CLINTON Y TRUMP PARTICIPAN EN ÚLTIMO DEBATE

Trump se niega a decir si reconocerá el resultado de las elecciones

Republican presidential nominee Donald Trump debates Democratic presidential nominee Hillary Clinton during the third presidential debate at UNLV in Las Vegas, Wednesday, Oct. 19, 2016. (Mark Ralston/Pool via AP)

Las Vegas,
Agencias dpa y AP

Donald Trump se negó hoy a decir que aceptará, si pierde, el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos durante el tercer y último debate en el que se enfrentó con Hillary Clinton antes de la cita con las urnas del 8 de noviembre.

“Lo veré en su momento”, dijo cuando fue preguntado al respecto por el moderador del duelo en Las Vegas, el presentador de Fox News Chris Wallace.

El candidato del Partido Republicano, que lleva días hablando de elecciones “amañadas”, acusó a los medios de comunicación de “haber envenenado las mentes de los votantes” y apuntó directamente y por nombre a “The New York Times”.

Además, dijo que Clinton no debería haber podido presentarse las elecciones tras el escándalo del uso de un servidor no seguro para enviar e-mails cuando era secretaria de Estado.

Pese a la insistencia del moderador, que le recordó que es una tradición que todos los contrincantes derrotados reconozcan la victoria del ganador y se mantenga así unido el país, Trump se mantuvo en que lo verá en su momento. “Lo mantengo en suspense”, manifestó.

PLAN MIGRATORIO

Durante el debate Trump dijo que su estricta estrategia migratoria es una manera de sacar a los “bad hombres” de Estados Unidos.

El candidato presidencial republicano afirmó que construiría una valla en la frontera con México y deportaría a “algunas muy, muy malas personas del país”, y luego averiguaría quién podría ser readmitido. Culpó a algunos “bad hombres” por la epidemia de drogas en todo el país y prometió que “los vamos a sacar”.

La propuesta de Trump de un muro en la frontera entre Estados Unidos y México lo ayudó a obtener la nominación del Partido Republicano a la presidencia.

También acusó a Hillary Clinton de estar a favor de “fronteras abiertas” y “amnistía” para las personas que están ilegalmente en el país.

Clinton está a favor de una política menos estricta que la de Trump. Pero aún respalda una extensa reforma migratoria que incluiría que las personas que están ilegalmente en el país restituyan impuestos y otras sanciones.

SEÑALA A CLINTON DE SER UNA “MUJER REPUGNANTE”

Pese a haber indicado minutos antes que respetaba a las mujeres, Trump indicó que Clinton es “una mujer repugnante”.

El candidato republicano hizo ese comentario cuando Clinton estaba hablando sobre preservar la Seguridad Social y el Medicare, el seguro médico gubernamental para los ancianos. Ella dijo que su plan para salvar ambos programas incrementaría los impuestos de la Seguridad Social para los ricos, incluida ella y Trump, “asumiendo que él no pueda dilucidar cómo evadirlo”.

Mientras ella continuaba hablando, Trump exclamó: “qué mujer tan repugnante”.

Clinton hizo caso omiso al comentario y completó la declaración de sus planes para la Seguridad Social y el Medicare.