PELÍCULA QUE ES UNA MEZCLA AMBICIOSA DE HECHOS HISTÓRICOS Y FICCIÓN

Timothée Chalamet crece con “The King”

Timothée Chalamet, izquierda, y Joel Edgerton en el estreno de "The King" en el Festival de Cine de Londres en Londres. Foto la hora: Vianney Le Caer/Invision/AP.

Por LINDSEY BAHR
VENECIA, Italia
Agencia (AP)

No hay muchos directores a los que les gustaría que una película necesitara casi siete años para realizarse, pero ese es precisamente el caso con “The King” (“El rey”) de David Michôd.

El largo desarrollo de la historia, los retrasos y los cambios de estudio para su visión conjunta con Joel Edgerton sobre Enrique V tuvieron un dulce final. Para cuando estaban listos para arrancar el proyecto surgió un nuevo y emocionante talento: Timothée Chalamet.

“Fue algo hermosamente fortuito que nos requirió mucho tiempo realizar”, dijo Michôd el mes pasado tras su estreno mundial en el Festival de Cine de Venecia. El director veía a su joven protagonista y reía. Si la película se hubiese hecho cuando Edgerton la escribió, no solo Chalamet no habría estado en su radar, el actor habría tenido 12 años.

“The King” se estrena en cines seleccionados el viernes antes de llegar a Netflix el 1 de noviembre.

La manera en la que Chalamet cruzó su camino con Michôd fue también azarosa. Un amigo le sugirió al director que viera “Call Me By Your Name” pensando que quizá “el chico” en la película sería bueno para el papel de Enrique, el rebelde heredero al trono que se convierte en el rey Enrique V. Michôd fue con un poco de escepticismo, la gente muchas veces le sugiere cosas y la mayoría no sirve para nada, pero al ver al actor en un romance italiano bajo el sol de verano tuvo una revelación.

“ESA es la versión de ‘The King’ que quiero hacer”, dijo. “Me encantó la idea de incorporar al chico de esa película y comenzar ‘The King’ con él y convertirlo en algo más, endurecerlo, y convertirlo casi en un tirano … (Pero) nunca pensé en que elegiría a un joven de 22 años de Nueva York para interpretar a Enrique V”.

Chalamet había hecho películas actuales o del pasado reciente y le gustaba la idea de hacer algo completamente diferente. También adoptó la “alegoría” de Michôd sobre Elio, su personaje en “Call Me By Your Name”, así que accedió a hacer la película días antes de que se enterara de su primera nominación al Oscar por esa película.

La película es una mezcla ambiciosa de hechos históricos y ficción, vagamente inspirada en “Enrique V” y “Enrique IV” de Shakespeare, en las que Enrique (Hal) pasa de sus días de parranda en Eastcheap a sus primeros días como rey de Inglaterra, una posición que nunca quiso y que acepta a regañadientes cuando su tiránico padre Enrique IV (Ben Mendelsohn), muere.

“Pensé, ‘cómo se puede hacer esto de una manera fiel a las obras y fiel a la historia’”, dijo Chalamet. “La gente con estas posiciones de poder solía ser inusitadamente joven”.

El género de “caballos y espadas”, era también era un poco raro para Michôd. Se volvió famoso con la cinta australiana de crimen “Animal Kingdom” (“Reino animal”) y nunca se había sentido atraído a historias fantásticas como “Game of Thrones” (“Juego de tronos”) o “Lord of the Rings” (“El señor de los anillos”).

“No es que lo odie, es que no entiendo cómo debo relacionarme con eso. No es lo mismo, pero incluye temas que son muy similares”, dijo Michôd. “En realidad sabemos tan poco sobre la Edad Media. Tenemos muchos documentales pero no sé cómo sería ser una persona en la Edad Media y esto casi lo convierte en una especie de fantasía. Pero al mismo tiempo esto es lo que lo hace emocionante: ¿cómo hacemos que sea algo que se sienta real?”.

El director y su viejo amigo y colaborador Edgerton, quien también interpreta a un gracioso Falstaff (el compañero de borracheras de Hal), se dispusieron a hacer en la película algo tan realista como fuera posible. Esto implicaba portar armaduras pesadas y sufrir por el calor de Hungría en las dos semanas y media que requirió filmar la batalla de Agincourt.

La intensidad de la guerra fue una nueva experiencia para Chalamet.

“Hay una cosa increíble que pasa”, dijo Chalamet. “A veces con las tomas largas en las películas, en las que se requiere mucha actuación física, desaparece toda la sensación de actuación”.

En otras palabras, la lucha que se ve en pantalla y los ruidos con su respiración que hace al pasar en el lodo con su armadura y una espada son bastante reales. ¿Fue divertido ponerse el vestuario y pelear?

“Verlo era divertido”, dijo Chalamet, riendo.

También tuvo cortarse el pelo con forma de bacinica para asemejarse a los hombres de la época, lo que hizo que los fans de Chalamet se inquietaran cuando comenzó a aparecer en público sin sus famosos rizos.

“David fue inflexible y estaba en lo correcto”, dijo Chalamet. “Se habría sentido como un fraude si no tenía el corte correcto. Suena como algo tonto pero espero que la gente no lo juzgue, se trata de cabello al final de cuentas”.

Michôd bromeó: “Sólo es pelo, pero era importante, parecía muy importante para el personaje y para Timmy como actor tener una transformación, pasar de ser el chico de ‘Call Me By Your Name’ para convertirse en algo más”.