MARIO RETORNÓ AL PAÍS Y AHORA PAGA EXTORSIÓN

Susy, el retrato de miles que huyen de la corrupción y de un Estado cooptado

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

EDGAR GUTIÉRREZ: HUBO UN INTENTO DE ALEJAR AL “ESTADO MAFIOSO”

Hace un año Susy* pensó que volver a Guatemala sería más fácil, luego de permanecer en EE. UU. de manera irregular. Tenía sueños junto a su hijo y quería regresar a ese país de manera legal, pero con la difícil situación de Guatemala sus esperanzas se derrumbaron y la única salida que visualiza es irse nuevamente indocumentada, enfrentando los peligros del viaje, ya que no logró tramitar una visa.

Analistas explicaron a La Hora Voz del Migrante que cuando se habla de las causas que generan migración se habla de varios factores, que se producen cuando existe un término de narcoestado o Estado mafioso, como lo describió el excanciller Edgar Gutiérrez.

Guatemala se prepara para recibir a un nuevo Gobierno en 2020 y la administración que resulte electa lo hará, sin el acompañamiento de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que finalizará su mandato en septiembre próximo, luego que el presidente Jimmy Morales decidiera no extender el acuerdo.

En ese contexto miles de personas han decidido migrar en los últimos meses, el caso de Susy no es la excepción y a ella se suman 211 mil detenciones en la Frontera Sur de Estados Unidos.

En Guatemala la salud de su hijo se complicó y sobrevive de las remesas que su esposo le envía desde Estados Unidos. La guatemalteca no tiene dudas al decir que la corrupción empuja a las personas fuera de sus comunidades, tampoco tiene esperanzas que con las elecciones algo pueda cambiar y más bien cree que en el futuro la situación será peor.

Por su parte, Mario*, vivió una realidad distinta, él fue deportado y volvió a Guatemala junto a su familia a las mismas condiciones de las que escapó en diciembre del año pasado, aunque ahora para trabajar debe pagar extorsión para que sus taxis sigan trabajando en la ciudad capital.
Al igual que Susy, Mario no tiene dudas en señalar que la corrupción sea una de las causas del éxodo que obliga a las familias a abandonar sus comunidades, situación que además cree no cambiará aunque se elija a un nuevo Presidente.

FUTURO NO ES ALENTADOR

En tanto, migrantes guatemaltecos residentes en EE. UU. creen que el futuro no parece nada alentador para Guatemala, ni siquiera ante la cercanía de un nuevo Gobierno, pues aseguran que la salida de la Comisión Internacional Contra la Impunidad de Guatemala (CICIG), solo motivará más migración.

Susy ha sido una fuente frecuente para La Hora Voz del Migrante, cuando fue contactada por primera vez relató las razones que la motivaron a volver a Guatemala, deseaba regresar a EE. UU. pero de manera regular, con una visa que le permitiera visitar a su familia, ya que tenía la ilusión de hacer bien las cosas.

En 2018, luego de evaluarlo junto a su esposo decidió volver junto a su hijo de origen guatemalteco, pero nacido en el extranjero. Durante el vuelo de regreso, la connacional, que es originaria de San Marcos, soñaba con volver pero sin los peligros de la migración irregular.

Sus planes eran estudiar inglés y solicitar una visa, documento que le negaron en dos ocasiones.

Ninguno de sus sueños prosperó y en un año todo lo que esperaba se desmoronó, ahora no ve opciones en el país y considera que su única salida es migrar, porque en los últimos meses los padecimientos de salud de su hijo han sido más frecuentes y han implicado más gastos que solo han sido pagados con las remesas que su padre envía desde Nueva York.

SUSY: TOMAMOS LA DECISIÓN DE MIGRAR POR NUESTRO HIJO

Días antes de realizar la travesía, la guatemalteca conversó nuevamente con La Hora Voz del Migrante y explicó los pormenores del viaje. Según dijo, su hijo se sentía contento de ver nuevamente a su papá, mientras su familia le pide que recapacite, pues el temor los embarga debido a la muerte de menores en la Frontera Sur de EE. UU., ocurridas en los últimos meses en ese país.

“Hemos tomado la decisión más por el nene, porque la verdad que aquí está difícil y el nene se me enferma mucho, se ha gastado mucho y allá él tendría más oportunidades… la salud y educación allá es muy buena”, comentó.

La connacional no duda en decir que el niño estaría mejor en otro país, porque las posibilidades de sobresalir en su comunidad son muy limitadas.

En los últimos meses la familia ha logrado sobrevivir gracias a las remesas que envía el padre del niño, pero afirma que el costo diario es elevado.

“El mismo país lo obliga a irse a uno nuevamente y la necesidad, porque usted sabe que lo que hace falta es la falta de empleo, la educación y mire yo tengo mi sobrina en un lugar, porque vivimos en un área rural, ella está muy atrasada y ella no sabe mucho… y eso en Estados Unidos no pasa”, dijo.

SI NO HUBIERA CORRUPCIÓN LAS PERSONAS NO MIGRARAN

Para la entrevistada, la corrupción tiene parte de la responsabilidad del éxodo de guatemaltecos, porque al robar recursos se les quita a quienes menos tienen.

“Mire cuántos presidentes son corruptos, han robado millones de quetzales y podrían invertir en fuentes de empleo, entonces no habría tanta necesidad que la gente migrara porque si hubiera empleo y un mejor salario, uno no tuviera necesidad de irse a otro país para buscar una vida mejor”, aseguró.

Ella asegura que si no se crean mejores oportunidades para las personas, la migración continuará, puesto que los salarios son muy bajos, “hay una extrema pobreza que da pena”.

Susy emprenderá el camino hacia EE. UU., en los próximos días. Es consciente de los peligros de la migración irregular, ya lo hizo una vez y ahora se arriesgará porque se siente desesperada en San Marcos.

MARIO, VOLVIÓ A GUATEMALA Y AHORA PAGA EXTORSIÓN SEMANAL

El caso de Mario es distinto, viajó hacia EE. UU., solicitó un asilo y estaba en proceso del mismo, sin embargo por no completar los requisitos aceptó una salida voluntaria y retornó al país en un vuelo de deportados en abril pasado.

Mario tenía temor de lo que podía pasar si se quedaba en Guatemala debido a que el año pasado su hija murió en un incidente armado. A pesar del riesgo, regresó junto a su familia.

Tras volver a la misma realidad de la que escapó (ahora paga extorsión semanal a un grupo de pandilleros), explica que el futuro no pinta nada bien para quienes son deportados, ni siquiera con la entrada de un nuevo Gobierno “no se ve una expectativa favorable”, e incluso cree que la migración aumentará.

En los últimos días, comentó que ha conocido a varias personas que piensan que huir es la mejor opción ahora mismo, pues que no hay capacidad en el país para brindar oportunidades y seguridad a quienes deseen sobresalir.

Según explicó Mario, su hijo es una de esas personas que piensa migrar, le piden US$100 mil para el viaje, aunque tiene un empleo aquí, el dinero no le alcanza para suplir las necesidades de sus hijos y su esposa, pero la desesperación asegura es la que motiva a que se tomen estas decisiones.

SIN COMBATE A LA CORRUPCIÓN FONDOS SEGUIRÁN SIN LLEGAR A FAMILIAS

Con el escenario actual, al igual que Susy, Mario cree que la única forma de encontrar una solución para Guatemala es combatir la corrupción.

“Si no se combate la corrupción Guatemala no va salir adelante, porque si así fuera, el dinero va llegar al destino real a las áreas donde se necesita, pero mientras haya esto no se va prosperar”, indicó.

En la actualidad, Mario sigue con su vida, pagando la extorsión semanal, sabe que el peligro existe, pero por ahora es la única salida que tiene.

Susy y Mario viven con peligro, cada uno eligió un camino distinto, pero ambos coinciden y afirman que si el país tuviera mejores oportunidades de empleo y se combatiera la corrupción e impunidad, las cosas podrían mejorar. Para ninguno de los dos Guatemala es un país seguro.

EXFUNCIONARIOS DE EE. UU., DICEN QUE GUATEMALA ESTÁ AL BORDE DE NARCOESTADO

Según una nota reciente de Prensa Libre, ex funcionarios estadounidenses indican que Guatemala está al borde de convertirse en un narcoestado, dado que grupos del crimen organizado han alcanzado a instituciones públicas.

Esa situación, añadida a las condiciones de pobreza que casi llega a un 60 por ciento de la población, falta de oportunidades de empleo, salarios dignos, inseguridad, falta de acceso a servicios, corrupción y otros factores, a decir de analistas y migrantes influye en que guatemaltecos decidan migrar y se enfrenten a un futuro complejo al ser deportados a Guatemala.

EL CRIMEN ORGANIZADO SE HA EXTENDIDO MÁS

Eddie Reyes, desde Melrose Massachusetts, de la asociación Así es Guatemala, comentó que no se ve que surjan proyectos que puedan cambiar la realidad de las comunidades en el interior del país.

La existencia de un Estado corrompido por el crimen organizado, para Reyes, no es algo nuevo, puesto que desde hace varios años esta situación es evidente y todavía más desde la época del Conflicto Armado Interno.

El migrante asegura que, en los últimos gobiernos, la prueba de ello es que funcionarios se involucran en actos ilícitos, “eso siempre ha estado ahí pero ahora es que se ha desenvuelto un poco más porque se ha hecho más común y hasta más gente está en eso”.

Reyes considera que el Estado cooptado por el narcotráfico aún persiste en Guatemala porque los mismos gobiernos han descuidado estos aspectos y por todo lo anterior es que las personas deciden dejar sus comunidades.

“El crimen organizado ahora se ha extendido al grado de que en Guatemala se controla quién viene y quién va a través de estos grupos. Antes esto se controlaba más (por parte del Gobierno)”, dijo.

HAY QUE ESPERAR A QUE CANDIDATOS PRESENTEN PLAN DE INSERCIÓN LABORAL

Para el migrante guatemalteco Fernan Gonzvel, queda esperar a que los dos candidatos a la Presidencia presenten un plan de inserción laboral para que quienes retornan puedan encontrar oportunidades en sus comunidades.

“Vamos a ser positivos, ambos saben que están siendo vigilados por el pueblo y como ejemplo de aceptación tienen a Obrador y Bukele, algo les va mover la conciencia”, indicó.

La creación de conciencia para denunciar actos de corrupción, a decir de Gonzvel, aunque CICIG ya no esté, no puede cambiar, por lo que cree que las denuncias continuarán.

“Guatemala es un narcoestado, ahora bien la gente está despertando como el sol se asoma en la mañana, con su voto consciente a favor de la mayoría, eso hace temblar a los miembros del narcoestado, eso me da optimismo y me hace soñar con una Guatemala mejor, estoy seguro que vienen muchos jóvenes honrados que darán su corazón para un país mejor”, anotó.

MARIO DESDE NASHVILLE: DEPORTADOS SE ENFRENTAN A UN PANORAMA DIFÍCIL

Mario Barrientos, un guatemalteco que vive en Nashville Tennessee, se mostró preocupado por la realidad que tendrán que enfrentar los connacionales que sean deportados o que decidan regresar voluntariamente al país en los próximos meses.

“Encontrarán un país colapsado, donde el Gobierno no ha creado las herramientas necesarias para albergar a todos los habitantes y migrantes deportados. Encontrarán una Guatemala con altos índices de desempleo y por lo mismo les costará encontrar uno que les proporcione los ingresos necesarios para vivir, esta es la situación principal por la que migran a otros países”, explicó.

Sobre el panorama para los migrantes y en general del país, tomando en cuenta a los candidatos que disputarán la segunda vuelta electoral, considera que no habrá avances, aunque espera equivocarse al respecto.

“Analizando sus propuestas -de Sandra Torres y Alejandro Giammattei- y ‘planes de trabajo’ no existen estructuras de trabajo que lleven a Guatemala a la mejora, sólo logro ver que utilizaron un ‘caballito de batalla’ para llegar a la población y también se basaron en el populismo para lograr alcance en sus campañas electorales”, puntualizó.

Para Barrientos, “Guatemala podría estar condenada a cuatro años más de atrasos en todos los niveles estatales y poblacionales, no hay una supraestructura en los candidatos para sacar a nuestro país de la paralización en la que se encuentra”, añadió.

El entrevistado también se refirió a la importancia que tendría la lucha contra la corrupción en el país y lo que representa la salida de la CICIG del país, pues este flagelo es uno de los que más afecta.

Por último, catalogó como lamentable la alerta que se ha encendido sobre la cercanía del Estado guatemalteco con el narcotráfico: “Las instituciones serán invadidas de personas que no irán a proponer soluciones, irán a crear las herramientas para que los narcos tengan el paso libre en tierras guatemaltecas”.

ORTIZ: UN NARCOESTADO INCREMENTA MIGRACIÓN

Lo dicho por los ex funcionarios estadounidenses, a decir del director del área jurídica de la Fundación Libertad y Desarrollo, Edgar Ortiz, representa una alerta importante dado que son figuras que han estado por muchos años involucrados en oficinas de cumplimiento de la ley en ese país.

“El hecho de que estos funcionarios ya tengan una lectura de que Guatemala está al borde de convertirse en un narcoestado también dice mucho de la situación de Guatemala. Segundo lugar pues un narcoestado nos da lo que ya se ha hablado, de tener un Estado fallido”, comentó.

Para Ortiz, esta situación además tiene otras implicaciones porque incide negativamente en indicadores de justicia, educación, salud y otros porque el Estado deja de ser un instrumento de servicio ciudadano y se convierte en uno para el crimen organizado.

Como resultado, según el entrevistado, está el éxodo de guatemaltecos, ya que no existen oportunidades de progreso.

“Si estamos al borde de un narcoestado, el Estado no va funcionar para dar los servicios básicos que vayan a generar esas oportunidades, por eso es que se deteriora la situación e incrementa la migración hacia Estados Unidos”, anotó.

Para el analista, la visión de migrantes de que no existirán avances con el deterioro de la lucha contra la corrupción y el final del acuerdo de la CICIG tiene lógica porque con estas investigaciones se llegaba a grupos de crimen organizado.

“Ahora para Guatemala sin el apoyo de la CICIG es más complicado combatir un flagelo más grande como el narcotráfico”, apuntó.

Estos grupos criminales, para el entrevistado, podrían buscar apoderarse de diferentes instituciones.

HIDALGO: SE GENERA UN CALDO DE CULTIVO QUE GENERA MIGRACIÓN

Finalmente Juan Carlos Hidalgo, analista de políticas públicas sobre América Latina del Centro para la Libertad y Prosperidad Global (Cato) desde Washington, dijo que la observación realizada por ex funcionarios estadounidenses no resulta nueva, pero sí lo es que la misma se haga pública.

“Uno de los grandes retos de Guatemala es la captura de las instituciones por parte del crimen organizado que es de conocimiento público y es la razón por la cual se dio paso a la llegada de la CICIG al país en primera instancia. Así que no es una observación novedosa”, indicó.

En Guatemala, Hidalgo aseveró que hay retos por la captura de instituciones como el Congreso, Organismo Ejecutivo y Judicial por parte de del crimen organizado.

Como consecuencia de un narcoestado, Hidalgo señaló que los Gobiernos que tengan relación con Guatemala tendrán mayor cautela en cualquier programa bilateral ante el grado de compromiso o en el caso de ayuda externa, por lo que valdría la consideración de hasta qué grado se pueden comprometer recursos.

Por lo tanto, el analista destacó que políticas enfocadas en pobreza, o crimen, terminan siendo condicionadas por organizaciones que controlan el aparato estatal.

“Esto por supuesto genera estancamiento económico, pobreza y las condiciones que sirven de caldo de cultivo para la inmigración de los guatemaltecos”, comentó.

*Se utilizaron nombres ficticios para proteger la identidad de los entrevistados.

GUTIÉRREZ: EL PRESIDENTE MORALES HA DADO PASO AL INCREMENTO DEL CRIMEN ORGANIZADO

Al igual que Ortiz, el excanciller Edgar Gutiérrez refirió que los procesos electorales de los últimos años no han logrado resolver crisis, sin embargo desde 2012 los sufragios más bien parecen tener relación con el narcoestado o estado mafioso como otros le llaman, que se puede decir es una etapa crítica porque la línea divisoria entre crimen organizado e instituciones se difumina.

Con lo ocurrido en 2015 con las manifestaciones ciudadanas en la plaza y la acción anticorrupción de CICIG y MP, se desaceleró el camino a un Estado mafioso y hubo un intento de alejar al Estado de esa condición, sin embargo tras el segundo período de Morales, Gutiérrez cree que se retrocedió.

“No estoy diciendo que Jimmy Morales sea el jefe de la mafia, pero sí ha dado paso para la multiplicación del crimen organizado que prácticamente ya está en todo el territorio nacional y que tienen control local y han participado en estas elecciones con relativo éxito sobre todo en zonas de fronteras”, explicó.

Gutiérrez coincide con migrantes, porque las elecciones tampoco han sido una salida a la crisis que pueda contribuir al fortalecimiento institucional que aleje al país del término de estado mafioso.

“Ahora que ha sido prácticamente anulada la CICIG nos quedamos como antes con instituciones todavía débiles, porosas a la corrupción, cooptables por el crimen organizado especialmente aquellas que tienen que ver con seguridad”, dijo.

Frases

“Mire cuántos presidentes son corruptos, han robado millones de quetzales y podrían invertir en fuentes de empleo, entonces no habría tanta necesidad que la gente migrara porque si hubiera empleo y un mejor salario, uno no tuviera necesidad de irse a otro país para buscar una vida mejor”.
SUSY

“Si no se combate la corrupción Guatemala no va salir adelante, porque si así fuera, el dinero va llegar al destino real a las áreas donde se necesita, pero mientras haya esto no se va prosperar”.
MARIO

“Guatemala podría estar condenada a cuatro años más de atrasos en todos los niveles estatales y poblacionales, no hay una supraestructura en los candidatos para sacar a nuestro país de la paralización en la que se encuentra”.
MARIO BARRIENTOS –MIGRANTE-

“El hecho de que estos funcionarios ya tengan una lectura de que Guatemala está al borde de convertirse en un narcoestado también dice mucho de la situación de Guatemala. Segundo lugar pues un narcoestado nos da lo que ya se ha hablado, de tener un Estado fallido”.
EDGAR ORTÍZ –ANALISTA-

“Esto por supuesto genera estancamiento económico, pobreza y las condiciones que sirven de caldo de cultivo para la inmigración de los guatemaltecos”.
JUAN CARLOS HIDALGO –ANALISTA-