Túnez señala al EI por ataque a ciudad fronteriza que dejó 55 muertos

Túnez
DPA

Un día después del ataque de extremistas contra las fuerzas de seguridad tunecinas, el primer ministro del país norteafricano, Habib Essid, señaló de forma indirecta a la milicia terrorista Estado Islámico (EI) como responsable.

“Hemos ganado la batalla, pero la guerra contra el terrorismo sigue”, dijo el Essid en referencia a los combates registrados ayer en la ciudad de Ben Gardane, cerca de la frontera con Libia, en los que murieron 55 personas.

La victoria muestra que en Túnez no queda espacio para instalar un “Estado”, dijo en referencia al “califato” en Siria e Irak que los extremistas islámicos quieren expandir a otros países instalando “provincias” como en Libia, el país vecino.

Justo antes del amanecer, los atacantes asaltaron en la mañana del lunes tres bases de las fuerzas de seguridad en Ben Gardane. Los enfrentamientos se prolongaron durante horas. “Unos 50 terroristas se encontraban dentro de una mezquita cuando comenzó el ataque”, señaló Essid, quien agregó que se consiguió detener a siete sospechosos.

Las autoridades se incautaron además de un camión con armas sofisticadas y descubrieron tres depósitos de armas durante el operativo. Entre los atacantes había tunecinos, agregó.

De entre las 55 víctimas mortales, hay 36 yihadistas, 12 miembros de las fuerzas de seguridad y siete civiles.