Surge contradicción en OJ tras denuncia de jueza Aifán

El vocero de la CSJ, Mario Siekavizza, informó que el equipo tenía fallas, pero un dictamen de la CIT refiere lo contrario. Foto La Hora

POR JOSÉ PABLO DEL ÁGUILA
jaguila@lahora.com.gt

La semana pasada, el Organismo Judicial informó que la segunda parte de la audiencia de primera declaración de José Maynor Palacios Guerra, sindicado en el Caso Construcción y Corrupción, no se grabó por fallas en el equipo de audio. Sin embargo, un dictamen del Centro de Informática y Telecomunicaciones (CIT) establece que el equipo funciona perfectamente y no tiene fallas mecánicas.

La jueza Aifán interpuso una denuncia en el Ministerio Público (MP) debido a que, el pasado 21 de diciembre, cuando fue la primera declaración de Palacios Guerra, no se grabó la segunda parte de la audiencia, por lo que no existe constancia en audio del momento en que el sindicado es ligado a proceso y enviado a prisión preventiva.

A la jueza le generó sospechas el hecho que, para esa audiencia, se le designó a un técnico que no había laborado en su juzgado y coincidentemente ese día no se grabó el audio.

La falta de audio le generó problemas a Aifán ya que, posteriormente, la defensa interpuso una exhibición personal argumentando que la jueza tenía detenido ilegalmente a Palacios Guerra porque no constaba en audio que fue ligado a proceso y enviado a prisión preventiva.

La exhibición personal fue declarada sin lugar por parte de la Sala de Apelaciones ya que el Juzgado transcribió lo acontecido en la audiencia.

CONTRADICCIONES

La semana pasada, al consultarle al vocero de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Mario Siekavizza, por qué no se grabó la segunda parte de la audiencia, informó que el equipo de audio tenía fallas y que eso se detectó con posterioridad.

Sin embargo, existe un dictamen del CIT del 4 de enero que establece que se realizó una verificación del equipo y no presentó ninguna falla.

“Se pudieron percatar que el equipo tenía falla y de esa cuenta es que no grabó como debería”, dijo Siekavizza el pasado viernes.

Pero el dictamen del CIT indica lo contrario: “No se encontró ninguna grabación correspondiente a la segunda parte de la audiencia. Se hicieron pruebas de funcionalidad y grabación del equipo de audio, verificando que el equipo funciona perfectamente”.

El vocero fue reconsultado y reconoció la existencia del dictamen del CIT.

“Con fecha 21 de diciembre de 2018, el equipo de audio de la sala número 7, en teoría, presenta algunas fallas, pero el CIT, al hacer la verificación (…) del equipo de audio, ellos se percatan de que el quipo funciona perfectamente, que desconocen cuál fue el error que pudo haber generado la no grabación de la segunda parte de audiencia”, dijo Siekavizza.

El portavoz dijo que, posiblemente, el técnico no estuvo atento y no se percató que no se estaba grabando la audiencia.

SEGURIDAD NO DIO GRABACIONES

La jueza Aifán solicitó el 2 de enero a Roberto Mota Bonilla, director de Seguridad Institucional, que de manera urgente resguardara la grabación de los videos de las cámaras de seguridad del 21 de diciembre a partir de las 8:30 a las 18:30 para saber qué había acontecido en la audiencia.

Sin embargo, el 9 de enero, Mota Bonilla le respondió que el agente que se encontraba en el Circuito Cerrado de Televisión verificó las cámaras, pero ya no existía respaldo digital de la grabación debido al tiempo transcurrido y el poco espacio de almacenamiento. En otros recintos, como en las instalaciones de este vespertino, las grabaciones de las cámaras de seguridad se guardan por al menos 15 días.