterías.

La compañía emergente Everactive creó los sensores no rediseñando sus baterías, sino eliminándolas por completo, explica en un comunicado el MIT (Insituto de Tecnología de Massachusetts.

La clave son los circuitos integrados de energía ultrabaja de Everactive, que recolectan energía de fuentes como la luz interior y las vibraciones para generar datos. Los sensores envían continuamente esos datos al panel de control basado en la nube de Everactive, que brinda a los usuarios información, análisis y alertas en tiempo real para ayudarlos a aprovechar toda la potencia de los dispositivos industriales de Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés).

Muchos analistas han pronosticado una explosión en la cantidad de dispositivos industriales de IoT que estarán en línea durante la próxima década. Los sensores juegan un papel importante en esos pronósticos.

Desafortunadamente, los sensores tienen sus propios inconvenientes, muchos de los cuales se deben al suministro de energía limitado y la vida útil limitada de sus baterías.

Everactive construye productos terminados sobre sus chips que los clientes pueden implementar rápidamente en grandes cantidades. Su primer producto monitorea trampas de vapor, que liberan condensado de los sistemas de vapor. Estos sistemas se utilizan en una variedad de industrias, y los clientes de Everactive incluyen empresas en sectores como petróleo y gas, papel y producción de alimentos. Everactive también ha desarrollado un sensor para monitorear maquinaria rotativa, como motores y bombas, que funciona con la segunda generación de chips sin batería.

Al evitar los costos y las restricciones asociados con otros sensores, la compañía cree que está bien posicionada para desempeñar un papel en la transición impulsada por IoT a la fábrica del futuro.

“Esta es una tecnología que no necesita mantenimiento, no tiene baterías, funciona con energía recolectada y siempre está conectada a la nube. Hay tantas cosas que puedes hacer con eso que es difícil entenderlo “, dice David Wentzloff, co responsable tecnológico de Everactive.