Un centro de vacunación en Lyon, Francia. Foto La Hora/AP/Laurent Cipriani.

PARÍS
Agencia AP

Una región en el sureste de Francia agrega encierros diurnos durante el fin de semana a un toque de queda nocturno que está implementado para frenar la propagación del coronavirus.

La región de Alpes Marítimos, que incluye las ciudades de Niza, Cannes y otros atractivos lugares mediterráneos, es la primera región en extender las restricciones al toque de queda de las 6 de la noche a las 6 de la mañana, los siete días de la semana, implementado a nivel nacional desde enero.

Por lo menos los próximos dos fines de semana, los habitantes de la región Alpes Marítimos sólo podrán salir de sus casas a comprar alimentos, acudir a citas médicas, pasear a mascotas o hacer una hora de ejercicio durante el día antes del toque de queda.

Las medidas, anunciadas el lunes por el principal funcionario de la región, aplican a los pueblos costeros de los Alpes Marítimos donde vive el 90% de la población.

El prefecto Bernard González dijo que la región tiene la tasa de infección más alta en Francia, con casi 600 casos de virus por 100.000 habitantes. Agregó que las alas hospitalarias están a punto de abrumarse y la situación es «muy preocupante».

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión. Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorLa OMS lamenta la muerte del embajador italiano en RDC en ataque contra un convoy de la ONU
Artículo siguienteLos Veintisiete acuerdan preparar más sanciones contra Rusia por el caso de Navalny