Trump y la migración

El tema de la migración es importante para el gobierno de Donald Trump porque se ha convertido en el eje principal de su campaña de reelección luego que su oferta de construir un muro, que según prometió pagaría México, fue factor esencial de su pasado triunfo electoral y que la base de sus seguidores muestra una clara tendencia a la corriente ideológico-racista de la supremacía blanca. Por ello es que todo lo relacionado con la migración de hispanos es crucial para sus aspiraciones y de esa cuenta su decisión de suspender la ayuda económica a los países centroamericanos, hasta que se sometieran a sus exigencias, cae exactamente en la misma tipificación de lo que ocurrió con la ayuda económica a Ucrania, suspendida también para presionar a una investigación para destruir la candidatura de Joe Biden, quien entonces se perfilaba como su principal rival.

El mismo jefe del Estado Mayor de la Casa Blanca reconoció que se trata de dos situaciones idénticas y que en ambas el Presidente hizo uso de su poder (realmente hay que decir que hizo abuso de su poder) para restringir esas ayudas, pasando por alto que las mismas no fueron dispuestas ni creadas por él, sino que corresponden a decisiones tomadas por el Congreso, es decir la Cámara de Representantes y el Senado, porque es competencia de la rama legislativa la asignación de fondos.

Y en ambos casos lo hizo pensando en sus intereses personales y no en los del país que gobierna. Porque deberá saber el ciudadano norteamericano que si algo puede incrementar los flujos migratorios hacia Estados Unidos es la mayor necesidad y penuria de los habitantes de esta región y que el cese de la ayuda económica lejos de contener la migración, ha de dispararla porque generará mayor pobreza estructural.

La migración solo puede reducirse si se atacan las causas que generan la necesidad de viajar en busca de oportunidades que el propio país le niega a la gente. En la medida en que aquí haya tanta pobreza, inseguridad y violencia, la gente seguirá viajando en busca de trabajo. Si a ello sumamos que Trump, en el caso de Guatemala, fue utilizado para acabar con la lucha contra la corrupción y expulsar a la CICIG, molesta para nuestro Gobierno y la élite empresarial que lo dirige, veremos que él es parte del problema porque si algo incide en la ineficiencia institucional, que incrementa la pobreza, es la captura del Estado que han hecho los pícaros del crimen organizado y el crimen de cuello blanco.