Triunfo sobre Alemania sugiere futuro brillante de Holanda

Por MIKE CORDER,

ÁMSTERDAM
Agencia AP

El seleccionador holandés Ronald Koeman sabe que, pese a la grata sensación que dejó una goleada por 3-0 sobre Alemania, ello no significa que su joven equipo haya alcanzado el nivel que desea.

Pero con una camada de jugadores promisorios que se están consolidando en la selección, la derrota infligida el sábado a la rival acérrima permite atisbar un futuro brillante para el fútbol de Holanda, tras cuatro años de crisis.

Tres jugadores cumplieron su primera aparición internacional con la selección en la Johan Cruyff Arena. Y ninguno lució fuera de lugar. Koeman considera que todos deben seguir mejorando.

“Habrá que ver en cinco años”, dijo el técnico después de que su selección tomó la ventaja, defendió bien por largos periodos del cotejo de la Liga de Naciones de la UEFA y marcó dos veces en los últimos compases. “Pienso que ustedes verán entonces un equipo mucho mejor”.

En la zaga central, la dupla conformada por Virgil van Dijk, quien tiene 19 años y milita en el Liverpool, y el capitán del Ajax, Matthijs de Ligt, da a Koeman una base sólida sobre la que puede construir el resto del plantel. Ambos son rápidos, fuertes y fiables para comenzar el desplazamiento hacia delante. Y tal como Van Dijk lo mostró al rematar de cabeza para hacer el primer tanto a los 30 minutos, los altos zagueros pueden constituir también una amenaza en jugadas a balón parado.

Frankie de Jong, compañero de De Ligt en el Ajax, tiene apenas 21 años. Pero este mediocampista muestra energía, confianza cuando tiene la pelota y visión para enviar pases certeros. Según distintos medios de prensa, todo ello ha llamado ya la atención de grandes clubes, incluido el Real Madrid y el Barcelona.

El cotejo del sábado fue apenas el tercero de De Jong con la selección holandesa. Sin embargo, pareció cómodo frente a los alemanes, y sus avances a velocidad se insertaron a la perfección en el esquema de Koeman, que privilegió la defensa y buscó hacerle daño a los dirigidos por Joachim Loew en el contraataque.

“Ganamos 3-0 y jugamos bien, así que debemos festejar”, dijo De Jong a la cadena holandesa NOS. “Pero siempre podemos mejorar”.

Al frente, Memphis Depay comienza a alcanzar su potencial indudable. Se mudó del PSV al Manchester United tras algunas buenas actuaciones durante el Mundial de Brasil en 2014, pero nunca encontró un lugar definitivo en el primer equipo. Ahora juega para el Lyon en la liga francesa.

Anotó el sábado su duodécimo gol en 41 apariciones internacionales, definiendo con serenidad en las postrimerías del encuentro para aumentar la ventaja en la recta final. Ha marcado siete veces en sus últimos 10 partidos internacionales.

Mañana, Holanda visita a Bélgica en otro encuentro amistoso.