Foto La Hora: AP/Esteban Biba/Pool

POR MANUEL GARCÍA
mgarcia@lahora.com.gt

Más de un mes ha pasado desde que ocurrió la tragedia en Quejá, una aldea de San Cristóbal Verapaz que quedó sepultada por un alud a consecuencia de las lluvias que generó el paso de la depresión tropical Eta, mientras las autoridades de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED), continúan con el proceso para declarar ese lugar como inhabitable.

Esa institución explicó que deben agotarse 5 pasos para una declaratoria de esa magnitud.

De acuerdo con el vocero de la Conred, David e León, continúa la evaluación y determinación de riesgo para lo cual se realizan una serie de estudios y evaluaciones científicas, así como técnicas de la vulnerabilidad que permitirán determinar el grado de riesgo en Quejá.

Quejá sufrió los efectos de Eta. Foto La Hora

¿CÓMO CONTINÚA ESE PROCESO?

Luego de las primeras evaluaciones se elabora un documento, el cual contiene información y datos, así como a las autoridades respecto del lugar.

Posteriormente la Secretaría de la Conred traslada el informe técnico a las autoridades locales y competentes, siendo estas la municipalidad del lugar, ministerios y secretarías.

En el cuarto paso, el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (INSIVUMEH) recibe a través del Consejo Científico el caso y este dictamina si es necesario emitir la declaratoria de alto riesgo.

Por último, la Junta Ejecutiva para la Reducción de Desastres conoce el informe y el dictamen para emitir la declaratoria de alto riesgo, esa instancia está integrada por la Conred, el Ministerio de la Defensa Nacional y miembros del Consejo Nacional para la Reducción de Desastres que no sean funcionarios.

LEA: Calgua: Reuniones de familia y amigos plantean una situación de riesgo

¿CUÁL ES LA SITUACIÓN QUEJÁ?

Según explicó David de León vocero de la Conred, en cuanto a la atención en albergues, hay 1,583 personas que se encuentran en la escuela de la comunidad Santa Elena (cerca de Quejá), pero también hay albergues habilitados en Chicamán, Quiché, por la cercanía.

Agregó que otras personas se refugiaron en Cobán. También hay vecinos que se encuentran con familiares o amigos cercanos.

Varias familias se encuentra en una comunidad cercana. Foto La Hora/Christian Gutiérrez

COMUNIDAD RELATA DIFICULTADES

A través de redes sociales, la comunidad también expresó su situación y han indicado que después de un mes en los albergues, algunos vecinos ya se están instalando en la Comunidad de Chepenal, en cercanías de la zona afectada.

Hasta la fecha hay 47 familias instaladas bajo su propio costo sin ninguna ayuda estatal, únicamente de organizaciones, aunque consideran que la ayuda llegará pronto.

En cuanto a víveres, estos les han sido proporcionados desde diferentes sectores, incluidos migrantes, situación que agradecen por las muestras de solidaridad de los hermanos guatemaltecos y quienes habitan fuera de las fronteras. “Dios los bendiga y los multiplique sus donaciones ya que no es fácil e incluso no solo nosotros sino varias comunidades de la región Norte de este hermoso país”, destacaron.

En Quejá, luego del alud que destruyo varias casas, se estima que quedaron sepultadas por los escombros unas cien personas. Equipos de búsqueda y rescate laboraron por 72 horas en el lugar luego del deslizamiento de tierra, sin embargo, las condiciones inestables y climáticas impidieron continuar.

La tragedia en Quejá provocó el desplazamiento de cientos de personas. Foto La Hora/Christian Gutiérrez
Manuel García
Periodista graduado de la Universidad de San Carlos de Guatemala, reportero para el diario La Hora. Enfocado en desarrollar material periodístico del ámbito político, económico y social del país para brindar una vista objetiva de los acontecimientos que hacen noticia en el ámbito nacional.
Artículo anteriorCorte Suprema de EE. UU. rechaza revocar victoria a Biden
Artículo siguienteContraloría solo reporta Q546 millones en denuncias, sanciones y formulación de cargos