EUROCOPA 2016

Suiza sufre pero se impone por la mínima a Albania

Switzerland's Fabian Schaer, right, celebrates with teammates after scoring his side's first goal during the Euro 2016 Group A soccer match between Albania and Switzerland, at the Bollaert stadium in Lens, France, Saturday, June 11, 2016. (AP Photo/Frank Augstein)

Lens, Francia
DPA

La selección de Suiza venció hoy a Albania por 1-0 en el Grupo A de la Eurocopa de fútbol disputado en el Stade Bollaert-Delelis en lens con un gol de Schär.

Suiza, que se benefició de la expulsión a los 36 minutos del capitán albano Lorkic Cana por doble amonestación, comparte la cima del grupo con Francia, que el viernes ganó en la apertura 2-1 a Rumania.

El miércoles, los helvéticos jugarán ante Rumania, en París, y la anfitriona Francia chocará con Albania, en Marsella.

Sin brillar, Suiza capitalizó los errores rivales y se llevó una mínima victoria de Lens.

Los jugadores albanos fallaron al planteo conservador del italiano Gianni De Biasi. Con tres errores evitables en la primera parte, se complico a sí misma.

Con apenas cinco minutos en el partido, el portero Borisha falló groseramente en su salida a pescar un centro desde la derecha y la cabeza del defensa Schär llegó primero para marcar el 1-0.

Luego, en un lapso de 13 minutos, el capitán Cana recibió dos tarjetas amarillas que dejaron a su equipo con un jugador menos.

A los 23, fue amonestado por una patada desmedida e innecesaria a Dzemaili en el mediocampo, que fue escenario de ríspidas batallas que el árbitro español Carlos Velasco Carballo manejó a criterio.

A los 36, Cana vio la segunda amarilla. Forcejeando con Soferovic como último hombre, perdió estabilidad y estiró una mano para frenar el balón. Fue justo fuera del área (el tiro libre de Dzemaili dio en el poste), pero igualmente mereció la amarilla y la expulsión.

En total, Velasco Carballo penó la fricción con sies amarillas y una roja entre ambos equipos.

Sin mostrar mucho, Suiza utilizó bien los desbordes de Rodríguez por la izquierda y controló el mediocampo con Behrami y Granit Xhaka, que se enfrentó a su hermano Taulant, también nacido en Basilea pero vestido de rojo para Albania en Lens.

Fue la primera vez en una Eurocopa que dos hermanos se enfrentaron entre sí en el campo.

Albania, que hizo su debut en un torneo mayor, tuvo una ocasión muy clara de marcar -aún con 11 jugadores-, cuando Sadiku desperdició un claro un mano a mano ante Sommer.

El entrenador De Biasi lamentó con airados gestos desde el banco de suplentes el malogrado remate a los pies del portero Suizo.

Con un jugador más, Suiza no se desvivió por cerrar el partido desde el marcador. Controló los tiempos sin avanzar demasiado en el campo (dominó la posesión 56% a 44%) y apenas tuvo dos ocasiones más para volver a marcar.

Soerovic no pudo aprovechar los riesgos del disminuido rival y se marchó sin gritar. Falló dos mano a mano frontales ante Borisha, que tras su yerro inicial salvó a Albania de conceder más goles.

Pero la ineficacia sería otro error más que privaría a Albania de sumar. Sobre el final del encuentro, a los 88, Gashi recibió habilitado y quedó frente a Sommer, pero su zurdazo fue al cuerpo del portero para pesadilla de De Biasi.

Con poco, Suiza hizo sus deberes y buscará luchar el liderazgo del grupo con Francia. Albania pecó de debutante, pero al ser 16 -sobre 24- las seleccionados que avanzan de fase, aún puede soñar.